1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 out of 5)
Cargando…

El mar rojo de Aqaba

Facebook
Twitter
Pinterest
Tumblr
WhatsApp

La delgada línea que separa dos grandes continentes; la franja que inició la religión con más adeptos; un lugar de la geografía que tiene un lugar en la historia. Sin embargo, el nombre enuncia una mentira, ya que no es de color rojo, sino azul, como el mar. El lugar del que os hablamos, no es otro que el mar rojo de Aqaba.

El mar rojo

Ocho son los países que comparten estas aguas, entre ellos Jordania. Cuando piensas en este país, Petra en seguida te invade, el desierto te inunda los pensamientos y su cálida arena deshidratada te seca la boca de la imaginación. Probablemente no pienses en el golfo de Aqaba, probablemente no creas que haya una pequeña parte de este árido país bañado por un mar tan alegórico. Probablemente te quedes atónito al descubrir este rincón, este mar que supuestamente debía ser rojo.

Camello

En nuestra ruta por tierras jordanas, Aqaba fue una de las paradas para disfrutar, no del sol castigador del desierto sino del sol marino. Una agradable brisa, aquí el clima siempre se mantiene cálido, recorre toda la costa y te invita a realizar todo tipo de actividades acuáticas. Desde simplemente acudir a la playa a relajarte entre baño de sol y baño de agua, hasta pasar el día en un club de playa donde tendrás la posibilidad de disfrutar de innumerables servicios.

El agua es cálida, transparente y todo invita a sumergirte en sus profundidades para descubrir porqué éste es el mar rojo, porqué los numerosos corales y los peces que habitan entre sus huecos juegan al escondite entre sus tonos rojizos. Este es uno de los lugares más increíbles para iniciarse en el buceo, o en el snorkel, existe un barco hundido que crea uno de los escenarios más espectaculares para la realización de esta actividad.

Además, Aqaba es un bullicio caótico de vida, un lugar genial para explorar la cultura jordana, para tomar una cachimba con tus amigos, pasear por la calle principal al atardecer y escoger un buen restaurante donde disfrutar de una tradicional cena jordana, como el popular Papaya, una gastronomía que -por otro lado- te sorprenderá.

Existe una amplia oferta hotelera, tanto en el centro de Aqaba, como a lo largo de la costa a unos pocos kilómetros del centro de la ciudad. No sólo hay hoteles lujosos, de 4 y 5 estrellas, sino también hoteles más modestos, aunque más alejados del centro. Sin embargo, dependerá de las actividades que quieras realizar la elección del mejor alojamiento para tus necesidades.

En nuestro caso, escogimos un hotel modesto cerca de la estación de autobuses local, de dónde vinimos desde Wadi Rum, ya que queríamos disfrutar tanto de la ciudad, para pasear por sus estrechas calles y visitar alguna de sus partes más históricas, como de la playa. Para ello contratamos a un taxista que nos llevó a la parte más costera y además nos enseñó una de las mezquitas más bonitas y modernas de la zona.

En definitiva, en Aqaba puedes realizar turismo de playa, cultural, gastronómico, de aventura… y para todos los bolsillos.

Seguros IATI

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 out of 5)
Cargando…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *