Algunos datos de Laos

Laos, al norte del Sudeste Asiático, aunque curiosamente en el centro, ya que tiene un montón de vecinos… Myanmar, Tailandia, Camboya, Vietnam y China, pero ¿quién es Laos? Para nosotros una tierra aún con mucho por conocer, dicen que es uno de los países con más cuevas del mundo, dicen también que es especial… Puede que sea por nuestras circunstancias en concreto pero no fue uno de los lugares que más nos ha transmitido durante nuestro recorrido hasta ahora. No se puede pretender que acabes adorando todos y cada uno de los países que pisas, aunque por supuesto hay varios momentos que marcaron la diferencia. En este post os vamos a comentar nuestros mejores recuerdos de Laos, lo que más nos sorprendió… en definitiva, aquello por lo que recordaremos a Laos, porque uno siempre se tiene que quedar con lo bueno! y si vosotros vais a pisar estos lares os podréis forjar una opinión basada en vuestros propios mejores momentos.

Vang Vieng, un pequeño pueblo que se ha dado a conocer básicamente por dos cosas: Hacer Tubing y ver la serie de Friends en los bares. Sí, sí… A los que no sepáis lo que es este deporte (que nosotros tampoco conocíamos hasta que llegamos a Laos) sólo os pediremos que os imaginéis montándoos en un flotador gigante, lanzándoos al río y dejándoos llevar por la corriente… en eso consiste hacer tubing. Aunque en Vang Vieng se han inventado un par de normas diferentes, existen unos 4 bares en la orilla del río que te van lanzando unas cuerdas para “rescatarte” del mismo y que bebas para agradecérselo hasta que no puedas más… Es decir, fiesta y más fiesta, ya que la gente se va apelotonando en estos bares durante todo el día! Aunque también puedes pasar de los bares y simplemente relajarte por el río admirando algunos de los mejores paisajes de los que puedes disfrutar desde un río, ahh y esquivando alguna que otra serpiente también, se ve que les gusta nadar!

Mmmm… la comida siempre es nuestro fuerte y en Laos, aunque no hay mucha variedad, pudimos disfrutar de nuevo de los bocadillos más o menos de siempre, porque sorprendentemente tienen baguettes por todas partes, y aunque el relleno no es lomo con pimientos fritos, podemos constatar que no está mal, un poco de cerdo, un poco de pollo y algunos vegetales, sobre todo pepino, que después de unos cuantos bocatas acabamos declinando. Pero ¿cómo han llegado los laosianos a conocer el bocadillo con baguette? Muy sencillo, gracias a la influencia francesa de finales del S. XIX.

También son unos maestros haciendo barbacoas, cuyo olor hace casi que llegues flotando al lugar desde donde se desprende… y si te gustan las verduras, por un euro puedes comer todo lo que puedas llenar en el plato, todo mezclado eso sí! Lo difícil es escoger porque en cuanto a platos vegetarianos son unos maestros de la inventiva!

En el sur de Laos hay un lugar bastante alejado de todo y ya cerca de la frontera con Camboya llamado “Las 4000 islas”… y aunque suene a paraíso, no es el tipo que os imagináis. Las 4000 islas se forman gracias al delta del Mekong, tan presente en este país, y tal vez la época en la que fuimos (lluvias) no era la mejor para disfrutar de ellas, pero sí que nos fuimos a dar un paseo por la isla Don Det, donde fuimos afortunados de llevarnos imágenes tan bellas como estas. La vida fluye en un arrozal, toda la familia pasa el día recolectando, plantando y también algún que otro se lo pasa jugando por entre sus húmedos canales.

Seguros IATI