Ruta vuelta al mundo

Esta es nuestra ruta de vuelta al mundo, nos llevó por 26 países y 5 continentes.

ctualización regreso vuelta al mundo]

Nuestro viaje empieza un 22 de Enero de 2014 en el aeropuerto del Prat, en Barcelona, el destino es Buenos Aires, ese es el punto inicial de nuestra ruta vuelta al mundo 2014-2015, que nos llevará a recorrer 26 países en 365 sábados, 5 continentes y cientos de transportes de todo tipo, cientos de amigos en el camino, miles de lugares para el recuerdo y millones de sueños cumplidos y alguno pendiente. Esta fue la ruta:

América

Argentina: Buenos Aires, Patagonia y Bariloche

Chile: Desde Osorno recorremos todo el país hasta llegar al desierto de Atacama. Más tarde volveremos para volar a la Isla de Pascua.

Bolivia: El salar de Uyuni y La Paz

Perú: Cuzco y Machu Picchu

Panamá: Una escala de un día nos ayuda a echar un primer vistazo a un país que volveremos.

Estados Unidos: Las Vegas nos recibe, cogemos un coche y hacemos un Road Trip por el desierto hasta llegar a Phoenix.

Oceanía

Australia: Durante tres semanas conocemos todo el este del país, desde Cairns y la gran barrera de coral hasta Sidney y Melbourne.

Asia

Indonesia: Empezamos en Bali un periplo asiático que nos llevará a conocer la mayoría de los países del llamado Sudeste Asiático.

Malasia: Además de recorrer la península también nos fuimos a conocer Borneo.

Myanmar: El país de las sonrisas, donde llegamos un poco por casualidad, un cambio de planes que nos encantó.

Tailandia: No sólo nos sorprendió por su agradecida gastronomía sino por la gran cantidad de cultura que pudimos descubrir en sus muchos templos.

Laos: Desde Tailandia cogimos un barco para surcar el río Mekong y así es como llegamos a este alargado y montañoso país, que cruzamos hasta llegar a nuestro siguiente destino.

Camboya: Nuestra ilusión era conocer por fin Angkor Wat, también llegamos hasta la capital y conocimos la triste historia del no tan pasado país Khmer.

Vietnam: Este país nos encantó, lo recorrimos de Sur a norte, desde Ho Chi Minh hasta Hanoi, y cada uno de los lugares por los que pasamos nos gustó más.

Japón: Este sí que es el top de los países que visitamos durante nuestra vuelta al mundo, volvimos tan enamorados que al año siguiente repetimos, esta vez el sur.

Corea del Sur: Al venir desde Japón, admitimos que no disfrutamos al máximo de este país, pero sí que recorrimos varias de las zonas más bonitas del mismo.

China: Un mes le dedicamos a China y desde luego que no fue suficiente. Recorrimos el país en tren, intentando ver lo máximo y pasando por sus dos grandes ciudades Shangai y Pekín, sin olvidar recorrer un tramo de su gran muralla.

Sri Lanka: La perla del Índico la llaman. Un país pequeño pero con gran cantidad de lugares impresionantes y una cultura muy rica.

Maldivas: Nuestras vacaciones dentro de este gran viaje. No pudimos escoger mejor. Aunque a este paraíso vinimos de forma lowcost.

Jordania: Nos fuimos a conocer una de las maravillas del mundo… Petra, y nos dejó con la boca abierta, aunque más con el impresionante desierto de Wadi Rum.

Irán: Aunque no entraba en nuestros planes, Irán se coló casi sin esperarlo y se convirtió en la sorpresa de nuestro gran viaje.

África

Namibia: La última etapa de nuestro viaje nos deja en África. Comenzamos en Namibia y nos enamoramos cada vez más del desierto.

Botsuana: En este país es donde más safaris tenemos la oportunidad de hacer y donde más fauna somos capaces de observar.

Zimbabue: Las cataratas Victoria son el gran atractivo de nuestro breve paso por este país.

Sudáfrica: El último país que nos ve partir, nos marcamos un Road Trip por toda la costa del país.

Qatar: Una última escala muy completa que nos permite descansar antes de regresar a España.

[Texto anterior a la vuelta al mundo]

Ruta, lo que se dice ruta, no tenemos… No es que vayamos a ir dando tumbos, sin tener idea de cuál será nuestro próximo destino. Lo que tenemos es una idea en nuestra cabeza, qué queremos ver, dónde va a haber un clima acorde a nosotros (es decir, calor), qué países son asequibles económicamente y, básicamente, cuáles son nuestros destinos imprescindibles; a partir de aquí ya hemos podido ir dando forma a nuestra ruta ideal, que no siempre es la que al final uno acaba haciendo…

La ruta con la que nosotros diríamos “hemos dado en el clavo” empieza por Sudamérica, más concretamente en Argentina! Queremos conocer esa gran ciudad, cuna del Tango, donde la gente tiene un acento que te hipnotiza, Buenos Aires. Después nos dirigiremos en autobús, durante unos dos días a la Tierra de Fuego, Ushuaia, para refrescarnos un poquito, y la idea es seguir adelante atravesando Chile y llegar hasta Perú, uno de nuestros imprescindibles: el Machu Picchu, quien diga que no está entre sus favoritos, miente! Para terminar este continente… la idealizada Isla de Pascua, estando tan cerca quién podría resistirse…

Siguiente parada, y siguiente vuelo destino Australia, esta gigantesca isla lleva entre nuestros “próximos destinos” desde siempre, aunque nunca alcanzable. Esta vez nos vamos a liar la manta a la cabeza y vamos a explorarla, sobre todo la costa este y el punto céntrico y mágico, una roca roja mundialmente conocida llamada Ayers Rock. Si tuviéramos suerte y lo viéramos muy bien, una escapadita a Nueva Zelanda nunca viene mal, no creéis?

Y dejamos estas islas, nuestras antípodas, para adentrarnos en el maravilloso mundo del mochilero, el Sudeste asiático! Por lo que hemos oído es el destino favorito para gente como nosotros, que van sin un plan definido y con su mochila a cuestas, nos dejaremos llevar pero no pueden faltar ni Tailandia, ni Vietnam, ni Camboya, ni Laos, ni Bali… uf parece que hay muchos imprescindibles en esta ruta ideal…

Abandonaremos el sudeste para dirigirnos hacia el nordeste… China, Corea del Sur y, si es posible y alguien nos acoge, Japón. Planeamos pasar todo el verano entre las sombras de la muralla china, conociendo la zona más rural y más auténtica, sin descartar pasear por la plaza de Tian’anmen en Pekín, por supuesto. Japón, una gran tentación… si a esas alturas nos lo podemos permitir nos encantaría visitar ese maravilloso país, y comer mucho sushi!

Del Budismo pasamos al Hinduismo y la increíble India, ya conocemos el Norte pero esta vez profundizaremos el Sur, y una escapada para conocer Irán, del que todo el mundo habla maravillas, por ahora solo hemos encontrado vuelos de ida, pero parece que salir del país es más complicado que entrar… así que cuando estemos en India decidiremos.

Y por último, dejamos al favorito, el continente africano, desde Tanzania hasta Sudáfrica, pasando por Zambia, Botsuana y Namibia. Las navidades de 2014 tienen pinta de ser en plena naturaleza.

Ya iréis viendo cuál es la ruta final, pero ojalá se parezca a esta!

Seguros IATI