1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Aún Sin Valorar)
Cargando…
guia de viaje bali

Guía para visitar Bali en dos semanas

Facebook
Twitter
Pinterest
Tumblr
WhatsApp

Bali fue nuestro primer contacto con el Sudeste asiático, la puerta de entrada a una nueva forma de viajar, el slow travel, una gran cantidad de nuevos inputs que nos llegaban a todos nuestros sentidos. Así recordaremos siempre Bali, aunque no lo sabríamos hasta pasados unos meses.

Todavía recordamos las sensaciones que nos supuso el cambio de continente: emoción, curiosidad, respeto…

sudeste asiatico bali

A continuación, os presentamos la ruta que hicimos durante algo más de dos semanas por esta isla tan particular, con todo tipo de consejos sobre qué ver y hacer, dónde dormir, qué comer…

Itinerario 16 días Bali

Día 1 Llegada a Bali

Llegamos al aeropuerto y, solo salir de él, nos dirigimos a la parada de taxi que hay habilitada para el desplazamiento hacia el hotel. Está todo tarifado, no hay posibilidad de regatear, así que lo único que tienes que hacer es comprar tu pasaje y pensar que no te han timado. Seguramente hay algún lugar más clandestino en el que puedas regatear, pero al llegar por la noche ni nos lo planteamos.

Dónde dormir en Kuta

Nuestra primera parada será Kuta a unos 5 km. Allí tenemos nuestro primer alojamiento asiático, el Pondok Mirah, un lugar muy correcto, pero sin lujos (12$ habitación + desayuno), eso sí, con aire acondicionado en la habitación y una pequeña piscina. Si sigues este enlace podrás ojearlo y si te gusta, hacer la reserva de la habitación.

Al llegar al anochecer nuestro primer día se reduce a taxi, un pequeño paseo por las cercanías del hotel para estirar las piernas, comer algo en un puestecito de la calle (todavía no sabemos qué tipo de carne era, queremos pensar que era pollo) e irnos al hotel a dormir.

Día 2 Descubriendo Kuta (y decidiendo que no es lo nuestro)

Si tuviéramos que describir Kuta, hablaríamos de fiesta, surf o australianos, y es que parece ser que, si los ingleses tienen Mallorca para desfogarse, en las antípodas el patrón se repite, pero los vuelos se producen de Australia a Bali

¿Qué se puede hacer, entonces, en esta bulliciosa ciudad? Pues cualquier cosa que te puedas imaginar, nosotros optamos por la opción barata, es decir pasear y observar. Observar las mil y una tiendas de souvenirs que hay por toda la ciudad, observar a los sospechosamente “contentos” guiris rubios que no paran de entrar y salir de los bares, observar la playa, observar el tráfico, observar a los surfistas… en definitiva, observar cómo pasa la vida. 

surf en bali

Hay algunos restaurantes que están muy bien, por relación calidad precio excelentes, aunque llegábamos de Australia… cualquier comparación es odiosa.

Ese fue nuestro primer día de lo que al final resulto ser unas vacaciones dentro de nuestra vuelta al mundo. Y lo recordamos así, con momentos como el de disfrutar un Frapuccino en un McDonald’s que hay en frente de la playa, totalmente recomendable.

Día 3 Transporte a Lovina

Bien temprano, nos despedimos del sur de la isla para viajar hacia el norte de Bali. El día anterior habíamos comprado nuestro pasaje en un monovolumen para atravesar toda la isla. Es muy sencillo, cada tienda ofrece transporte a cualquier lugar de la isla, solo es cuestión de comparar y regatear. Unos 90 km. nos separaban de nuestro destino, pero para los que todavía no conozcan la orografía de la isla, se llevarán una sorpresa pues es un volcán de unos 3.000 km. de alto que hay que subir y bajar para ir a cualquier extremo de la isla, con el consiguiente aluvión de curvas, un auténtico infierno si tu oído interno es un poco delicado, y os lo dice una persona que llegó al destino hecho un trapo.

Llegamos a Lovina, nuestro campo base durante 4 días.

Nuestro primer día en Lovina lo dedicamos a pasear por la zona buscando alojamiento y hacer algo que hacía tiempo que no acostumbrábamos, comer en un restaurante con sobremesa incluida, luego un paseo por la playa y el día se cerraba. Teníamos la agradable impresión de que los días pasaban sin que hiciéramos nada, y aunque cueste de creer, no nos importaba. Dejábamos atrás el querer verlo todo, estar en todos los sitios y probarlo todo. Como decíamos al principio, en Bali por fin encontramos el cartel que decía “Welcome to fabulous Slow Travel”.

[Tweet “En Bali por fin encontramos el cartel que decía “Welcome to fabulous Slow Travel””]

Días 4 a 6 Lovina

Ante todo, tenemos que recomendar encarecidamente que si tenéis la ocasión alquiléis una moto para recorrer toda la zona, nosotros lo intentamos, pero solo pudimos hacerlo durante 2 horas, no porque sea un lugar con un tráfico terrible o unas carreteras no operativas, la razón fue que era la primera vez en nuestra vida que utilizábamos este transporte de dos ruedas y nos vimos sobrepasados.

Qué ver y hacer en Lovina y alrededores

Pues sobretodo descansar, tomarte una Bintang (la cerveza del país) y dedicarte un poco a la vida contemplativa y a poner un poco en orden tus pensamientos.

delfines en Bali

También hay actividades más “movidas” como ir a ver delfines en libertad al amanecer (es muy sencillo contratarlo en tu hotel o dando un paseo), dedicarle un día a la playa (muy recomendable por la tranquilidad de sus aguas), visitar pueblos cercanos para ver sus mercados y algún que otro templo.

Dónde dormir en Lovina

Hay muchos hostels muy cerquita de la playa y a precios muy competitivos. Nosotros, después de hacer una pequeña investigación de mercado por la zona, nos quedamos con Pulestis Beach Hotel, un lugar sencillo por 12$ por habitación doble más desayuno y con una piscina increíble, la verdad. Son cabañitas con baños que dan al exterior, muy coqueto.

Pulestis Guesthouse Lovina Bali

Día 7 Ubud

Volvemos a cruzar el volcán en dirección sur esta vez destino a la ciudad de la danza balinesa, Ubud. 

Dónde dormir en Ubud

Llegamos a la ciudad y lo primero que hacemos es conseguir un alojamiento, como en muchos de los países del sudeste asiático lo más efectivo suele ser llegar a los sitios y comenzar a preguntar, nosotros nos alojamos en Pica Sedana Homestay (9,5$ noche + desayuno).

Qué ver y hacer en Ubud

En Ubud hicimos 2 actividades muy recomendables: visitar el Monkey Forest y ver un espectáculo de danza balinesa.

Qué es el Monkey Forest

Se trata de una reserva natural con varios templos y un cementerio en el cual las estrellas son los primates. Los habitantes de este denso bosque campan a sus anchas, como es natural, y tienen la costumbre de intentar apropiarse de cualquier objeto del que el turista despistado no lo tenga bajo custodia. Puede parecer muy gracioso, pero como seas una de sus víctimas esa sonrisa desaparece de tu cara a la misma velocidad que el mono te va mostrando su afilada dentadura en el momento que intentas acercarte a recuperar tu preciada posesión (gafas, botellas, gorros, incluso cámaras de fotos) una de las soluciones es acercarte a un cuidador para comprarle galletas para ver si con suerte quiere canjear el rehén (tu objeto) por comida. La solución más efectiva por eso es no despistarte y tenerlo todo bien “amarrao”.

Monkey forest

La ruta para ver todo el bosque recreándote en los templos y sobre todo en los macacos, dura aproximadamente 2 horas y el precio de la entrada es de 2$.

Espectáculo de Danza Balinesa

Sin duda lo que más nos gustó de esta pequeña isla fue el espectáculo danzarín del que fuimos espectadores. Hay varias representaciones, nosotros vimos una llamada kechak en la que se explica la historia de cómo Vanará ayuda a Rama a vencer al rey Rávana. Un auténtico espectáculo audiovisual con canciones, bailes, fuego y una performance increíble. Se hacía en una especie de patio de un templo y el precio de la entrada era de 5$. Si te animas verlo, asegúrate de ir temprano para coger los mejores sitios.

danza balinesa ubud

Visitar los alrededores de Ubud

Otra actividad muy recomendable es salir de la ciudad y visitar los alrededores donde veras una gran cantidad de arrozales y te plantearás si el verde que conocías hasta ahora es el auténtico color verde. Nosotros esto lo vimos de camino a Ubud, pero puedes negociar con algún local para que te lleve a ver estos cultivos por un muy bajo precio.

Transporte alternativo en la isla: Alquila coche en lugar de moto

Una vez nos dimos cuenta que lo nuestro no eran las motos, aprovechamos para alquilar un coche que nos acompañaría los siguientes 5 días, no paramos de repetirlo, pero todavía nos sorprende lo barato que era todo, por el coche, un 4×4 de unos 20 años, pagamos 7$ al día.

alquiler coche bali

Día 8 Singaraja

Comenzamos el día acercándonos a la tienda donde el día anterior habíamos acordado alquilar el coche. Y después de eso empezamos nuestra ruta hacia el punto final para nosotros ese día, Singaraja, de nuevo a la punta norte de la isla, a 80 km de distancia.

La ventaja de llevar coche es la flexibilidad que te permite. La primera parada que hicimos fue en una plantación de café, y es que no podíamos irnos de Bali sin probar el famosos Kopi Luwak, un café con una curiosa y escatológica historia ya que los granos se recogen de los excrementos de la civeta, una especie de gineta, parece que la gracia de su sabor es que están parcialmente digeridos por este animal. Nos costó 2$ por persona probar este original café (intenta probarlo en España y verás que es un chollo) acompañado del testeo de 6 tipos distintos de té. También nos hicieron una pequeña ruta para conocer todo el proceso de trasformación del café. Luego intentarán venderte bolsas de café y té, pero con un elegante, lo siento, pero no tengo espacio en mi mochila podrás escurrir el bulto.

kopi luwak bali

Dónde dormir en Singaraja

Llegamos a media tarde a Singaraja y encontramos un hotel espectacular por 14€ la noche, Damai Homestay.

ceremonia cremacion bali

Por la tarde paseando por los alrededores del Hotel nos encontramos con una celebración balinesa muy famosa, asistimos ni más ni menos que de casualidad a la ceremonia de la cremación, y sin pensarlo ni un instante nos unimos a esa especie de rua que se encaminaba a una playa. Si con el baile balines hablábamos del momento más espectacular de Bali, este lo catalogamos como el momento más “transcendental”, allí estábamos nosotros, en una íntima celebración funeraria (cuando digo íntima, me refiero a todo el pueblo), en la que si te dejabas llevar tu alma te decía, aquí está pasando algo que no llego a entender pero que va a ser muy difícil que olvide. El final de la celebración consistía en que los niños corrían hacia la playa a clavar unas sombrillas, una imagen muy idílica.

Dia 9 Manggis

Nos despertamos en esa habitación que no tenía nada que envidiar a la de una de Luna de miel para el siguiente día de ruta, destino, Manggis a 100 Km.

Damai Homestay Bali

Una ruta por la costa que invitaba a ir parando para ver diferentes playas y pequeñas poblaciones. Los últimos kilómetros son un poco complicados, con subidas y bajadas y carreteras serpenteantes. En una de esas curvas, tuvimos la mala fortuna de tropezarnos con un clavo y pinchar. Pero como se suele decir, en el peor momento siempre surge un algo o alguien que te saca del apuro, esta vez fue una niña que se acercó a nosotros y, casualidades de la vida, su padre tenía un pequeño taller de motocicletas a pocos metros de allí, así que, a cambio de unas cervezas, pudimos salir del apuro más que dignamente.

Llegamos a Manggis dónde nos alojamos en Alola Inn por 14$ la noche.

Día 10 Tanah Lot  

Salimos dirección Tanah Lot, a 66Km. de distancia, cruzamos la Isla de este a oeste. La finalidad de este día es llegar a la espectacular puesta de sol del templo Tanah Lot, para ello vamos tranquilamente haciendo ruta y parando por algunos arrozales que nos encontramos por el camino.

Llegamos a primera hora de la tarde, cosa que nos permite visitar este templo que se encuentra en la playa, en si las vistas ya son espectaculares, pero lo mejor está por llegar… una hora fotografiando y paseando por el templo para un poco antes del atardecer subir a las terrazas que hay en el borde de un acantilado y elegir un buen sitio para ver la puesta del sol.

La entrada al templo cuesta 2,5$ y un batido en la terraza con vistas espectaculares 2$ (muy recomendable).

campo de arroz bali

Al caer la noche nos vamos a nuestro alojamiento que ya habíamos reservado con anterioridad, en este caso fue el Hotel Tanah Lot, qué original, a un precio de 18$ por habitación, la ubicación es lo que tiene.

Día 11 Uluwatu

Nos levantamos todavía con la retina llena de color después de ver el espectáculo del día anterior. Hoy nos dirigimos a la “península” de Bali un trayecto de 50Km. muy agradecidos ya que aprovechamos una carretera muy nueva que hay para pasar a este punto, el más austral de la Isla. 

Nos preguntamos qué les ha llevado a construir una autopista tan moderna en esta parte de la isla, duda que en seguida se ve resuelta al ver que entramos en la parte más lujosa de la isla. El colofón de esto es un centro comercial en el que encontramos tiendas internacionales de lujo y un paseo interno al más puro estilo Port Aventura.

uluwatu sunset Bali

Tras volver durante unas decenas de minutos a occidente, tomamos de nuevo el coche y nos dirigimos al templo Uluwatu, donde nos vuelve a sorprender un espectacular atardecer con un templo suspendido en un acantilado, otra delicia visual. En este lugar también proliferan los monos “ladrones”, mucho ojo con ellos.

Al final del día descansamos en el Pecatu GH (14$ por habitación) un lugar ideal para descansar con una excelente piscina para relajarnos. 

Día 12 Ubud

Tenemos que volver a Ubud para dejar el coche, 54Km. que se hacen eternos, la culpa una gastroenteritis de caballo que atrapó a Fran, el conductor. No sabemos de dónde vino, sospechamos que de la cena del hotel la noche anterior, lo que sí sabemos de primera mano es que fue la primera, y a posteriori la única, enfermedad que nos zarandeó durante nuestra vuelta al mundo. Cuando decimos una gastroenteritis de caballo no exageramos, el resultado fue la pérdida de 7 Kg., en tres días, haz cuentas… El camino fue una auténtica pesadilla entre bebidas isotónicas y paradas para tumbarse en el suelo a descansar, pero al final llegamos sanos y salvos.

comida bali

Este día no pudimos hacer nada en la ciudad de la danza balinesa, fuimos directos al hotel en el que ya estuvimos previamente cuando alquilamos el coche, Picasa Homestay (9,5$ noche + desayuno).

Días 13 a 16 Sanur

Ya lo teníamos planeado, pero si no hubiera sido así, tendríamos que haberlo hecho de todas formas, llegaron nuestras vacaciones durante el viaje, queríamos coger fuerzas para nuestra etapa asiática que se preveía mucho más dura de lo que habíamos hecho hasta el momento, es por eso que decidimos pasar 4 días en un apartamento sin tener que hacer nada que no fuera descansar, ir a la playa y recuperar las fuerzas.

Sanur está a unos 25Km. de Ubud y en esta ocasión fuimos en taxi por 10$ y nos alojamos en un Apartamento por 14$ la noche.

acantilados bali

Llegamos al apartamento, fuimos al supermercado (donde nos gastamos 23$ en comida para los 4 días, incluidos los ingredientes para hacer una paella) y el plan fue no hacer absolutamente nada, cómo lo echábamos de menos…

El último día cogimos un taxi hasta el Aeropuerto 28$ por 17 Km. y dijimos adiós a nuestro primer contacto con el sudeste asiático…

Aviso

Por último, cabe recordar que este es el itinerario que nosotros realizamos, teniendo en cuenta que no es un viaje para conocer Bali en profundidad, sino dentro del marco de un gran viaje, ya os explicamos en nuestro sobre ¿Qué es FOMO? esta filosofía que aplicamos en nuestros viajes. En consecuencia, somos conscientes de que nos quedaron muchísimas cosas que ver y hacer en Bali, pero también sabemos que algún día volveremos para cumplir con todos esos templos y actividades que quedaron pendientes.

Bali en nuestro canal de YouTube

Por último aquí tienes un vídeo que resume nuestro paso por Bali…

Y recuerda que sólo por ser lector de nuestro Blog tienes un 5% de descuento en tu seguro de viajes con IATI Seguros, click aquí para conseguir tu descuento 🙂

Seguro IATI descuento 5%

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Aún Sin Valorar)
Cargando…

2 comentarios en “Guía para visitar Bali en dos semanas”

  1. Hola chicos. Yo estuve alrededor de 8 días en Bali. Dejamos la maleta grande, cogimos un par de mudas, una moto y nos la recorrimos durante 8 días en moto. A pesar de ser lo más turístico de Indonesia, que vimos, a mi me pareció una isla preciosa. Ir en la moto era un auténtico peligro, ya que era inevitable ir mirando los paisajes de arrozales. A mi me encantó el snorkel en Amed, fue la primera vez que hacía snorkel y la recuerdo como la vez que vi el fondo marino más espectacular, quizás por eso. porque fue la primera vez. Qué recuerdos me ha traído leer este post. Un abrazo

    1. 365sabadosviajando

      Hola David! Nos alegra haberte llevado directo a tus recuerdos! Pues nosotros un peligro con la moto, pero por otros motivos jejeje La verdad es que nosotros también le tenemos un bonito recuerdo a la Isla, fue nuestra entrada al nuevo mundo del slow travel así que imagina, aunque es cierto que las playas que nosotros vimos no son de las mejores que hemos encontrado por ahí, al menos nosotros creíamos que sería un paraíso en ese aspecto y por eso nos sorprendió, pero culturalmente la isla suple toda esa falta paradisiaca jeje Un abrazo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *