Si dudas de ti mismo, estás vencido de antemano

Henrik Ibsen, uno de los más grandes dramaturgos noruegos, da en el clavo en lo que ha sido para mí el corazón de Noruega. Durante este viaje al centro de Noruega, he visto no sólo el corazón de Noruega, sino más bien el de los noruegos; he visto cómo se aferran a sus tradiciones, cómo se enorgullecen de su cultura y de su gastronomía, de su fuerza. El corazón de Noruega no está solo en sus paisajes de belleza asombrosa, sino literalmente, y más concretamente, en el corazón de los habitantes de esta bella región que he conocido, la región de Oppland.

Momentos sentidos durante el viaje a Noruega

En mi primer relato de este viaje al centro de Noruega, quiero centrarme en las sensaciones que me produjo esta zona del país. Fue en realidad la primera vez que aterrizaba en Noruega, uno de los países nórdicos por excelencia, de hecho en inglés “Norway” significa literalmente “Camino al norte”, una reflexión preciosa de la que no me di cuenta hasta que alguien me hizo parar y pensar.

Iglesia noruega

Típica iglesia noruega de madera

La importancia de la tradición en Noruega

Noruega huele a madera, huele a montaña y a abono, también huele a tierra mojada y a musgo, y sobretodo huele a naturaleza. El corazón de Noruega late con fuerza porque se alimenta de las tradiciones, de la cultura; se alimenta de la amabilidad de la gente, de las sonrisas y de las ganas de mantener viva su personalidad. Su antiguo carácter vikingo pervive en los corazones que se cristianizaron, en un momento dado de la historia, para luego volver a sus orígenes y seguir conservando vivas sus tradiciones nórdicas adaptándolas a las nuevas.

Noruega es más que fiordos y Aurora Boreal

Los fiordos noruegos son uno de esos sueños viajeros, junto con la aurora boreal, que muchos tenemos en esa lista mágica de deseos por cumplir una vez en la vida. Es cierto que ambas experiencias son de las que te hacen vibrar por dentro y por fuera. Pero a nosotros nos gusta salir de lo preconcebido, nos gusta conocer más allá de lo conocido y, de ese modo, descubrir lugares inexplorados o no tan explotados para conocer su esencia más auténtica.

Así es el corazón de Noruega, con la región de Oppland a la cabeza, pero también con joyas como el trayecto en tren más paisajístico de Europa, la ciudad con el aire más puro de toda Noruega -sede también de los Juegos Olímpicos de invierno de 1994-, o el hogar de uno de los caminos de peregrinación más interesantes de Europa.

perros en Noruega

El corazón de los noruegos

Si antes os he hablado del corazón de Noruega con su vibrante naturaleza, ahora tengo que hablaros del corazón de los noruegos. Debo admitir que creía que los nórdicos eran más fríos, por aquello que nos cuentan de que en los países del sur la gente es más cálida. Quizás Noruega sea la excepción que confirma la regla, aunque no lo sé porque este es el primer país nórdico que visito -excepto Islandia en el que no tuve esa sensación tan claramente-.

Momentos vividos durante el viaje a Noruega

Aunque durante los cinco días que duró este viaje al centro de Noruega no dejamos de ver auténticos paisajes de otro mundo, hoy voy a destacar las experiencias que más me gustaron, que no son pocas.

Turismo activo en Beitostolen

Beitostolen es uno de los resorts más conocidos de la zona, dado que en invierno es un lugar muy famoso donde ir a esquiar, es una alternativa a la zona de los Alpes por ejemplo. Aquí tuvimos la oportunidad de realizar varias actividades de turismo activo, como un circuito por los árboles usando tirolinas y nuestra fuerza y habilidad, nos deslizamos en un kart por la ladera como si se tratara de un esquí, y subimos a bordo de un trineo de ruedas con 7 afables perros ansiosos de correr por esos paisajes noruegos.

Rauma Line

Trayecto escénico en tren

Trayecto en tren paisajístico

La llamada línea ferroviaria Rauma, desde Dombas hasta Andalsness, es el recorrido en tren más escénico en Europa según Lonely Planet. Aunque tuvimos un día un tanto lluvioso, pudimos cerciorarnos de que el paisaje por el que estos raíles discurren es asombroso, con más de 32 puentes que pasan sobre el río Rauma -de ahí el nombre de la línea de tren- y unas cuantas cascadas.

La ciudad de las casas de colores

Trondheim, o Nidaros, es la tercera ciudad más grande de Noruega. Su casco histórico, el barrio  Bakklandet, es muy conocido gracias a las casas de madera de colores construidas junto al río Nidelva, conocida como bryggen (embarcadero en noruego) y donde se encuentran los antiguos almacenes comerciales a ambos lados del río. Lo más curioso es que están semi construidos sobre el río, te recomiendo que pasees por la zona y vayas saliendo a los miradores que encontrarás en los dos lados, depende de la hora y la calma del río podrás ver claramente el reflejo de las casas de colores en el río Nidelva.

Trondheim

Casas de colores en Trondheim

La ciudad olímpica de Lillehammer

El último punto del que os voy a hablar es la ciudad de Lillehammer, puesta en el mapa en 1994 por ser el hogar de los Juegos Olímpicos de invierno de ese año. Además de conocerse por ese hito en la historia, es una ciudad estudiantil con mucho ambiente, el lugar con el aire más puro de toda Noruega, y posee un museo muy interesante, el Maihaugen, donde encontrarás la recreación de diferentes épocas de Noruega y con personajes que te harán pensar, por un momento, que has viajado en el tiempo.

Seguros IATI