1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Aún Sin Valorar)
Cargando…
ruta por waterlands en Holanda

Ruta por la zona Waterland de Holanda: Edam y Volendam

Facebook
Twitter
Pinterest
Tumblr
WhatsApp

Si visitáis Amsterdam, tenéis que reservaros un día para ir a ver, al menos, los pueblos de Edam y Volendam, a tan sólo 20 kilómetros de la capital, lo que se conoce como la Ruta Waterland Holanda. Es una excursión de un día con mucha tranquilidad en la que tendréis una visión completamente distinta a la de la gran urbe. En nuestro caso disfrutamos más de estos dos pueblecitos que de Amsterdam, unos pueblos con un encanto rural y más tradicional a lo que es hoy en día Amsterdam.

Excursión de un día desde Amsterdam: Zona de Waterland

Mucha gente añade a esta excursión el pueblo de Marken, nosotros no lo hicimos porque hay que viajar en Ferry desde Volendam, añadiendo una cantidad extra de dinero. También existe un autobús, pero por tiempo ya no quisimos arriesgarnos, ese día salía ya nuestro vuelo de vuelta a Barcelona, bien entrada la tarde.

qué ver en edam y volendam

Cómo llegar a Edam y Volendam desde Amsterdam

Lo más común es que si viajáis a Amsterdam no alquiléis un vehículo, a lo mejor sí una bicicleta, aunque lo que con más frecuencia utilizaréis será el transporte público. En este caso, para visitar Edam y Volendam lo haremos en autobús, aunque también hay otras maneras.

En transporte público

Existe un billete combinado, por un precio de 10 Euros por persona que te permite viajar durante todo el día en los autobuses que llevan a los pueblos cercanos de la capital. Hay varias rutas que podéis chequear en su página web Go Dutch. Es una manera muy recomendable para viajar a estos pueblos cercanos, ya que el paisaje acompaña durante todo el recorrido, y además estos autobuses disponen de acceso gratuito a su red de WiFi.

Dónde coger el autobús hacia Edam

Go Dutch

Podéis coger el autobús en la Estación central de Amsterdam, en el piso superior, una vez allí -preguntando- encontraréis una oficina donde adquirir el pase para todo el día, en principio el conductor no lo vende, pero fue tan amable que nos esperó, tenéis que fijaros en la frecuencia de estos autobuses, ya que suele ser de una media hora. En este caso el número de autobús era el 314, pero podría haber cambiado desde que nosotros estuvimos, así que no olvidéis aseguraros.

En bicicleta

Ya sabéis, Holanda es el país por excelencia para ir sobre dos ruedas sin motor, está todo preparado para utilizar este medio de transporte, los conductores están muy concienciados y el país es absolutamente plano, así que no requiere de un gran esfuerzo si ese es el problema. El único percance que podríais tener y que fue el aspecto principal por el que nosotros nos decidimos por el autobús es… la lluvia, la maldita lluvia. Por supuesto si vas bien equipado no debería suponer más problema, no era nuestro caso. Desde Amsterdam ciudad hasta Edam hay 22 kilómetros.

En coche

Esta es la opción más confortable si estás realizando una ruta con este medio de transporte por el país. Si sólo has ido a pasar unos días a Amsterdam, os recomendamos fervientemente las otras dos opciones. Siempre hay una gran ventaja cuando llevamos nuestro propio medio de transporte, y es la de poder para cuando se te antoje para tomar las fotografías que vas viendo por el camino… pero esta ventaja también te la da la bicicleta.

Desde Edam hasta Volendam o viceversa y de vuelta a Amsterdam

Simplemente tendremos que fijarnos en las paradas desde las que parte el autobús. Es muy sencillo, nosotros nos bajamos primero en Edam, visitamos el pueblo por la mañana. Volvimos a la parada donde nos habíamos bajado, allí esperamos de nuevo al autobús que nos llevaría dirección Volendam, y ya de vuelta a Amsterdam, la misma operación.

Puerto Volendam

No tengáis miedo a preguntar, normalmente la gente os responderá en inglés y con una sonrisa en la cara.

Qué ver en Edam

Todos sabemos de Edam por su queso, y es que en este caso ha sido el queso el que ha dado fama a esta pequeña ciudad de las afueras de Amsterdam. Sin embargo, durante la Edad Media tuvo una gran importancia, de hecho en verano cada miércoles desde las 10:30 de la mañana hasta las 12:30 se celebran recreaciones históricas de este mercado tradicional de quesos.

Pero, si como a nosotros, no os viene bien ir el miércoles, podréis disfrutar igualmente de este particular rincón del norte de Europa. La mejor manera de visitarla es en bicicleta, una vez más a nosotros la lluvia nos lo puso difícil, pero si no os ataca este malvado factor meteorológico os lo recomendamos.

puente Edam

Pasaréis por puentes encantadores, unos pequeños y otros más grandes, unos modernos y otros más tradicionales, que por cierto tuvimos la suerte de estar presentes mientras levantaban uno de estos puentes colgantes que atraviesan el canal principal de Edam para dar paso a una pequeña embarcación. Es todo un arte y muy curioso de observar, pero hay que estar en el momento y lugar oportunos.

Lo mejor para disfrutar de Edam en esta ruta Waterland Holanda es pasear sin rumbo fijo, atravesaréis canales, observaréis fachadas históricas y muchísimas tiendas de queso y productos tradicionales, también hay una gran número de cafés donde relajarse en sus terrazas, si el tiempo lo permite. En un extremo del pueblo encontraréis una iglesia con un pequeño cementerio en la parte de atrás. Muy típico de la imagen que a veces nos hemos creado de esta cultura en la época medieval.

Qué ver en Volendam

Cuando lleguéis a Volendam dirigíos al paseo marítimo, allí encontraréis la imagen más pintoresca de un pueblo de las Waterlands, todas las casas con sus fachadas de cuento de hadas mirando a ese mar bravío que hizo sobrevivir a este pueblo de pescadores.

En el mismo paseo podréis observar la veneración que se tiene aquí por lo tradicional, repartidas por el paseo justo frente al mar hay una serie de representaciones en forma de estatua de las gentes que habitaron aquí durante la época en la que lo artesanal suponía el sustento de la vida. Pescadores con sus cestas repletas de arenques, mujeres ataviadas con sus trajes regionales y escenas cotidianas.

Si os gusta mucho fotografiaros con los trajes locales aquí tendréis ocasión, ya que hay una gran oferta de tiendas de fotografía donde se prestarán a inmortalizaros vestidos de holandeses.

arenques

Y por supuesto, también tendréis el momento para degustar el famoso arenque, ya que hay tiendas repartidas por todo el paseo en las que venden comida local de este tipo ya preparada, en bocadillos o sin.

Seguros IATI

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Aún Sin Valorar)
Cargando…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *