Ya sé que te han entrado ganas de viajar solo, sí, está de moda, es muy cool, y si no lo has hecho nunca puede que hasta te estés planteando sacrificar a tu pobre corazoncito… si la pasón de viajar es más fuerte que tu amor claro… Alto! No tomes aun ninguna decisión.

Hoy te vamos a descubrir porque también viajar en pareja es guay!

Nadie puede rebatir que viajar solo tiene que ser una pasada, sentirte dueño de ti mismo, libre de ir allá donde te lleve el viento, sin necesidad de consensuar, sin ataduras ni responsabilidades o dependencias hacia un compañero viajero. Pero ¿qué hacemos aquellos que nos hemos comprometido a la “aterradora” experiencia de vivir en pareja, y más aún, de viajar en pareja?

Australia en pareja

En contra de lo que muchos piensan, esta decisión de atarte a un tándem de dos puede tener hasta sus ventajas, porque cuando hablamos de dúos, no puede faltar el ying y el yang, los pros y contras, las ventajas y desventajas… Es lo que toca cuando el corazón le dio una paliza a los dictados de la razón, esa que te decía que al menos hay que viajar solo una vez en la vida. Ahora añadiremos que al menos hay que hacer un viaje largo en pareja una vez en la vida.

Por esto:

Compartir

Está muy bien compartir con uno mismo momentos, lugares, situaciones, personas que te modifican, que te hacen ver el mundo con otros ojos, pero cuando lo puedes compartir con otra persona, y sobretodo, cuando es una persona que bien te conoce, que sabe exactamente lo que está pasando en tu interior… la palabra compartir adquiere otro significado.

 

Recuerdos

No es casualidad que hayamos añadido en el Top 1 de motivos por los que viajar en pareja el hecho de Compartir. A partir de aquí se abre un abanico interminable de motivos relacionados con esta palabra, o deseo, o sentimiento incluso… Los recuerdos forman una de las partes más importantes de un viaje, porque cuando termina -o aunque no termine- lo único que nos quedan son los recuerdos, los bonitos, los desagradables, los sorprendentes, los amargos, los dulces… y de fondo siempre una misma persona, esa que te ha ayudado, la que te ha reñido, la que te ha consolado, la que te ha hecho sonreír, la que te ha… etc. Tus recuerdos, que siempre serán tuyos, estarán siempre ligados a esa persona tan especial con la que decidiste un día volveros locos juntos. Y no hay, ni habrá nunca, nada que pueda cambiar esos recuerdos.

Diversión

Viajar solo es divertido, pero viajar en pareja también! Sobretodo si tu pareja es divertida… sino olvida lo que te digo jajaja En realidad este punto es tan subjetivo que voy a hablaros de mi propia experiencia. Cuando no eres una persona tan extrovertida como muchos viajeros que viajan solos, tu solución a la diversión es compartir momentos con ese alguien con el que ya no tienes vergüenza, el escenario en el que os movéis está en constante cambio así que no vais a parar de reír, sobretodo de vosotros mismos! Hoy en día, ya de vuelta, cantidad de miradas compartidas que nadie más entiende pero que tú y él(la) sabéis perfectamente de qué van! A veces escuchas la pregunta “¿de qué os reís?” y la verdad es que sería muy difícil de explicar sin quedar como un auténtico pedante… “No, de aquella vez en la Isla de Pascua cuando…”

Pascua Portada Facebook

Consuelo

Por supuesto, este nunca debe ser el principal o único motivo para decidirte a viajar en pareja… pero será uno de los que más te consuele, nunca mejor dicho. Ponte en la situación de que estás fastidiado, bastante fastidiado, tienes que tomar una decisión que marcará el resto del viaje, estás enfermo o te encuentras en una situación muy grande de duda…

 

Bien, está claro que todo este tipo de situaciones pueden afrontarse solo, porque de hecho, todo en la vida puede afrontarlo uno mismo sin ayuda de nadie. Sin embargo, todos necesitamos que nos reafirmen a veces, sentir que no estamos solos en momentos difíciles. A mí por ejemplo me sucedió durante nuestro gran viaje algo muy grave, la muerte de mi abuela a miles de kilómetros y de repente… Y sí, es uno de los golpes más duros, sino el que más, que he recibido nunca; porque estás lejos, porque no estás con tu familia, porque sientes que tu cuerpo tiene que estar allí, en su funeral, para despedirla… En ese momento todo lo que tienes es a tu pareja, será ella quien te consuele, quien te apoye, quien no te deje sol@, quien no te deje perder las fuerzas, quien no te deje caer… Dudo mucho que un amigo que hayas conocido durante el camino, por muy buena relación que tengas, signifique lo mismo que tu pareja, que a fin de cuentas empatizará mejor con tu dolor y te conoce más para saber cómo ayudarte.

Equipo

Buscar alojamiento -que es lo que más tiempo se te lleva del día a día- decidir rutas, itinerarios, ¿autobús nocturno o volamos? “Este buen hombre no me entiende, estoy desesperada, no sé cómo comunicarme porque no sabe inglés…” sinónimo de frustración… Hasta que tu pareja se saca de la manga un papel, empieza a hacer dibujitos y todo se resuelve…

Viajar en pareja

Las cosas en equipo siempre se resuelven mejor, no hay duda de ello, cuatro ojos ven más que dos, dos mentes piensan mejor que una… ¿Que uno está depre? ahí está el otro para animarle! ¿Que uno está harto de la mochila extra que llevan? Se la pasa al otro, y así se turnan… Creo que este es el motivo más claro de todos por los que viajar en pareja, este, de hecho, funciona también para viajar con amigos!

Tiempo para la pareja

El más importante de todos, sin lugar a dudas. Para explicarlo mejor os presentamos dos situaciones.

(teniendo en cuenta que vivís juntos y que ambos trabajáis todo el día fuera de casa)

Tiempo estimado en el que os veis: 4-6 horas al día despiertos, 8 horas al día durmiendo… ampliando al Fin de semana a las 24 horas (a no ser que tengas cena con amigas o con amigos, o te inviten a ti solo a un blogtrip… que también pasa!

Reflexión: El trabajo y la rutina son básicamente quienes deciden el tiempo que pasas con tu pareja.

Situación “On the road”

Tiempo estimado en el que os veis: 16 horas al día despiertos, 8 horas al día durmiendo… No importa si es o no fin de semana, 24 horas al día, todos los día de tu vida!! Don’t panic 😀 Sí, tal vez es mucho, siempre hay trucos para coger algo de distancia que no viene mal…

Reflexión: Lo importante es que puedes decidir el tiempo que pasas con tu pareja.

Viajar en pareja

Es decir, que si estás enamorado y crees que necesitas pasar más tiempo con tu media naranja, lo mejor que puedes hacer es solicitar un año sabático, no sólo para viajar, sino para generar muchas endorfinas que harán que tu chic@ y tú seáis más felices aun, porque estaréis compartiendo ese sentimiento Wanderlust con el que ambos habéis sido dotados.

Seguros IATI