Muchas veces pensamos en las Islas Baleares como un destino exclusivo de verano. Y, aunque, las playas de las islas son absolutamente espectaculares, hay una infinidad de planes que no conllevan un remojo en el Mediterráneo. Gastronomía, navegación o rutas de senderismo -como el Camí de Cavalls- no necesariamente se tienen que realizar en la temporada de verano. Lo mismo sucede con la ruta talayótica de Menorca y Mallorca, hoy nos centraremos en la de Menorca.

Por eso, a continuación os contamos 4 estupendos planes para disfrutar de Menorca no sólo en verano, sino también fuera de temporada. Además, podremos visitar la isla con mucha más tranquilidad y sin cruzarnos con tantos turistas como en la temporada alta. En este otro post podéis leer nuestra crónica de un fin de semana en Menorca.

1. Ruta Talayótica de Menorca

Por muchos, Menorca es considerada un museo al aire libre. Es una isla de tamaño reducido pero conserva muchos restos arqueológicos de valor incalculable. Este año fue una de las candidatas a convertirse en Patrimonio Mundial por la ruta Talayótica de Menorca. La cultura talayótica es endémica de Mallorca y Menorca, ya que se desarrolló únicamente en ambas islas durante la época del bronce y el hierro.

No nos vamos a extender en la explicación histórica de esta cultura pero, si queréis más información, encontraréis todo lo que necesitáis saber en la página oficial de Turismo de Menorca.

A continuación, os vamos a indicar los dos lugares que más nos gustaron dentro de esta ruta Talayótica de Menorca. Aunque hay muchos puntos repartidos por toda la isla, más de 1.500 yacimientos.

Necrópolis de Cala Morell

Esta necrópolis está ubicada muy cerca de Ciutadella, a menos de 8 kilómetros, y el acceso es libre, no hay que adquirir entrada. Es uno de los restos arqueológicos de la ruta Talayótica de Menorca que más nos impresionó. La necrópolis está formada por 14 cuevas artificiales en un barranco que da a Cala Morell, de ahí su nombre.

ruta talayótica de Menorca

Necrópolis de Cala Morell

Una necrópolis es un cementerio, por eso puede que os sorprenda saber que aquí se asentaron algunas comunidades hippies a mediados del siglo pasado. Utilizaban las cuevas como sus refugios, hasta que finalmente los desahuciaron. Lo hicieron para poder mantener los restos arqueológicos y la cultura Talayótica, ya que es única de la zona, como hemos dicho antes.

Naveta des Tudons

Este es el monumento más conocido y representativo de la ruta Talayótica de Menorca. Es igualmente un monumento funerario con forma de nave invertida que se encuentra a tres kilómetros de Ciutadella.

Su estado de conservación es increíble, y este es uno de los motivos por los que es un emblema de la cultura Talayótica, está considerada como el edificio íntegramente conservado más antiguo de Europa. Además de su método de construcción, la técnica ciclópea, que consiste de grandes piedras encajadas entre ellas sin ningún tipo de mortero.

Durante los meses de invierno (noviembre hasta antes de Semana Santa) el acceso es libre. Otra ventaja de visitar la isla en invierno.

En la zona circula una leyenda sobre la construcción de la Naveta des Tudons. Dos gigantes peleaban por el amor de una doncella, así que decidieron retarse a un duelo de habilidad y fuerza para terminar con la disputa. A uno de los hermanos le fue asignada la tarea de construir dicho monumento con el uso de la técnica mencionada. El otro gigante debía construir un pozo profundo del que brotase agua únicamente con la fuera de sus brazos.

Naveta des Tudons

Naveta des Tudons

A punto de finalizar, el constructor de la Naveta des Tudons se pasa con la última piedra que usaría para terminar la construcción, por el pozo que estaba cavando su hermano y descubre que éste acaba de hallar agua, y por lo tanto de ganarle. Al descubrir este hecho, lanza la última piedra al pozo, matando a su hermano y visto lo que ha hecho, huye sin finalizar la Naveta. Este es el motivo por el que se dice que falta una única piedra por colocar en la fachada del monumento.

2. Hacer una ruta de senderismo

En Menorca existen una serie de rutas de senderismo, también denominadas “Camí de Cavalls”. Se trata de una ruta circular que recorre todo el litoral de la isla. Estas rutas se pueden recorrer en todas las épocas, aunque sin duda fuera de la época más calurosa es mucho más recomendable. Así que es un motivo perfecto para visitar Menorca en invierno y poder admirar los paisajes a otro ritmo y las playas desiertas, en invierno siguen siendo igualmente bellas.

Menorca en invierno

Paisajes de Menorca

Hay varias rutas de distintos niveles de dificultad, así que no tenemos que estar en plena forma para poder disfrutar de la naturaleza y de los paisajes que encontraremos por el camino. Además, seguro que ni os dais cuenta del esfuerzo porque estaréis más centrado en todo lo que vais descubriendo que en cuanto tiempo lleváis caminando.

3. Gastronomía balear

Hay lugares con gastronomía casi inexistente, no es el caso de las Islas Baleares. La cocina balear es una de las gastronomías más completas y sabrosas del país, al menos a nosotros nos lo parece. Es, sin duda, un motivo ideal para venir a Menorca, sobretodo si eres un amante del queso, como verás a continuación. Aquí dos de nuestros productos favoritos.

Queso menorquín

Con una denominación de origen propia, Mahón-Menorca, este producto goza de una gran reputación en la isla. Hay varios tipos de queso dentro de esta denominación de origen, pero el más sabroso es el queso Mahón-Menorca artesano, hecho con leche cruda y utilizando el paño de algodón para darle su característica forma.

queso de Menorca

Variedades de queso denominación de origen Mahón-Menorca

Caldereta de langosta

El plato estrella de la gastronomía menorquina, sin lugar a dudas. Al tratarse de una isla el marisco y el pescado, son productos muy comunes y apreciados en la gastronomía popular. La caldereta de langosta, de hecho, era considerado un plato pobre de pescadores, dado que en la isla, la langosta no es difícil de encontrar.

4. Comprar productos artesanales

En nuestra visita a la isla, pudimos ver cómo los oficios aún tienen mucha importancia en esta pequeña isla del Mediterráneo. Aquí la cultura artesanal se ha conseguido mantener y desarrollar un papel importante en la economía de Menorca. Son los llamados productos “Made in Menorca” y el más popular es la abarca, o como lo conocemos nosotros “menorquina”. Se fabrican usando dos materiales, el neumático para la suela y la piel de vaca para el empeine. Cuando tengas tus Avarca de Menorca (marca acreditada) debes dirigirte al mar y entrar con ellas puestas para que cojan la forma de tu pie.

Abarcas en Menorca

Variedad de colores de Avarca menorquina

Además de las abarcas, hay muchos otros productos realizados aquí, como la joyería, alfarería o ceramista. Es una delicia pasear por Ciutadella o Mahón y descubrir que parte del pasado se conserva intacto.

Esperamos que os hayáis hecho una idea de todo lo que se puede hacer en Menorca en invierno. Hay muchos más planes, pero estos son los que a nosotros nos gustan más. Si quieres saber más, puedes seguir a la oficina de Turismo de Illes Balears en Facebook y a la asociación de Baleares Tavel Bloggers.

No olvides lo importante que es viajar siempre asegurado. En la imagen de más abajo puedes comprar tu Seguro de Viajes con un 5% de descuento, puedes ahorrarte mucho dinero si eres previsor.Seguros IATI