Para todos aquellos que conozcan nuestra trayectoria viajera, no es una sorpresa si os decimos que el Sudeste Asiático es nuestro destino favorito para pasar una larga estancia mientras disfrutas de tu vida nómada. Ahora os vamos a contar a qué se debe este enamoramiento con el subcontinente al que aspiramos regresar algún día, quién sabe si de forma perpetua…

Estos son los 10 motivos para perderte en el sudeste asiático:

1. Cultura 

Su posición privilegiada en esta lista no es casual. La sensación de estar en un lugar en el que continuamente te sonríen e intentan comunicarse contigo, aunque lingüísticamente no siempre se pueda, es sencillamente increíble. El optimismo que se desprende de cada una de esas sonrisas que se va cruzando en tu camino es capaz de recargarte de positivismo incluso en días difíciles.

Templo Bayon Camboya

Debido a la gran diversidad y antigüedad cultural (algunas de las civilizaciones más antiguas tienen su origen aquí), tenemos cientos de miles de templos que poder visitar, y si bien es cierto que cuando lleves unas decenas dejarás ese interés a un lado, merece la pena destacar algunos como Angkor Wat, el complejo de templos más grande del mundo, ubicado en Camboya, o la ciudad birmana de Bagán, posiblemente el lugar más increíble en el que hemos estado.

Sabrás definitivamente que estás viajando por el Sudeste Asiático cuando ya no te quedes con los ojos como platos cada vez que pase por tu lado un monje o un grupo de ellos, que podrás encontrar en cualquier rincón. Posiblemente sea por lo exótico que a nuestros ojos resulta, pero nunca nos cansaríamos de observar a estos religiosos paseando con sus túnicas que cambian de color conforme cambias de país.

2. Paisajes 

Lugares increíbles, lugares grandiosos… Durante los seis meses que anduvimos rondando por este apéndice de Asia, al que algunos llaman el paraíso del mochilero, no dejamos de sorprendernos con todo tipo de paisajes. 

 

Desde la costa malaya, concretamente el este, donde serás capaz de observar todo tipo de vida marina, e incluso donde podrás avistar la puesta de tortugas del modo más ecológico posible, donde te sorprenderás con las montañas del norte de Tailandia, los inmensos campos birmanos, las cuevas laosianas, los arrozales balineses o los paisajes kársticos que abundan en Vietnam, todos ellos una delicia para disfrutar y ¿porqué no? para fotografiar.

3. Gastronomía 

Dicen que la gastronomía en esta parte del mundo es aburrida y repetitiva, vamos… que siempre comes arroz… Y nosotros no podemos estar más en desacuerdo! la gastronomía es variada, y además muy sana, y cada país tiene sus propias especialidades.

 

Este es un lugar único para que te sientes en el restaurante que escojas o te acerques al puesto callejero de turno descubrirás sabores para recordar durante el resto de tu vida, incluso puedes acabar empachado visualmente solo dando un paseo por los famosos Food Court e intentando elegir un solo plato.

Otro punto a favor de la gastronomía es la forma de consumirla, aunque parezca mentira, muy similar a lo que más nos gusta en España, es decir juntarnos un grupo grande de personas y si el tiempo lo permite, que en Asia es casi siempre excepto en los momentos de Monzón, compartir platos entre todos mientras charlamos y reímos.

 

Además, si este tipo de comida no es lo tuyo, aunque te animamos a que dejes los prejuicios a un lado porque sino te arrepentirás cuando te hagas mayor jeje, siempre te quedará el KFC, el fast food estrella por estos lares, parece que les gusta el pollo rebozado!

4. Clima 

Aquí tal vez no seamos muy objetivos ya que en los seis meses que vivimos en los diferentes países del Sudeste Asiático, la mayoría del tiempo disfrutamos de un sol y temperatura muy envidiables. Todo depende de los gustos de cada uno, pero nosotros nos declaramos incondicionales del calor y la verdad es que no pudimos ser más afortunados, aunque el karma nos lo debía a cambio de Australia.

Gorro Vietnamita

Viajar al son del sol y el calor nos hace estar más activos, aprovechamos mejor el día y… creednos cuando os decimos que en el Sudeste Asiático los días tienen mucho que aprovechar. Otra de las ventajas de un clima amigable, es la bajada de peso de la mochila, 10 kilos marcan la diferencia sin duda. 

5. Easy-life (modo vacaciones) 

Durante un gran viaje, el Sudeste Asiático es sinónimo de vacaciones… En el Sudeste Asiático relacionarás el hashtag #FF por otros motivos distintos a los de Follow Friday… Facilidad y Felicidad en dosis similares!

[Tweet “En el Sudeste Asiático relacionarás el hashtag #FF por otros motivos distintos a los de Follow Friday… Facilidad y Felicidad”]

Porque hay muchas maneras de moverse por estos países, puedes llegar a cualquier lugar por medio terrestre y si necesitas un desplazamiento largo y rápido tienes los vuelos de Air Asia, la Ryanair de este continente.

Porque además de fácil, es extremadamente barato, por lo que el coste más alto a la hora de viajar se reduce exponencialmente.

 

Y es que solo tiene un handicap… tienes que tomarte tu tiempo para ir de un lugar a otro, un handicap que se trasforma en virtud cuando desarrollas la habilidad de viajar despacio y aprovechas esos tiempos muertos para disfrutar del primer punto, la gente. 

6. Momentos de reflexión 

 

El ambiente, los templos, la espiritualidad que normalmente encuentras en cada esquina y en cómo la gente la vive y la interioriza en su vida cotidiana… Tal vez sea ese el motivo, pero lo cierto es que durante estos meses que vivimos en Asia, nuestras conversaciones eran más profundas, más reflexivas, hablábamos mucho, pensábamos mucho, reflexionábamos demasiado, casi nos convertimos en gafapastas! jaja  Nooo es broma!

Sudeste Asiático

Lo que queremos decir es que si estás una temporada en Asia es inevitable que acabes haciéndote un montón de preguntas sobre el mundo, sobre ti y sobre cómo vives tu vida, no nos extraña nada porque cada día hay compañeros que deciden quedarse por aquí y comenzar un nuevo modo de vida, tiene mucho sentido, porque lo que finalmente entiendes es que en tu vida “normal” te encuentras en un remolino de estrés y prisas que no te permiten parar a pensar… y cuando te paras… redescubres quién eres.

7. Playas 

No te vamos a descubrir nada que no sepas a estas alturas, y es que las playas del Sudeste Asiático son lo que nos viene a la cabeza cuando alguien nos habla del paraíso. Aguas cristalinas, buen tiempo, vegetación casi hasta la orilla… 

 

Es cierto que hay lugares que se están apuntando al carro de los grandes complejos hoteleros, pero a día de hoy es relativamente sencillo encontrar un lugar donde estar tan tranquilo que puedas incluso llegar a pensar que te has perdido en una isla desierta.

8. Vida Submarina 

Si el punto anterior ya es conocido en el mundo viajero, qué os vamos a contar del submarinismo, y snorkel para los cagados como nosotros. Creemos que es imposible practicar estos deportes acuáticos a un precio más bajo y con mayor variedad de la que podréis encontrar aquí. 

Snorkel Tailandia

Es más, creemos imposible un lugar más bonito, bajo el mar, que los mares del Sudeste Asiático, el Andamán es toda una sorpresa.

9. Tu bolsillo te lo agradecerá 

Si habéis ido leyendo los puntos anteriores, ya podéis atar cabos. Viajar por el Sudeste Asiático es muy económico en todas sus variables: moverte, comer, dormir, comprar… Lo es hasta si quieres viajar de lujo, donde por un módico precio disfrutarás del mítico “Lujo Asiático”.

 

Para los que queremos gastar menos, hablamos de unos 20€ al día por pareja si no estás buscando este lujo que os mencionábamos antes, y con un poco de esfuerzo te puedes permitir una cervecita de vez en cuando.

¿Cómo puede ser? pues muy fácil… Comida callejera por poco más de un euro al cambio, alojamiento por menos de 10€, transporte muy económico, y la verdad… porque no necesitas tanto para ser feliz cuando estás rodeado de tan abrumadora belleza.

10. Para sentirte libre 

 

Si libertad es hacer lo que quieras, cuando quieras y como quieras… en el Sudeste Asiático se conjuran una serie de circunstancias en las que te acercarás mucho a ese sentimiento que es una de las pocas cosas en este mundo que no puedes comprar… la libertad!

Y recuerda que sólo por ser lector de nuestro Blog tienes un 5% de descuento en tu seguro de viajes con IATI Seguros, click aquí para conseguir tu descuento 🙂

Seguro IATI descuento 5%