1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Aún Sin Valorar)
Cargando…

Trekking en las montañas de Sapa

Facebook
Twitter
Pinterest
Tumblr
WhatsApp

Ir o no ir a Sa Pa, esa era la cuestión, después de tantos “Sleeping Bus”, esas cajoneras algo incómodas aunque ligeramente mejores que un modesto asiento de autobús, esos azafatos tan simpáticos que simplemente no parecen vietnamitas, la cara agria, la voz enfadada y unos aires autoritarios que hacen que esta manera tan fácil de recorrer Vietnam no tenga muy buena reputación, hacen que uno se plantee seriamente viajar a Sa Pa. Sin embargo, tantas recomendaciones acerca de este lugar nos han convencido a pasar una vez más, ésta ya la última, por el trance del autobús nocturno vietnamita. Así que tras pasar la noche como podemos por una carretera bastante serpenteante llegamos a Sa Pa.

Lo que encontramos allí merece muchos más adjetivos de los que nos han contado. Sa Pa, allá en las montañas, es sin duda donde cualquier ente supremo en el que creas decidió jugar con el verde, las distintas tonalidades que hay aquí no las hay en ningún otro lugar que hayamos visto, y ojo… el verde es en Asia el color predominante pero aquí… no hay palabras. Sa Pa se encuentra en lo alto de la montaña, a 1600 metros de altitud y donde viven los diferentes grupos étnicos como los Hmong, los Dao y los Tay, y es un mundo distinto, aquí ya uno puede vislumbrar lo que será China.

El día de nuestra llegada, apenas habiendo dormido, con un cansancio tremendo, pero con ganas de empezar a ver los alrededores, nos ponemos en marcha en un primer trekking de medio día, hacia un lugar cercano, la aldea de Cat Cat. El recorrido es todo bajada hasta llegar a la entrada en la que tendrás que abonar unos cuantos dongs, y la parte más bonita de este trekking es, sin duda, pasear por la aldea bajando sus escaleras, viendo cómo la gente vive y trabaja, cómo son sus casas y las vistas que no te dejan en un solo momento. Al terminar el pueblo nos encontramos con una presa que da lugar a una bonita cascada, un lugar perfecto para descansar y prepararse para la ardua subida. Antes de emprender nuestro regreso, tenemos la oportunidad de asistir a un pequeño espectáculo en el que nos muestran una serie de danzas tradicionales de estos grupos étnicos, visualmente muy atractivas.

Valle Sa Pa

El día siguiente el espectáculo está servido, cada mañana en las salidas de los hoteles, decenas de mujeres de la etnia Hmong esperan, impacientes, a los turistas para acompañarlos durante todo el camino hacia sus poblados. Ellas, amables, te dan conversación, te ayudan en los tramos más difíciles, dejan que las fotografíes sin ningún problema, te sonríen, te hacen creer que son tus amigas… pero todo tiene un precio en esta vida, y cuando llega el momento de la despedida te instan a que les compres algún souvenir, más que eso, te chantajean emocionalmente para que lo hagas.

De todas maneras, no es un alto precio a pagar por varias horas de grata compañía que, aunque ficticia, es una experiencia curiosa y, con algo de suerte, una de estas mujeres sabe algo de inglés y puedes llegar a conocer parte de su día a día; como que caminan cada día un par de horas al amanecer para llegar hasta tu hotel, simplemente con la esperanza de encontrar algún extranjero que le compre algo, y el camino de Sa Pa a sus poblados no es difícil, ya que es mayormente un tramo de bajada, así que la ida hacia Sa Pa es empinada.

El trekking en las montañas de Sapa es agradable, las vistas que te acompañan durante todo el camino son lo mejor, las interminables terrazas de la montaña, donde la mayor parte de los grupos étnicos trabajan su tierra en estas inclinadas terrazas ya que la mayoría de la tierra es montañosa. Seguir aprendiendo lo dura que puede ser la vida dependiendo del lugar donde has nacido… el trayecto nos ha enamorado aún más de Vietnam, y es que nos cuesta encontrar un país que tenga tantos lugares fascinantes. Cierto es que llegar hasta aquí se convierte en un periplo, sólo hay dos opciones, o el autobús o el tren, este último más caro y no mucho más cómodo que el autobús. Ambos te llevan durante la noche de la caótica Hanoi hasta la tranquila y rural Sa Pa, un trayecto que, sin duda, volveríamos a repetir para llegar hasta Sa Pa, allá en las montañas.

Seguros IATI

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Aún Sin Valorar)
Cargando…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *