1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 out of 5)
Cargando…
Santuario Itsukushima Miyajima

Diarios de Viaje en el Sur de Japón: Miyajima

Facebook
Twitter
Pinterest
Tumblr
WhatsApp

Lunes 7 de Septiembre de 2015

Qué ver en Miyajima

Día 2: Dormimos en la isla de los dioses, Miyajima

Nos levantamos a las 9AM, el Jet Lag todavía nos persigue… Directamente después de desayunar en nuestro Convenience Store favorito (Family Mart) unos churros de chocolate y un café cada uno (todo por 410 Yenes), nos vamos a Miyajima utilizando íntegramente el tranvía hasta Miyajimaguchi y luego un Ferry a la isla concretamente dicha, en total una hora y cuarto y 440 Yenes por persona, desde nuestro Hostel (ubicado muy cerca del downtown).

Cuando llegamos tenemos suerte y hay marea baja, la mujer que atiende en información en la estación del Ferry (que te dará un mapa de la isla) nos comenta que la marea así durará aproximadamente una media hora más, así que nos vamos a ver el Torii con mochilas a la espalda.

Torii Miyajima marea baja

Una vez fotografiado y requetefotografiado este impresionante Torii regresamos a la estación, donde llaman a nuestro hotel (Kikunoya) para que nos vengan a buscar (algo común en las guesthouse de esta isla, así que si te vas a alojar aquí no dudes en pedirlo).

Como todavía no son las 3PM (hora común para hacer el check in en Japón) dejamos las mochilas y volvemos para explorar mejor y con más pausa el Torii, esta vez desde otra perspectiva para no mojarnos los pies, aprovecharemos también para pasear por la isla, que para eso hemos decidido alojarnos aquí.

Desde la estación de Ferry hasta el Torii hay una calle comercial llena de vida con numerosos restaurantes, tiendas e incluso puestos de comida callejera, así que nos hacemos con unos palitos, de pulpo con cebolla y de pollo (550 Yenes los dos) más un refresco de vending (160 Yenes). Volvemos al hotel para hacer el check in y una pequeña siesta (hay algunas costumbres que no nos gusta desatender y más con Jet Lag).

Ya por la tarde nos vamos a ver el Santuario Itsukushima (300 Yenes por persona), se trata de un recorrido por unos pasillos hechos de madera, que cuando sube la marea sirven de puentes, justo enfrente queda el Torii, que pertenece a este santuario aunque para acceder al mismo no es necesario pagar entrada, ya que se entra por otro lado.

A la salida de este santuario, a mano derecha, hay un camino por el que accederás a una pequeña playa, muy tranquila, desde donde tendrás una vista excelente del gran reclamo de Miyajima.

Allí puedes esperar a la puesta de sol y ver cómo, progresivamente, se va iluminando el Torii hasta ver lo que parece una llama resplandeciendo en medio del mar. Ahora, una sesión de fotos se hace obligatoria, ya que la vista es espectacular, si os habéis llevado un trípode, este es el momento de usarlo.

Y como el duro trabajo os habrá dado hambre, hay que ir a cenar, cual fue nuestra sorpresa al encontrar que la bulliciosa calle comercial del mediodía iba a convertirse en una calle fantasma con todos los comercios cerrados. Todos excepto uno, el más caro de la ciudad…. Nos resistimos y encontramos una tienda de souvenirs abierta, cuando nos disponíamos a comprar dos magdalenas (que también vendían) para cenar, se nos ocurrió preguntarle a la joven y tímida dependienta si conocía algún otro restaurante cercano, abierto y barato.

Entonces ella con un gesto dubitativo, ya que les cuesta mojarse y asegurarnos que ese era el restaurante que buscábamos, nos recomendó el Onomi Yaki, un establecimiento en frente de la estación de Ferry que solo prepara Okonomiyaki, de ahí su nombre nos pareció, esta es una especialidad de la zona que consiste en una masa de harina con noodles, huevo, cebolleta, queso, con una salsa por encima, y el tipo que nosotros pedimos llevaba también calamar. El restaurante es muy chulo, muy japonés, y nos costó 920 Yenes (compartimos un Okonomiyaki entre los dos).

Para terminar, y por hablaros también de los habitantes más comunes de la isla, aparte de los humanos, paseando de vuelta a nuestro hotel pudimos encontrarnos con algún que otro cervatillo cerca de las máquinas vending, tal vez los turistas no les habían alimentado lo suficiente durante el día de hoy…

Seguros IATI

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 out of 5)
Cargando…

3 comentarios en “Diarios de Viaje en el Sur de Japón: Miyajima”

    1. La verdad es que curiosa lo es, se nos ocurrió pensar que estaba esperando a que algún giri le pillara algo de la máquina.. Jajaja Disfrutamos, esto es vida chicos!! Gracias!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *