Día 4: Visita al Mercado de La Pescheria (Catania) y vuelta a casa

El día amanece algo pasado por agua, pero nada que no pueda arreglar una capucha. Nuestro vuelo de vuelta a casa sale a la hora de comer, así que no disponemos de mucho tiempo para terminar de ver lo que nos falta de Catania, la ciudad que nos ha acogido durante esta escapada de 4 días por Sicilia.

Pescheria Catania

Uno de los grandes atractivos de la ciudad es el mercado llamado Pescheria, que como bien podréis detectar está especializado en la venta de pescado fresco capturado en la zona. Es un mercado muy colorido (también se venden frutas y verduras) y en teoría lo ponen cada día justo a la entrada de la Piazza del Duomo, aunque claro, un día de lluvia no es el mejor momento para llevarte una idea de lo que es en realidad, hay menos paradas abiertas y mucho menos ambiente.

Terme della Rotonda Catania

Aprovechamos las pocas horas que tenemos para visitar lugares como el Teatro Greco de Catania (aunque solo por fuera, ya que estamos algo saturados), el Palacio de los Elefantes (que ahora acoge al ayuntamiento), Termas de la Rotonda (unas antiguas termas romanas reconvertidas en iglesia cristiana de la que aun se conservan los frescos originales) y, por último, el Monasterio de San Benedictino, en su época el más grande del continente, hoy en día es una universidad y su entrada es libre, excepto en Domingo (adivinad cuando fuimos nosotros) que está cerrado.

Aranccia Sanguina

Una grata sorpresa nos aguardaba en el Monasterio de San Benedictino, ya que no podíamos acceder a su interior, un mercado lleno de productos ecológicos y de quesos artesanos excelentes, y por fin tenemos la oportunidad de probar el zumo recién exprimido de la Aranccia Sanguina, el secreto mejor guardado de los italianos.

Bus Aeropuerto Catania

Llega la hora de empezar a desfilar al aeropuerto, hoy vamos a probar la forma lowcost de trasladarse al aeropuerto Fontanarossa de Catania, en lugar de gastando 4 Euros, por uno. Para ello nos vamos a la Plaza Borsellino y allí esperamos al autobús 524. Hay que tener en cuenta que vamos con tiempo porque la frecuencia es limitada y no hay demasiada información acerca del horario, además nos deja fuera del aeropuerto, tenemos que caminar unos 100 metros por la carretera para llegar andando (como alguna vez hemos hecho en el Sudeste Asiático) al aeropuerto, simplemente preguntad al conductor por la dirección que debéis seguir, no tiene pérdida.

Scaficcia Sicilia

Nuestro vuelo sale a a las 14:45, así que aprovechamos para degustar una última comida en Sicilia, la Scaciiata, que no es otra cosa que una pizza sobre cubierta con masa de pizza, y ¿sabéis qué? está absolutamente deliciosa!! Qué buena manera de despedirse de la isla.