Además de ser la capital de Islandia y la ciudad más poblada de la isla -aglutina el 37% del total de habitantes- es el lugar donde más visitas se pueden hacer sin apenas utilizar el coche. Pero antes de hacer un listado de qué ver en Reykjavik y aconsejarte donde comer y dormir, tienes que tener en cuenta que es la ciudad a la que llegarás, vengas del destino que vengas, por lo que te aconsejamos que la visites al principio de tu road trip o cuando estés a punto de volver a coger el avión de vuelta.

Qué ver en Reykjavik en un día con la City Card

La mayoría de los lugares de interés que hay en la capital de Islandia tienen acceso con la Reykjavik City Card, es una manera fácil y cómoda de despreocuparte de comprar entradas individuales y además supone un ahorro importante. Una de las cosas más interesantes es que te da acceso a todas las piscinas municipales donde disfrutar de una de las actividades más populares en Islandia, bañarte en una piscina de aguas termales. A partir de aquí puedes valorar si tienes tiempo o no para todo.

Reykjavik City Card

Hallgrímskirkja, la iglesia de Reykjavik

La sorprendente iglesia de rito luterano situada en Reykjavik, Hallgrímskirkja, es una de las imágenes más icónicas de la capital de Islandia.

La iglesia tiene una forma muy poco común, más parecida a una nave espacial que a un lugar santo. Con casi 75 metros de altura tiene el honor de ser el edificio más alto de Islandia. Nosotros llegamos justo cuando realizaban una misa y no nos fue posible entrar para observarla con tranquilidad, sólo nos permitieron echar un ojo desde la puerta, y después de mucha súplica, bajo la amenaza de que si entrábamos no podíamos salir hasta que acabara la misa.

El interior, al menos lo poco que vimos, nos pareció bastante sobrio y no demasiado adornado, al fondo tiene un órgano bastante impresionante por el cual merece la pena la visita, aunque no tenemos claro que merezca la pena las 2 horas de reclusión mientras se celebra la misa.

iglesia de Reykjavik

La construcción de la iglesia se prolongó casi 40 años, finalizando en 1986, y si a su altura le sumamos que está situada en una colina, este edificio se convierte en un referente para cualquier visitante de la ciudad.

Los horarios de apertura son de lunes a domingo de 9 a 17h, ten en cuenta que si quieres subir a la torre no puedes apurar tanto, ya que cierta media hora antes (16:30h).

El precio de entrada a la torres es de 7,5€ para adultos y 0,85€ para niños de 7 a 14 años. Los tickets los puedes comprar en la tienda de la iglesia.

Harpa

El Harpa es un edificio situado muy cerca del mar en el que se celebran conciertos y conferencias. Su nombre tiene doble significado, por un lado es el evidente, el nombre del instrumento musical muy acorde con la funcionalidad del edificio; la segunda acepción y por la que se añade la h tiene que ver con la tradición islandesa y la manera en el que se llamaba al mes en el que comienza el verano, ¿qué tendrá esta fantástica fecha que la humanidad la celebra de una forma u otra?

Nosotros no acudimos a ningún concierto ni ópera, pero estuvimos paseando un poco por su interior. Al ser un edificio completamente acristalado, las vistas de la ciudad son uno de los atractivos del paseo interior. Puedes ir subiendo pisos y viendo cómo cambia la vista piso a piso. También hay una tienda de souvenirs en el interior.

edificio Harpa

Museo nacional de Islandia

Tanto si te gusta la leyenda de los vikingos -uno de los pueblos más emprendedores de la historia- como si tu interés es únicamente la historia de los lugares que visitas, el museo nacional de Islandia es un lugar imprescindible en tu recorrido por Reykjavik.

En este lugar verás una recopilación de piezas de los primeros pobladores de la isla, los vikingos. Esta recopilación se comenzó en 1863 recuperando piezas expuestas en diversos museos de Dinamarca. La pieza más importante es la Estatuilla de Thor de Eyrarland, una figurita de algo más de 5 centímetros realizada en bronce que representa al dios del trueno y que data de principios del S. XI.

La entrada al museo nacional de Islandia cuesta sobre los 17€ y el horario de apertura al público es de 10:00 a 17:00 todos los días. La entrada con la Reykjavik City Card es gratuita.

Museo Reykjavík 871+-2

Uno de los museos más importantes de la capital islandesa es el Reykjavík 871+-2 que se levanta sobre lo que fue una de las primeras casas de Islandia. De hecho, para saber la antigüedad del primer asentamiento, solo hay que mirar bien el ticket de tu entrada. Es más, nos dicen hasta el margen de error debido a una erupción volcánica en el 871 que cubrió, no solo esta isla, sino además otras zonas como Groenlandia, de donde a través de las capas de hielo de un glaciar se puede ser tan preciso a la hora de datar esta zona arqueológica. La verdad es que para nosotros ya nos parece todo un logro llegar a afinar con sólo 5 años de error, ya nos gustaría ser igual de precisos cuando, mirando hacia atrás, pensamos en algunos acontecimientos de nuestra corta, en comparación con estos 1200 años, vida.

Lo que nos encontramos en el interior es la estructura de una casa, rodeada de elementos audiovisuales que te trasmiten a cómo era la vida islandesa en aquella época. Instrumentos de caza, vida cotidiana, etc, acompañados de simulaciones, nos hace ver lo complicado que tenía que ser desarrollar allí la vida vikinga.

Museo de Reykjavik

Nos pareció muy interesante la parte multimedia que tienen casi al final del museo donde explican la exploración de los vikingos por todo el océano atlántico.

La entrada al museo cuesta unos 14€ al cambio y el horario de apertura al público es de 09:00 a 18:00 todos los días. La entrada con la Reykjavik City Card es gratuita.

El Mirador de Perlan

Perlan o La Perla, es un edificio situado en una colina a las afueras de Reykjavik. Lo que en el pasado fue un depósito de agua caliente, a día de hoy es un edificio cubierto con una cúpula que cumple varias funciones.

Gracias a su situación y su altura, es un lugar idóneo para tener unas vistas extraordinarias de la ciudad. En su cuarto piso, hay instalado un mirador que puede hacer las delicias de cualquier fotógrafo. Otro de los atractivos de este lugar es su espacio para exposiciones en la planta baja del edificio. Y el tercero que nosotros le hemos encontrado es el restaurante giratorio que tiene en su quinta planta.

Prepara unos 35€ por persona para comer allí, realmente nada descabellado para este tipo de restaurante.

Escultura del Viajero del Sol

Este es el nombre que recibe la imponente escultura en forma de barco vikingo situada muy cerca del mar, en la capital islandesa. El viajero del sol nos recordó un poco al surrealismo de Dalí.

Esta escultura realizada por Jon Gunnar evoca el descubrimiento, saber más sobre el mundo de más allá, algo que los vikingos tienen en su ADN.

viajero del sol

Museo de Arbaejarsafn

Este museo al aire libre, te permite pasear por sus más de 20 edificios históricos totalmente amueblados. Este conjunto histórico se encuentra a unos 5 kilómetros del centro de Reykjavik y está dispuesta como si fuera una población. Arbaejarsafn no solo es un conjunto de edificios excelentemente conservados y amueblados, también tiene una serie de “habitantes” que nos enseñan cómo era la vida en estas casas en el s. XIX y las tareas que realizaban. Un paseo por la historia viva.

Destacan las casas con tejados de musgo, llamadas turba, que no solo podrás encontrar aquí sino distribuidas a lo largo de toda la isla, ya sea como parte de museos o utilizadas como almacenes.

La entrada a Arbaejarsafn cuesta alrededor de 14€ al cambio y el horario de apertura al público es de 10:00 a 17:00 todos los días. La entrada con la Reykjavik City Card es gratuita.

El estanque Tjörnin

No sabemos si Tjörnin es estanque en islandés, lo que sí sabemos es que la visita a este estanque en el centro de la ciudad es uno de los imprescindibles de Reykjavik.

lago en Reykjavik

La tranquilidad que rezuma esta pequeña extensión de agua es digna de dedicarle al menos una hora de vuestro tiempo paseando por su orilla. Otro de sus atractivos es la cantidad de cisnes y patos que surcan las gélidas aguas de esta pequeña extensión acuática, y como curiosidad, cuando estuvimos nosotros en marzo, había una parte del lago congelada y otra en la que salía algo de vapor en la que podían nadar estas aves, ¿será una fuente termal natural o algo que hacen artificialmente para que los cisnes puedan estar todo el año?

Durante una parte del año puedes patinar sobre hielo en Tjörnin.

Museo de la Faloteca

La última recomendación es este museo no engaña a nadie, su nombre es lo que vas a ver dentro, la faloteca es un museo de falos de mamíferos que se encuentran es Islandia. 280 penes de mamíferos terrestres y marinos son su tarjeta de presentación. Desde la ballena a minúsculos mamíferos, allí se pueden ver penes de todos los tamaños. Hasta el momento no hay de homo sapiens, aunque ya hay alguno que se ha ofrecido a donarlo en el momento adecuado, suponemos que después de pasar a mejor vida.

La entrada a la Faloteca de Islandia cuesta sobre los 6€ y el horario de apertura al público es de 10:00 a 18:00 todos los días. La entrada con la Reykjavik City Card es gratuita.

Comer barato en Reykjavik

Todos sabemos que Islandia en un país caro, aquí puedes ver nuestro presupuesto de viaje en Islandia, y que durante el road trip te aconsejamos que tires de supermercados. Sin embargo, una vez estés ya en Reykjavik puedes concederte algún capricho en estos lugares donde podrás comer barato en Reykjavik.

El Hot Dog más famoso de Islandia: Baejarins Beztu

Cuando se trata de la cita con la gastronomía en Islandia, que sea realmente asequible para todos, tenemos que echar mano de este lugar tan famoso. Aquí venden el que dicen es el mejor perrito caliente que te puedes encontrar en el mundo, sí,  tiene marca islandesa, y es Baejarins Beztu, un puestecito diminuto cerca del muelle de Reykjavik y en el que se hacen tremendas colas para conseguir catar esta pequeña delicia.

No podíamos faltar a la cita y nuestra opinión encaja con su fama. La cola merece la pena, la mejor opción es no acudir a la hora punta, y nunca olvides de pedirlo en con esta coletilla en islandés “Eina með öllu” que significa “uno con todo” ¡no te arrepentirás!

Localización: Tryggvagata 1, Reikiavik 101, Islandia.

Baejarins Beztu hot dog

Comida rápida de calidad en Islandia: Tommi´s Burger

Puede que no sea comida típica de aquí, pero si tienes mono de hamburguesa -en Islandia no hay McDonald’s- aquí es donde encontrarás las mejores hamburguesas y patatas de la isla.

Localización: Geirsgata 1. Reykjavik, 101, Islandia.

Las mejores sopas de Islandia: Ostabudin Soups

Aquí es donde podrás encontrar las mejores sopas de la ciudad, sobretodo te recomendamos la sopa del día y la de pescado que tiene bastante fama.

Localización: Skólavörðustígur 8, Reykjavik, 101, Islandia.

Comida típica islandesa: BSI Drive Through

Este restaurante de Reykjavik es curioso e interesante por dos motivos, aquí se puede encontrar comida típica islandesa y además es uno de los más famosos “drive through” del país. Se sitúa en la estación de bus del centro de la ciudad y, como comentábamos, tiene una ventana por la que puedes realizar tu pedido sin bajarte del coche. ¿Su especialidad? Cabeza de oveja estofada con patatas… Si te atreves, a nosotros nos parece el mejor lugar para probar la comida tradicional islandesa.

Localización: Vatnsmýrarvegur 10, Reykjavik, Islandia.

Dormir barato en Reykjavik

Otro de los aspectos más peliagudos cuando se trata del dinero en Islandia es el tema del alojamiento. Pero nosotros tenemos una solución para que no se vaya todo tu presupuesto en esta partida. En Reykjavik es donde más oferta encontraremos y eso hace que sea más factible encontrar lugares asequibles. Esta es nuestra recomendación:

Bus Hostel Reykjavik

Este moderno y funcional hostel se encuentra a tan sólo unos minutos del centro de la capital islandesa en coche. Aquí, en el Bus Hostel Reykjavik es donde nosotros nos alojamos cuando llegamos la primera noche al país. Fue nuestro primer contacto con Islandia y nos encantó, así que no podemos más que recomendaros que hagáis lo mismo que nosotros.

Tenéis varias opciones, dependiendo de vuestro nivel de intimidad y confort, podéis reservar una habitación privada o compartir habitación con hasta 23 personas más, esta modalidad es sin duda la más económica.

Bus Hostel Reykjavik

Una de las cosas más curiosas que hacen este lugar especial es que podréis ver la última hamburguesa y patatas fritas vendidas en McDonald’s, ellos os dan la oportunidad de haceros un selfie con esta reliquia que se conserva desde 2009, alucinante no?

Localización: Skógarhlíð 10, 105 Reykjavik

Precios: Desde 3.000 coronas

Cuántos días en Reykjavik

Con estos consejos esperamos que vuestra visita a Islandia, y en especial a Reykjavik, sea lo más aprovechada posible. Reykjavik es una ciudad muy interesante desde un punto de vista turístico a la que le puedes dedicar al menos un día, y un par de ellos si deseas visitar todos los museos propuestos. Aunque, por supuesto, cada uno es libre de dedicar el tiempo que considere oportuno a los lugares a los que viaja.

Seguros IATI