¿Quién no conoce Sitges hoy en día? A tan sólo 40 minutos en tren desde el centro de Barcelona es uno de los destinos más recomendables para escaparse un fin de semana, ya seas residente en Barcelona o simplemente estés de paso. Sitges puede ofrecerte un descanso de la bulliciosa Barcelona, pero no un descanso en cuanto a oferta de cultura, gastronomía o actividades lúdicas.

Hotel Calipolis

Durante el fin de semana del 16 y 17 de Mayo tuve la oportunidad de compartir el descubrimiento del Sitges que no es tan conocido, es decir, del Sitges mar adentro, junto con un grupo de colegas bloggers. Huelga decir que la complicidad en un grupo de personas tan afines está muy por encima de la media así que, junto con las actividades que teníamos preparadas, iba a ser un fin de semana inolvidable con sede en el Hotel Calipolis, donde pude disfrutar de unas vistas asombrosas no sólo del apacible Mediterráneo sino de la majestuosa iglesia que se alza sobre el acantilado imperando las vistas del mismo, y todo ello desde la terraza de mi habitación.

Casa Bacardi

Empezamos nuestra experiencia para todos los sentidos descubriendo que la Casa Bacardí, donde además de aprender cómo se hace este Ron y algo de la historia de su fundador Facundo Bacardí Massó oriundo de la Sitges del S. XIX, nos envalentonamos y aceptamos el reto de preparar un Mojito, eso sí con la ayuda de los expertos cocteleros que nos enseñan sus trucos para preparar el Mojito perfecto.

Hoy hemos jugado con el tiempo y hemos puesto por delante el cóctel antes que la comida, no importa… es un día especial y ahora vamos a perdernos por las estrechas y pintorescas calles de este pueblo que siempre mira al mar. La casualidad ha querido hacernos un regalo, durante este fin de semana se celebra el Tapa a Tapa, un evento gastronómico que reta a los establecimientos de la localidad a preparar su mejor tapa, que debe reunir estos ingredientes, sabor, estética y una pizca de originalidad.

tapa a tapa sitges ganador 2015

Tenemos un mapa en el que están localizados todos los restaurantes que participan, junto con las fotos de la tapa que presentan a concurso. De este modo, la estética de la tapa cumple su función y atraerá a su sibarita séquito, para después confimar o desmentir si merece el título de la tapa ganadora de este año. Lo que pudimos comprobar es que un establecimiento en concreto lleva ganando los últimos años, El Cable, y lo ha vuelto a hacer, fuimos unos afortunados al poder probar su deliciosa tapa “Happy Barry”, aunque también probamos la ganadora en votación popular del establecimiento Los Vikingos con su “Meloset”. Y como probadora de ambas, puedo decir que en los dos casos son merecedoras de su premio.

Mientras degustamos la gastronomía local, vamos descubriendo la maravillosa arquitectura que se imbuye de este pequeño pueblecito antiguamente colmado por pescadores. El mejor plan siempre es perderse, o al menos dedicar un día con este fin, y no se me ocurre lugar mejor para hacerlo que Sitges, la ciudad que mira al mar desde la bucólica iglesia de Sant Bartomeu i Santa Tecla originaria del S. XVII, de la que sin duda su silueta desafiando al mar a aquellos que partían rumbo a Cuba en el S. XIX, es la imagen por excelencia de la población costera.

Palau Maricel

Os había contado que en Sitges existe una amplia oferta cultural y es, en parte, debido a Santiago Russinyol. La estrecha relación entre el gran artista y el municipio le grangeó a esta un nombre en cuanto a cultura del S. XX se refiere. No podéis perderos el museo Cau Ferrat que os mostrará el alma del camaleónico artista, tan tortuosa como el hierro forjado al que dedicaba parte de su tiempo. Como colofón debéis visitar el Palau Maricel, y dejaros llevar por la brisa del mar mientras vuestros ojos se posan en las innumerables vistas del horizonte azul con la que os deleitará.

Para terminar, debo hacer una mención especial al gran banquete con el que nos deleitó el Hotel Calipolis, su cocina es tan espectacular como vistosa y sabrosa. Combinando productos típicos de la zona como fusionándola con la cocina más moderna. Sitges es todo un placer para los sentidos, y como veis no es simplemente un destino playero, después de esta experiencia para mí la playa ha quedado relegada en un segundo plano, no así sus maravillosas vistas. Sitges, la escapada perfecta

Y recuerda que sólo por ser lector de nuestro Blog tienes un 5% de descuento en tu seguro de viajes con IATI Seguros, click aquí para conseguir tu descuento 🙂

Seguro IATI descuento 5%