1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 out of 5)
Cargando…
osaka

Osaka en un día

Facebook
Twitter
Pinterest
Tumblr
WhatsApp

Más de uno se aventuró a decirnos que Osaka no tenía nada, que era prescindible… pero a nosotros no nos lo pareció. Es más, Osaka es una ciudad extraña, diferente al resto de Japón que habíamos visto hasta ahora, un lugar raro en un país extraño. Sin embargo, Osaka tiene lugares y cosas que la hacen única y diferente a sus hermanas. Lo que hicimos fue catalogar las tres ciudades principales de la siguiente manera, así os podréis hacer una idea de a qué nos referimos.

Tokio en su inmensidad, su esplendor, su modernidad, su grandiosidad e incluso su rareza, impacta desde el principio, puede que sea porque fue el primer lugar que vimos de esta extraña cultura, tan atractiva y tan diferente; así que catalogamos a Tokyo como “curiosa”. Kioto te sorprende por su antigüedad y la belleza de sus parajes, los colores juegan un gran papel aquí, Kyoto es tradición y un Japón de otra época, así que catalogamos a Kyoto como “la esencia de Japón”. Por último, nos queda Osaka, catalogada por nosotros como “el eslabón perdido”… ¿porqué? En cierto modo la impresión que tuvimos de esta ciudad fue que no estaba en consonancia con el resto del país, por lo menos de la parte que habíamos visto nosotros. Osaka es más sucia -en una media muy alta por supuesto, esto es Japón-, es más auténtica, parece que aquí la gente es más liberal, o por lo menos actúa de un modo que hace pensar en más independiente. Osaka tiene algo que les falta a las otras, puede que más personalidad, y por eso Osaka no nos pareció para nada un lugar prescindible.

Osaka es una ciudad moderna y comercial, uno de los mayores puntos de interés es la calle Dotonbori, así que lo primero que hicimos fue dirigirnos allí. Se dice que la película Blade Runner se inspiró precisamente aquí, y como no queríamos quedarnos con la duda, nos quedamos a pasar la tarde por allí para ver llegar la noche, y cómo la oscuridad quedaba totalmente eclipsada por el gran número de luces que empiezan a aparecer cuando el sol está a punto de caer al océano. Justo en esta calle pasa un río y a sus orillas la ciudad alcanza su esplendor, puestecitos, restaurantes y tiendas de cualquier cosa agolpadas las unas con las otras para que el visitante, ya sea local o extranjero, no tenga otra opción que dejarse tentar. Incluso nosotros caímos, unas bolitas de pulpo que llevábamos buscando durante todo el viaje y que fue aquí donde por fin cayeron a nuestros estómagos, deliciosas, eso sí… cuidado que arden en su interior, la lengua se nos quedó un poco atrofiada después de comerlas, pero mereció la pena.

Durante la tarde, y para matar el tiempo, creímos que era una buena ocasión, dado que era nuestro último día en Japón, para convertirnos en japoneses una vez más por un día. Y… ¿cuál es uno de los hobbies preferidos del japonés medio? Eso es, el Karaoke. Así que nos decidimos a entrar a uno y probar cómo se divierten estos aspirantes a cantantes en la intimidad, nunca mejor dicho, ya que alquilas una habitación para el grupo con el que has venido, en nuestro caso dos. Las opciones que te ofrecen en estos lugares son muy variadas, en cuanto a precios y a extras, así puedes alquilar un cossplay para sentirte una famosa o famoso cantante, también puedes pagar un precio fijo y beber todo lo que se te antoje, tipo barra libre, y puedes quedarte todo el tiempo que quieras, ya que cuando tu hora ha vencido una amable chica entra y te pregunta si quieres extender. Fácil, no? Os animamos a que probéis esta experiencia, aunque no os guste cantar, lo pasaréis genial, a nosotros la hora se nos pasó volando.

No podemos decir que Japón haya sido una sorpresa, sabíamos de antemano que sería una parada en nuestra vuelta al mundo que recordaríamos con gran añoranza. Y es que lo tiene absolutamente todo, todo lo que alguien busca cuando viaja, buena comida, buena gente, buenos paisajes, cultura a raudales, historia, playas también si quieres, montañas, y un Factor X que hace que Japón sea un destino imprescindible y único, es Japón, el lugar más diferente y sorprendente que jamás serás capaz de ver. Adiós Japón, con tristeza, esta vez mucha tristeza.

Seguros IATI

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 out of 5)
Cargando…

3 comentarios en “Osaka en un día”

  1. Yo opino igual de Osaka! también la vi mas sucia (ojo, siempre para los canones de japón jaja porque sigue siendo limpia xD) y la gente diferente…si bien, no es la ciudad que mas me gustó, si que tiene mucho por ver y aunque sea un día está guay pasarse. Yo seguramente volveré 😉

    Compartimos sentimiento de morriña por ese país 😉

    1. Totalmente de acuerdo, no es la mejor de las tres, pero para nada prescindible, y qué nos dices del Karaoke? Un gran final para nuestro viajecito a Japón? jeje Un abrazo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *