1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Aún Sin Valorar)
Cargando…

Etapa 2: Costa suroeste de Islandia (De Selfoss a Vik)

Facebook
Twitter
Pinterest
Tumblr
WhatsApp

Durante la segunda etapa de nuestro viaje por Islandia en 10 días recorrimos alrededor de 180 kilómetros. La mayor parte de ellos por la Ring Road, aunque también cogimos algunas carreteras secundarias. Nos centramos hoy en la parte suroeste de la isla donde encontraremos grandes cascadas y lugares muy curiosos.

Qué ver en la costa suroeste de Islandia

Tras haber visitado el Círculo Dorado en la etapa anterior, hoy podremos visitar dos de las cascadas más conocidas de Islandia. Además, realizaremos nuestra primera excursión a pie, en busca de un fuselaje de avión. Más adelante os contaremos la historia del accidente de este avión en un paraje deshabitado del país, aunque eso no es algo difícil.

En resumen, de esta etapa lo que más destaca es el paisaje costero y las cascadas que encontramos a su paso. A continuación, encontraréis todos los puntos en los que hicimos parada durante la segunda etapa de nuestro viaje a Islandia en invierno.

granja de keldur
Panorámica de la granja medieval de Keldur

Aldea de Keldur

Desde la Ring Road hay un desvío de un par de kilómetros, por una carretera secundaria, que os llevará hasta Keldur. En esta pequeña aldea podréis visitar, sólo en verano el interior, las granjas medievales con los típicos tejados de turba. El paisaje es realmente bonito, además veréis una iglesia con su pequeño cementerio, todo muy bucólico. Esta pequeña aldea es conocida también porque aparece en las Sagas islandesas.

Cascada Seljalandsfoss

Puede que esta sea una de las cascadas más curiosas de Islandia. Se puede visitar por delante y por detrás. La cascada Seljalandsfoss mide aproximadamente 60 metros y, si la visitas en verano, puedes recorrer alguno de los senderos que te permitirán verla desde arriba. En invierno, con lluvias o nieve, es demasiado peligroso.

Cascada Seljalandsfoss por detrás
Vista de la cascada Seljalandsfoss desde atrás

Como decíamos, se puede visitar por detrás, hay un pequeño sendero aunque es bastante resbaladizo. Lo que os aconsejamos es que os pongáis un chubasquero. Es seguro que os vais a empapar si emprendéis ese sendero -que os recomendamos- por detrás de la cascada.

Cascada Gljufrabui

A unos 500 metros de la cascada Seljalandsfoss, encontraréis esta otra cascada, menos espectacular y menos visitada, aunque más interesante. Esta es la cascada escondida de Islandia porque no se puede ver a simple vista. Se encuentra en el interior de una cámara rocosa detrás del acantilado Franskanef.

La cascada mide bastante, 40 metros de altura. También se puede ver desde arriba, aunque el camino es algo peligroso y sólo apto para excursionistas experimentados. Para verla desde abajo, la podemos observar desde la ranura, y de ese modo verla sólo parcialmente. Existe la opción de cruzar el pequeño río que se forma y colarse por la apertura, eso sí… te empaparás.

Cascada Skogafoss

La cascada Skogafoss es otra de las grandes cascadas de Islandia. Es muy difícil escoger cuál es la mejor cascada de Islandai. Por eso no lo vamos a hacer, pero sí os podemos decir que esta es preciosa. Esta cascada mide también 60 metros de altura, como la de Seljalandsfoss, y 25 de ancho, lo que la hace impresionante.

Una de sus características más especiales es que se puede ver un arco iris permanente siempre en días soleados. Esto se produce debido a la cantidad de espuma que, constantemente, hay en la base de la cascada. Es aquí donde nos hicimos la foto más bonita de todo el viaje, la que os mostramos a continuación.

Hay dos posibles perspectivas desde donde admirar la preciosa cascada de Skogafoss, un mirador desde arriba y otro desde abajo. Para acceder al mirador de arriba tienes que subir unas largas escaleras, pero la recompensa es absoluta. La paz que se respira a más de 60 metros de altura y ver cómo el agua cae en picado hasta abajo, los pájaros sobrevolando el filo… sin palabras.

En cambio, desde abajo, sentirás la cascada en tu piel, y podrás prácticamente tocar ese arco iris permanente que te regala el duende escondido que hay detrás de la cascada de Skogafoss. En Islandia las leyendas y los personajes fantásticos existen.

Avión abandonado DC-3

En 1973 un avión se estrelló en la playa de Sólheimasandur, sin tener que lamentar ninguna pérdida. Hoy, aun podemos llegar hasta el punto exacto y observar lo que queda del fuselaje de este avión. Es algo muy curioso de ver, quizás más que curioso, el adjetivo sería único…

Actualmente sólo se puede acceder a pie, aunque podemos aparcar el vehículo en un aparcamiento gratuito justo a la entrada del camino a pie. Tardaremos unos 45 minutos por trayecto, en total una hora y media entre ida y vuelta. El camino es llano, aunque suele hacer mucho viendo, así que es conveniente que os abriguéis.

Cuando llegas a la playa donde se encuentra el avión, es un paisaje totalmente surrealista, y más bien parece un escenario de película que algo real. Veréis que hay gente que sube a las alas o incluso a la parte de arriba del avión, las fotografías que haréis os parecerán como un sueño.

Para llegar hasta aquí, no hay pérdida, dado que el aparcamiento que os comentamos se encuentra en la Ring Road. Si queréis aseguraros el tiro, nuestros amigos Lowcosteros os cuentan en este post cómo llegar al punto exacto del avión abandonado de Islandia.

Mirador de Dyrholaey

Durante la segunda etapa de nuestro viaje por Islandia en invierno, uno de los puntos que visitamos es un magnífico mirador. Situado en un acantilado de la costa sur de Islandia, proporciona unas increíbles vistas de toda la costa. Entre ellas, varias formaciones rocosas interesantes, como el arco de Dyrholaey.

Sólo tenéis que tomar un desvío por la carretera 218 de unos pocos kilómetros, perfectamente indicado. A 10 kilómetros al oeste de Vik, encontraréis el lugar. Como siempre, abrigaos dado que los fuertes vientos traen algo de frío.

Playa Reynisfjara y las columnas de basalto

Esta playa es conocida, sobretodo, por las columnas de basalto que se encuentran aquí, es una playa de arena negra. A través de la carretera 215 y tras 5 kilómetros llegaréis a la playa Reynisfjara. Esta formación de columnas basálticas, parecen un órgano de iglesia. Es relativamente fácil encaramarse a alguno de sus salientes para hacerte alguna curiosa fotografía.

Alojamiento en el sur de Islandia

La noche de hoy la pasamos en Vík, que pasa sin pena ni gloria, por lo menos durante el invierno. Esta es una pequeña ciudad de la costa sur de Islandia y en verano todos los alojamientos se llenan, puesto que es un lugar fácil donde terminar el itinerario diario.

Alojamiento en Vik

Aunque es un gran centro logístico y turístico, en invierno no todos los hoteles, guesthouses y hostels estaban abiertos. En nuestro caso, escogimos un hostel, a medio camino de guesthouse. Ubicado en la entrada de la ciudad, no os lo vamos a recomendar ya que fue el peor alojamiento, de lejos, que encontramos en Islandia.

Si vais a viajar a Islandia en temporada alta, os aconsejamos que el sur sea vuestra prioridad a la hora de reservar alojamiento. Hacedlo con mucha antelación.

No olvides lo importante que es viajar siempre asegurado, sobretodo en países donde los costes médicos son prohibitivos. En la imagen de más abajo puedes comprar tu Seguro de Viajes con un 5% de descuento, puedes ahorrarte mucho dinero si eres previsor.

Seguros IATI

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Aún Sin Valorar)
Cargando…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *