El otro día le escuché alguien hablar del FOMO, y obviamente lo primero que me pregunté era ¿qué diablos es eso? Cuando lo descubrí, en realidad son unas siglas (en inglés) todo empezó a cuadrar en mi cabeza. FOMO, es decir “Fear Of Missing Out”, o para que nos entendamos, Miedo a perderse algo.

El concepto FOMO

El FOMO es la angustia que, normalmente, se aplica a nivel social a sentirse excluido por no estar invitado a algún lugar en el que sabes que están tus amigos, etc… es decir a estar perdiéndote algo. Sin embargo, nosotros le hemos visto una aplicación mucho más clara para los viajeros, habitualmente sucede más durante un gran viaje, una sensación que les sobrecoge de repente, como bien describe el acrónimo, sientes que te estás perdiéndote algo

Como sabéis el mundo no se acaba, siempre, absolutamente siempre, hay algo que ver, algo que descubrir, algo que visitar, algo de lo que hablar, algo de lo que escribir, algo que recorrer, algo que merece la pena… jamás se acabaría la lista… Y creemos que tenemos el deber de conocerlo todo por el mero hecho de ser tan afortunados de poder viajar por lugares tan hermosos.

El problema

Sí, hay un problema. Inevitablemente vas a perderte algo. Es prácticamente imposible que, durante un gran viaje, soportes el ritmo del viajero que necesita comprimir el máximo de lugares a visitar o cosas que hacer en el período de vacaciones que tiene disponible, por ello habitualmente el ritmo es frenético, apenas descansa un día en la misma ciudad y sus ojos están tan cansados que eso sólo puede permitírselo durante un mes como máximo. 

Relaja el ritmo

Relaja el ritmo

Así que cuanto tú te propones seguir ese ritmo por un período mucho más largo… te acabas dando cuenta que no es posible, no quieras correr tanto porque al final tu cuerpo te ralentizará, y en ese momento todo empezará a fluir a un ritmo mucho más natural, ¿te perderás cosas? Sí, por supuesto. Pero esto no es un único viaje, es tu vida, y tienes que entender que no puedes abarcarlo todo. Además, te da la excusa perfecta para volver a visitar el país.

Nuestros FOMO

Como todo viajero nosotros tenemos nuestros FOMO particulares, o mejor dicho ya los hemos tenido. Cosas que nos hemos perdido por varios motivos, como condiciones meteorológicas adversas, desconocimiento por poca planificación, falta de fondos o simplemente porque estábamos demasiado exhaustos como para sacar la energía de algún lado. Sí, eso pasa de vez en cuando, porque estás de viaje sí, pero estás constantemente de viaje.

Así que vamos a dar ejemplo y os vamos a contar alguno de nuestros FOMO:

Golden Rock, Myanmar

Attribution Wikimedia

Attribution Wikimedia

Es por todos conocidos este famoso lugar de Myanmar, verdad? Intentamos llegar, lo admitimos, de hecho llegamos hasta la cima, sabéis? Pero…

En primer lugar, no sabíamos que tardaríamos tanto en llegar; para subir coges una especie de autobuses descubiertos que sólo salen cuando están completos -cuando nosotros llegamos acababa de salir uno- y que tardan una vida en subir hasta la cima. 

En segundo lugar, nos cayó el diluvio universal (esto también nos sucedió en Bagan y nos perdimos tanto la puesta de sol como el amanecer, ambas imágenes idílicas, que nos perdimos, de un lugar en el que sí estuvimos). Cuando llegamos a la cima, nos avisaron de que el último autobús bajaba en cinco minutos, resulta que todos nuestros acompañantes se quedaban a dormir en lo alto del Golden Rock, dato que nosotros desconocíamos, por lo que no tuvimos tiempo literalmente de acercarnos a ver la majestuosa piedra dorada. Pues ya os podéis imaginar nuestras caras.

Gold Coast, Australia

Parece que lo nuestro no son los dorados, verdad? Aparentemente aquí siempre luce un sol radiante, pero ya veréis que somos bastante gafes con el tema de la lluvia… Sí, el cielo cayó encima de nosotros desde que salimos de Cairns y hasta que entramos en Melbourne, así que toda la preciosa costa este de Australia la vimos aguada, bueno, en realidad ni la vimos… 

[Tweet “el cielo nos cayó encima desde que salimos de Cairns hasta que entramos en Melbourne”]

Bajo la lluvia constante

Bajo la lluvia constante

Nunca habíamos pasado tantos días bajo la lluvia… eso impidió que viéramos uno de los puntos más atractivos de Australia ni más ni menos, un lugar al que es difícil de llegar por estar en las Antípodas, es caro y necesitas muchos días de vacaciones para poder visitarla bien. Otro de nuestros grandes FOMO confirmados, como podéis ver.

Filipinas, Sudeste Asiático

En este caso no es que visitáramos Filipinas y nos quedara algo por ver, es que no pudimos llegar hasta allí por causa de los tifones… es uno de los pocos países del Sudeste Asiáticos que se nos resiste. Nos disponíamos a comprar los vuelos desde Japón cuando de repente en las noticias se empezó a hablar de un gran tifón. Así que desistimos… queda pendiente

Yala NP, Sri Lanka

Andábamos por Sri Lanka, por el sur, y decidimos que nos apetecía mucho visitar el Parque Nacional Yala, a ver si teníamos suerte y podíamos avistar a un lindo leopardo, todo fue en vano. Resulta que durante unos meses al año el parque está cerrado porque el terreno es impracticable debido a las lluvias, ¿a que lo adivináis? Sí, era esa época, una vez más… La mala suerte es que el parque abría sus puertas una semana después de que nosotros hubiéramos estado por la zona. 

Anticipo de la tormenta en Sri Lanka

Anticipo de la tormenta en Sri Lanka

Islas Flotantes de Puno, Lago Titicaca, Bolivia

Pero no sólo tenemos mala suerte con las lluvias, no señor… también pillamos huelgas. Todo dispuesto para viajar de La Paz hasta el lago Titicaca, no disponíamos a pasar unos días conociendo este lugar tan emblemático, y al que verdaderamente le teníamos muchas ganas. Salimos de hecho en nuestro autobús, pero a mitad de camino el conductor nos comunica que es imposible salir de La Paz

Debido a una huelga multitudinaria todas las carreteras se encontrarían cortadas durante ese día y el siguiente. Hasta aquí podrías pensar que lo único que teníamos que hacer era esperar a que se calmara la situación en La Paz, verdad? Pero no tienes en cuenta que habíamos comprado hacía unas semanas unos billetes para viajar a la Isla de Pascua que nos comprometían mucho las fechas. Así que, con todo el dolor de nuestro corazón, tuvimos que viajar directamente a Perú para ver otro de los grandes, Machu Picchu, en este caso no nos lo perdimos… pero vino de un pelo, esa será otra historia!

Machu Picchu era un gran FOMO

Machu Picchu era un gran FOMO

Cuéntanos en los comentarios cuáles son tus FOMO o si ya los has tenido, nosotros tenemos muchos más, así que no descartéis que os contemos algún otro!

Y recuerda que sólo por ser lector de nuestro Blog tienes un 5% de descuento en tu seguro de viajes con IATI Seguros, click aquí para conseguir tu descuento 🙂

Seguro IATI descuento 5%