El Masnou es un típico pueblo de la costa catalana que ofrece una gran cantidad de actividades para hacer. Seguramente desconozcas que puedes ver una casa construida en forma de barco o que puedes entrar en una mina de agua. Estas y otras experiencias son las que te presentamos en la siguiente ruta por El Masnou.

Ruta Terra de Mar en El Masnou

El Masnou es muy conocido en la denominada Costa Barcelona Maresme por sus playas y su ocio nocturno en el puerto. Situado a 20 minutos de Barcelona, tiene una buena combinación en transporte público. El tren tiene una estación en este pueblo costero, una línea que pasa por el corazón de la capital catalana. También es muy fácil llegar en coche, ya que está cerca de una de las salidas de la autopista del Maresme.

Lo que quizás no es tan conocido es el pasado como lugar de vacaciones de la burguesía barcelonesa o su papel como guardián al ser el primer parapeto de los ataques piratas a la costa catalana.

casas burguesía en El Masnou

A continuación os vamos a explicar algunos de los puntos más destacados de la Ruta Terra de Mar. Un recorrido que se puede hacer perfectamente caminando y que seguro que te sorprenderá muy gratamente.

Podemos dividir la ruta en dos partes, por un lado las afueras de El Masnou y por el otro el casco antiguo.

Las afueras de El Masnou

El Masnou es un pueblo no demasiado grande, pero hemos decidido dividir la ruta en dos partes para que sea mas sencillo de visitar. La división la vamos a poner en el puerto deportivo, por las afueras nos referiremos a la parte sur de esta linea imaginaria.

Este recorrido es de 2,2 kilómetros y en una hora se puede realizar perfectamente. Es un paseo sencillo sin casi ninguna pendiente.

Can Teixidor

Masía fortificada situada muy cerca del mar. El edificio cuenta, además de la vivienda, con una bodega y una capilla. La edificación data de mediados del S. XIV.

Destaca la gran bodega que nos hace empezar a pensar que el vino hace muchas decenas de años que está muy arraigado en estas tierras.

La pequeña torre era común en las casas de primera línea del mar, y se utilizaban para defenderse de los piratas que durante el S. XVI aterrorizaban esa parte del Mediterráneo.

Finca Bell Resguard

Edificio de principios del S. XX construido por el arquitecto Salvador Vinyals i Sabaté para el primer marqués del Masnou como residencia de verano. La finca tiene tres espacios el palacete, el jardín y el mirador.

El palacete es una construcción de estilo neoclásico francés construido en los primeros años del siglo pasado. Fue residencia de verano de Roman Fabra i Puig, un personaje relevante de la burguesía catalana. En las afueras de El Masnou, entre otras localidades de la costa de Barcelona, es donde este grupo social de Barcelona solía pasar más de tres meses de descanso para huir de las condiciones menos higiénicas de una capital como Barcelona en esa época.

El jardín, en la actualidad, es un parque público llamado el Parc del Llac. En él se encuentra un estanque y una cueva con una pequeña cascada.

El mirador, también un parque público, tiene una magnífica vista del mar Mediterráneo.

Can Targa

Seguimos con esta ruta por El Masnou por Can Targa. Nos encontramos ante una masía del S. XVI, muy cerca de la playa y justo al lado de la carretera nacional. En el huerto de esta finca había una fuente muy popular. En esa época utilizaban las fuentes para crear un ambiente más fresco y era un lugar muy popular para los vecinos de El Masnou.

Can Xala

Históricamente, Cataluña ha sido una región muy vinculada a la industria textil. Si añadimos la cercanía que tiene Can Sala al mar, no es descabellado pensar que en el pasado fuera una industria velera.

Con la crisis de los barcos de vela del S. XIX, esta fábrica amplió su gama y se dedicó a realizar otros productos relacionados con el algodón. A finales del S. XX se cerró definitivamente la fábrica.

A día de hoy se pueden observar tres naves industriales y una chimenea de las dos que tuvo el edificio.

Centro del Masnou

Alrededor de la Iglesia de Sant Pere se creó el núcleo de El Masnou. Un conjunto de callejuelas y escaleras muy fotogénicas hace de esta zona un punto muy recomendable para perderse durante tu ruta por El Masnou.

Centro El Masnou

Casa Benéfica

En 1899 se creó esta sociedad benéfica en la que se asistían a enfermos pobres, ancianos, niños desamparados e indigentes. Hasta 1902 no se construyó el actual edificio, y las asistencias se realizaban a domicilio.

El edificio principal fue diseñado por Gaietà Buïgas, quien realizó también el monumento de Cristobal Colón en Barcelona. Al frente del edificio se pueden ver una torre de planta cuadrada cubierta por una cúpula cubierta por cerámica vidriada.

En este punto es donde ponemos el límite entre las dos partes de la ruta. Es hora de descansar un poco con una copa de vermouth CISA, de la zona y un surtido de productos ahumados proporcionados por Ocata Fums.

vermut

El norte del Masnou

La segunda parte de esta ruta por El Masnou la iniciamos en la Iglesia de Sant Pere. Seguimos así con algunos consejos sobre qué hacer en el Masnou.

Este recorrido es de 1 kilómetro, aunque se puede hacer en 15 minutos, recomendamos mínimo una hora y media para poder disfrutar de todos los puntos con tranquilidad.

Iglesia Sant Pere

En el S. XVI, como hemos comentado antes, se producían ataques de piratas por el Mediterráneo. Esto hacía que los pueblos se construyeran, en su mayoría, alejados del mar. Los pescadores tenían igualmente que ir a rezar, y en aquella época un buen hombre iba varias veces a rezar a la iglesia. Como subir y bajar varias veces al día al pueblo no era eficiente para los pescadores, pidieron al obispo que les dejaran hacer un templo más cercano. Así es como, en 1783, se construye esta parroquia, prácticamente financiada por el gremio de pescadores, y por eso se dedica al patrón de los pescadores.

Durante la guerra civil, la iglesia fue prácticamente destruida por completo, incluso derruyéndose el techo. Sin embargo, en la década de los sesenta fue reconstruida de nuevo, es así como podemos ver una torre de campanario bastante moderna.

Can Millet

Esta casa fue la residencia de una familia o saga de capitanes de barco. A finales del S. XIX Gaietà Buïgas i Monravà es contratado para reformar la casa.

La familia propietaria de la casa fue una de las que hicieron fortuna en las Américas. Hubo un gran movimiento de catalanes que pusieron rumbo al nuevo mundo en busca de una vida mejor. Se les llama los indianos, como ya os comentamos en esta Ruta por Torredembarra de estos grandes aventureros del pasado.

La fachada está muy decorada con motivos florales y formas geométricas. El patio, que se puede ver desde fuera y que está justo antes de la entrada, no tiene desperdicio.

Casino

Este particular edificio del S. XVII es propiedad de la familia Fontanills, aunque hoy en día es un restaurante. A principios del S. XX esta parte de la costa catalana se convirtió en un importante destino vacacional para Barcelona, y de ahí surgió la necesidad de crear un lugar donde socializar.

Tenemos que pensar en las vacaciones de aquel entonces muy diferentes a las actuales. No nos podemos imaginar a los habitantes de entonces tostándose al sol durante horas para acabar en un chiringuito tomando una cerveza. Para aprovechar el ocioso tiempo de la burguesía, en 1902 se comenzó una reforma de del antiguo edificio que era una antigua masía. Se construyó el café, la rotonda y la sala de juego.

casino el Masnou

Un par de años más tarde, se edificó el teatro. De esta manera, teníamos un gran centro lúdico a muy pocos kilómetros de Barcelona.

El casino era exclusivo para socios, y era en este lugar donde se cerraban muchos negocios. El día de la Fiesta Mayor, se consideraba un día especial y se abrían las puertas a todos los ciudadanos.

Ayuntamiento de El Masnou

Seguimos la ruta por El Masnou y nos acercamos a la casa de la vila, el ayuntamiento. El edificio fue subvencionado por el gremio de mareantes y otros ciudadanos del Maresme. Se construyó a mediados del S. XIX y fue encargado al arquitecto Miquel Garriga i Roca.

Este edificio, además del ayuntamiento, ha sido una escuela, taquilla de billetes de tren o telégrafo.

En la fachada del edificio se pueden contemplar dos esculturas, la justicia y la abundancia. La puerta tiene dos relieves que hace referencia a las dos actividades principales del Masnou: la marinera y la agrícola.

Can Malet

Una de las mayores propiedades que hubo en El Masnou. En esta propiedad encontramos la casa, una masía, jardines, huertos, establos, viñas y hasta una capilla.

El documento más antiguo que refleja Can Malet es de 1541. Se trata de un contrato de compra y, sorprendentemente, por aquel entonces la propiedad se llamaba Mas Nou. Pasó por varias familias y fue cambiando de nombre en varias ocasiones, hasta llegar al actual.

En pleno S. XIX muere el último heredero de la familia Casas, que en aquel momento eran propietarios de Can Malet. La propiedad se dividió entre dos sobrinos. Por un lado Felíp Cunill transformó su parte en una residencia de verano que acabó desapareciendo en el S. XX y por otro  Antonio i Gaspar Malet se quedó con la otra parte de la cual solo se conserva la fachada.

De la finca original solo se conserva la fachada, un dintel y parte de los jardines.

Casa de Cultura

Casa reformada por unos indianos en el año 1900 a pocos metros de la playa. En su interior se encuentra actualmente la Oficina de turismo de El Masnou.

El primer propietario de la casa de la cultura, que en su momento se llamó Chalet Villa Rosa, fue Jaume Sensat i Sanjuan. El nombre original de la casa se debía al color de la fachada exterior.

Joyas desconocidas que descubres a unos pocos kilómetros de Barcelona en la @costabcnmaresme La “Casa Rosa” es un gran ejemplo de casa de veraneo de la burguesía catalana del S. XIX . . Just few kilometers from Barcelona we can find this jewel from Modernisme. A great sample of summer house of Catalan Burghesy. . . #amazingplaces #bcntb #costabcnmaresme #backpacker #beautifulviews #buscablogs #dametraveler #exploringtheglobe #globetrotter #iamtb #iatiporelmundo #igersviajeros #ilovetravel #instatravel #letsgosomewhere #lugaresimperdibles #pasionporviajar #passportready #traveladdict #travelblogger #travelcouple #travelgram #traveltheworld #travelphotography #bcnmoltmes #viajeros #Wanderlust #maresme #raconsdelmasnou

Una publicación compartida de Vir & Fran | Travel Blog (@365sabadosviajando) el

En el exterior se pueden observar el gusto de Jaume Sensat por la arquitectura islámica dado que el matrimonio era muy amante de los viajes, y habían viajado a Egipto poco antes de adquirir la propiedad. En el interior todavía se conserva la ornamentación original de la casa. En la primera planta se puede visitar una exposición pictórica donada por Emilio Josep Sala Barbarà.

Carrer Adra

El carrer Adra es una de las calles más antiguas de El Masnou. Estaba situada a pie de playa y sus patios delanteros, a día de hoy sustituidos por nuevos pisos, servían para guardar las barcas de los marineros. En esta calle se conserva la estructura de las casas de cós, casas típicas de los pueblos del Maresme que consistían en una casa unifamiliar de planta baja con un patio en la parte delantera.

Carrer Adra El Masnou

Plaza Ocata y las minas de agua

Esta plaza fue construida en 1853 para acoger a uno de los dos mercados de la villa de El Masnou. En la actualidad es un punto de encuentro y de celebración de diversos actos que se realizan en el Masnou. Cuando nosotros estuvimos visitando el pueblo había un baile popular de Swing, con una orquesta en directo y una comida popular.

La Plaza de Ocata da acceso a las minas de agua Cresta y Mallet. Un sistema complejo de túneles que suministraban agua a la población. El sistema de galerías utilizaba el agua que se filtraba en el subsuelo para canalizarla a las casas particulares. Es una visita muy interesante, que os recomendamos.

Las visitas a estas minas es gratuita y se hace el segundo domingo de cada mes.

Un grupo de Bloggers fuimos invitados a conocer esta ruta por El Masnou: Terra de Mar, por Barcelona és Molt Més y Costa Barcelona Maresme. El resultado fue que conocimos una villa que está muy cerca de Barcelona y que tiene muchísimos lugares de interés turístico, además del conocido sol y playa.

No olvides lo importante que es viajar siempre asegurado. En la imagen de más abajo puedes comprar tu Seguro de Viajes con un 5% de descuento, puedes ahorrarte mucho dinero si eres previsor.

Seguros IATI