1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Aún Sin Valorar)
Cargando…
la palma con sabor

La Palma, ese puntito en el mar con forma de corazón

Facebook
Twitter
Pinterest
Tumblr
WhatsApp

“Ese puntito en el mar con forma de corazón…” así es como La Palma se ve desde el espacio, la grandeza del Océano Atlántico la mantiene rodeada, casi aislada a ojos de los peninsulares, pero es eso precisamente lo que hace que La Palma tenga un sabor tan único.

¿Por qué no tratar de transmitir lo que La Palma hizo con mi corazón a través de diferentes sabores? Pongamos que La Palma es degustable, que en cierto modo lo es… La Palma con Sabor

El Albacora es la imagen de La Palma
El Albacora es la imagen de La Palma

¿A qué sabe La Palma?

La Palma es salada, se llena de risas que el eco en el Teneguía potencia como si quisiera hacer llegar ese sonido para decirte que La Palma te está esperando.

La Palma es dulce, repleta de abrazos y miradas cómplices que te harán entender por qué la geografía quiso que la isla tuviera forma de corazón.

Miel de La Palma

La Palma es amarga, cuando te despides de ella, cuando dejas atrás desde la ventanilla de tu avión de hélices esa gran montaña verde de playas negras.

La Palma es ácida, en compañía de unos mojitos de Ron Aldea y lima verde, unido a ese acento palmero y a esa dulzura de la caña de azúcar.

La Palma es picante, o tiene el mismo efecto, te inunda de lágrimas los ojos y te hincha los labios de deseo por ella. 

Momentos para saborear

Presencia un atardecer en Las Salinas de Fuencaliente, suelta tu pelo y déjalo ondear al viento, cierra los ojos y capta el sonido de la fuerza del mar encontrándose abruptamente con la roca volcánica, agudiza tu sentido del gusto y deja que te inunde el sabor salado que los alisios acercan a tu boca, abraza esa sensación salvaje mientras sólo estáis tú y el poderoso astro naranja recorriéndote de la cabeza a los pies, contrarrestando con su calidez el efecto frío de la brisa marina. Inspira el fuerte olor a sal y expúlsalo junto a tus temores, haz que éste sea un momento para saborear.

Salinas de Fuencaliente
Salinas de Fuencaliente

Asómate desde el balcón natural a la poderosa naturaleza de Taburiente, que los rayos UV te recuerden el porqué de su nombre, que tu mirada cobijada bajo la sombra de tu mano se dirija hacia sus murallas de más de 2,5 km de altura mientras intenta divisar el observatorio del Roque de los Muchachos y alcanzar, por la noche, las perlas blancas que inundan el mar negro del cielo.

Caldera de Taburiente
Caldera de Taburiente

Camina entre riachuelos que son promesa de una gran cascada unos metros más allá… en el Bosque de Los Tilos esta vez tu mirada estará protegida por entre las sombras que las grandes paredes de roca, inundadas de una húmeda vegetación, protegen de la luz. Acaricia con tus dedos el musgo que nace de esa humedad, siente la naturaleza de la Palma en la palma de tu mano.

Bosque de Los Tilos
Bosque de Los Tilos

Prueba, descubre y maravíllate con los nuevos sabores que el Gofio te revelará, con las combinaciones que nunca creíste que funcionarían, léase Plátano con Mojo Picón, o refréscate con el dulce Guarapo (el zumo de la caña de azúcar), aprende que tus facciones tenían nuevos registros al entender que tus papilas gustativas, básicamente, estaban de vacaciones antes de venir a La Palma. 

Queso D.O. La Palma
Queso D.O. La Palma

Capítulo aparte merecen los quesos con propia D.O. La Palma, como Luna de Awara, elaborados con menos de 8.000 ejemplares de cabras palmeras para toda la producción de este queso. Degusta los vinos que surgen del cariño a la tierra como los de la pequeña y familiar Bodega Matias i Torres cuidados como si se trataran de productos únicos, y es que en efecto es así; o cata todas las variedades de plátanos que puedas imaginar, visitando además a un gran comunicador, en el Platanológico, y es que La Palma no se entiende sin este producto.

Platanologico

Pero no adelantemos acontecimientos, a La Palma se viene principalmente a sentir los alisios, a entender qué es el efecto Foehn o románticamente hablando “mar de nubes”, a comprender que los volcanes no fueron cosa del pasado, que es algo vivo y muy presente aquí; también a buscar ese pequeño punto en el cielo que se llama Júpiter, sí, aquí en La Palma puedes mirar al universo con tus propios ojos, y también te lo puedes comer en un menú degustación de El Jardín de la Sal

Pero sobretodo, cuando vengas a La Palma, sabrás que hay otra forma de entender la vida, las raíces, la herencia del pasado, cuando sientas el brillo en las miradas de los ancianos y la vida que emana de ellos, como la de la repostera Doña Quiteria, el alma de La Palma, entonces entenderás porqué los jóvenes palmeros que fueron a buscarse un futuro a la península, vuelven, sin embargo, a “ese puntito en el mar con forma de corazón…” 

Equipo #LaPalmaconSabor
Equipo #LaPalmaconSabor

Este artículo está dedicado, dentro del marco del evento #LaPalmaconSabor, a todos aquellos que me acompañaron en un viaje con conexiones singulares, que me hizo sentir La Palma como mi isla y a mi compañeros los convirtió en personas muy especiales. Próximamente “Conexión La Palma” 🙂 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Aún Sin Valorar)
Cargando…

8 comentarios en “La Palma, ese puntito en el mar con forma de corazón”

  1. Aiii jodida, casi lloro. Estoy en la ofi y me he hecho la fuerte pero…

    Qué bien has narrado todo lo que vivimos y cómo nos ha afectado La Palma a nuestro corazoncito.

    Conexión #LaPalmaconSabor forever

    Un beso enorme

    1. 365sabadosviajando

      Gracias Marta! jajaja jolín me haces reír hasta en los comentarios tía!! y eso que hablamos de lloros!

      Yo también os echo de menos, pero siempre estaremos conectados, no? 🙂

      Un beso guapísima!

  2. ¡Qué bonito Vir! Me has tocado el corazoncito.

    Un placer haber podio compartir esta experiencia contigo.

    Me dejas con la miel en los labios y deseando leer Conexión La Palma 🙂

    ¡Un beso!

    1. 365sabadosviajando

      Hola Patri! Es que por algo la isla tiene forma de corazón, no? Había que contarlo chica jeje

      Conexión La Palma promete, al menos en mi cabeza!

      Yo también me alegro un montón de haber compartido esta super experiencia con todos vosotros!

      Un beso grande!

    1. 365sabadosviajando

      Ay… La Palma… qué hizo con nosotros eh…. y eso que fueron pocos días, sino no podemos ni volvernos, verdad? Gracias por tus bonitas palabras Nat!

      Besazo!

      PD: Te espero en Andorra!!! please!! 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *