El pasado 30 de Abril y 1 de Mayo se celebraron las Jornadas de los Grandes Viajes que organizan cada año Pablo Strubell e Itziar Marcotegui, con mucho esfuerzo y cariño. Pablo e Itziar son fundadores de la Editorial Viajera, con libros que sobretodo tienen la intención de ayudar al viajero, también son creadores del Blog Un Gran Viaje, del cual surge un gran manual, “Cómo preparar un gran viaje”.

JGV estrella Damm

El Taller sobre cómo hacer un buen blog de viajes

En esta edición de las Jornadas hemos tenido la fortuna de participar activamente en forma de un Taller “Cómo hacer un buen blog de viajes” en el que humildemente hemos tratado de dar una serie de consejos a aquellos que tenían intención de crear un Blog y no sabían cómo empezar, o que lo tenían ya encaminado pero querían profundizar en algún aspecto. 

JGV 2

A todos ellos les queremos dar las gracias por participar en el taller, escuchar atentamente y habernos hecho sentir tan a gusto. Nuestro particular taller comenzó con la noticia de que tenían que escribir en unas 80 palabras su último viaje o escapada…. era sólo una manera de hacerles entender que no hay mejor Blog de Viajes que el que ellos puedan hacer. 

El Post colaborativo

De esos relatos escritos con la resaca propia de un domingo por la mañana -doble agradecimiento a ellos por acceder a ello y por asistir a nuestro taller de tan buena mañana- surgieron bonitas historias. Algunos de ellos ya tienen un Blog, otros lo tienen en vías de desarrollo y otros en vías de pensamiento… Sin más, os dejamos con sus escritos, y con algo de información sobre sus blogs. De los blogs que esperamos surjan a raíz de nuestros consejos iremos actualizando la información aquí.

Guillermo

Me despierto con un fuerte olor a algo indescifrable. Estoy encajonado, con la cabeza martilleando contra el vidrio de un autobús alemán de segunda mano que me está transportando  hasta esa ciudad búlgara de tan curiosa fonética, razón por la que decidí en la misma estación pensándolo tres segundos, los mismos en los que me doy cuenta de que yo mismo soy la causa del olor gracias a unos calcetines húmedos que llevo un par de días sin poder cambiarme, ya que la muda da todavía más pena.

Xenia Gargallo

Mi último viaje fue a Indonesia. Un país que nos sorprendió por sus contrastes y sus maravillosos habitantes. Hacía tiempo que Laura y yo soñábamos con ponernos una mochila al hombro y partir a la aventura. Sabíamos muy poco del país cuando llegamos, lo cual hizo de esta experiencia algo muy intenso. Aterrizamos un dos de agosto a las 22 horas en en aeropuerto de Jakarta sin tener ni la más remota idea de lo que nos deparaba el viaje. A partir de ese momento, nuestras vidas cambiarían para siempre.

Laura Recasens Ciuró (Versión en Catalán)

Viatge Experiencial

El meu últim viatge va ser un mes de ruta motxilera per Indonèsia, low cost, combinant transport públic i autostop.

Va ser molt focalitzat en paratges naturals, no turístics, menjar autòcton i hostals barats. La ruta, mig improvitzada. Buscàvem aventures i vam anar a bucar-les. Volíem conèixer noves maneres de viure.

Pilar Villacampa (www.mujercoaching.com)

Mi último viaje y el que cambió el rumbo de mi vida para siempre

Y allí estaba yo, inmersa entre la naturaleza de la vida y la agonía de volver al trabajo al día siguiente. Quería vivir ese momento, quería grabar esa imagen en la cabeza entre flamencos, olas de mar de playa, dunas de arenas blancas, pero no podía…

Y ese día cambié el rumbo de mi vida, decidí que no quería volver a trabajar y me quedé allí, al final sólo tenía que hacer una llamada a mi jefe para decirle que no volvería….

Adrián de la Cruz (Soy Lobo Nómada en FB, Twitter y YouTube)

Mi último viaje fue en Noruega, concretamente en el Ártico. Además de un viaje, fue una formación para aprender a organizar expediciones polares. Viajé hasta el norte del país, donde el desierto helado inundaba todo el horizonte y allí realizamos una travesía de varios días durmiendo en tiendas de campaña y avanzando por la nieve con raquetas.

Ángel González (hellogelo.com, próximamente)

Si miras un mapa, lees y hablas con gente, te van a decir que Holanda es llano, que allí se va en bici a todos lados. Que hay más bicis que personas.

Bien, todo esto es cierto, salvo lo de la llanura y te das cuenta el día que vas de Utrech a Rotterdam con el viento en contra… 🙂 Ahí se te hace cuesta arriba.

Todo esto sólo por poner una nota de humor sarcástico a un viajecillo genial de 13 días.

Luis Grago

El último verano en Londres

Según se acercaba el verano mis amigos y yo ya estábamos organizando nuestra escapada. Aprovechamos la gran herramienta London Pass para transporte y museos.

Ignasi y Alba (Gazpachoymochila.com)

Nuestro último viaje fue a Senegal. Era nuestra primera vez en África. Una experiencia gratificante a la vez que dura, en ocasiones. Bonito contraste de paisajes y culturas.

Fue una ruta de tres semanas recorriendo el país de norte a sur y de este a oeste intentando visitar lo máximo posible. Disfrutando al máximo también.

Virginia del Pozo

Mi último gran viaje, que no el último, fue a Nepal. Estuve casi dos meses allí. Viajé sola, sin nada organizado y tenía como objetivo conocer aquellas maravillosas montañas, pues soy montañera y amo perderme por ahí en la naturaleza, y conocer una cultura totalmente desconocida para mí. Lo que descubrí, vi y sentí allí supera con creces todo lo que llevaba en mi cabeza. Además, fue todo tan fácil y fluyó de manera tan natural que perderme por los Annapurnas  durante 15 días y coincidir luego con personas locales en Katmandú y otros puestos nepalís no supuso ninguna dificultad sino todo lo contrario. Fue lo que de forma natural me tenía que ir ocurriendo.

Anna Carbonell (YouTube Mordiendoelmundoviajes)

Japón 2015

Este es el primer año que vamos a hacer un viaje de 15 días acompañados. Han venido nuestros amigos Edu y Raquel.

Hemos pasado 15 días recorriendo Japón, la ruta empezó en Tokyo, donde nos alojamos en casa de una chica de Taiwan y su pareja a través de Airbnb. Hemos estado también en Kyoto, en una casa tradicional muy viejita, nos ha gustado mucho Kyoto…

Luego hemos ido donde más nos ha gustado, Miyajima.

Adoramos Japón!

Adri (YouTube Mordiendoelmundoviajes)

Nuestro último viaje fue a Japón durante dos semanas. Ya habíamos estado el año anterior pero al ser un país que nos encanta no nos importó repetir destino. Optamos por realizar una ruta Tokyo-Kyoto-Hiroshima, todo organizado por nuestra cuenta, así podíamos preparar nosotros mismos la ruta y cosas que queríamos ver.

Raquel – Lluís

L’últim viatge va ser amb la família a Bali i Komodo, però quan vam marxar amb la meva parella vam visitar Borneo i aquí vam conèixer la autèntica Indonèsia.

A Borneo vam estar a una meravella marina.

Aníbal Bueno (www.caminosinfin.com)

Volvíamos por las que ahora nos parecían las seguras carreteras de Etiopía. Se respiraba alivio, mucho alivio y ganas de alcanzar de nuevo el paraíso de las plantaciones de café de Bebeka.

Tantos días de tensión contenida, noches sin dormir y miedo habían terminado. Tratar de cruzar la frontera de Sudán del Sur no fue buena idea. Aquel tiroteo nos recordó que queramos o no es un país en guerra. 

Sergio Reyes

Fue en coche y tienda de campaña con tres amigos por el norte de España. Duró tres semanas desde Zaragoza a Galicia.

Laura Forca

Mi último viaje fue a Irlanda y duró 22 días. Cogí mi mochila y me fue sola a hacer una ruta que empezó en Dublín. Durante casi un mes fui visitando distintas ciudades del país usando transporte público. Mi mejor recuerdo es del momento en que me bajé del autobús en un pequeño pueblecito llamado Doolin, había llovido y se veía todo muy verde y brillante.

viajistas.com

Nuestro último viaje fue a las Maldivas. Es un lugar espectacular. Playas paradisíacas, fauna marina, gente amable y gastronomía exquisita.

Pero viajar a las Maldivas no significa lujo y resorts. Nosotros viajamos con mochila en la espalda y nos alojamos en pequeños hoteles locales. Gozar de la vida local y descubrir rincones que no te enseñan en los resorts.

Laura Monclús

Mi último viaje fue perderme con mi pareja por la desconocida y lejana China. Queríamos conocer s cultura y mezclarnos entre su gente. Aunque esto último fue imposible, allá donde íbamos, allá donde nos sacaban fotos, sí logramos conocer su cultura y nos fascinó.

Es completamente diferente y puede costar entenderla en situaciones. Sin embargo, su cultura milenaria nos encantó y nuestras tres semanas chinas supieron a muy poco. Este gran país, casi continente por sí solo, tiene mucho por ofrecer.