Diarios de viaje por el Sur de Japón: Kitakyushu

Sábado 19 de Septiembre de 2015

Día 14: La Silver Week cambia nuestros planes, Kitakyushu

Este es uno de esos días en los que no sabemos qué esperar, siempre tiene que haber uno en todo viaje que se precie. Debido a que la Silver week, unas fiestas en Japón que este año han caído muy bien para el tema de puentes y por lo tanto hay muchos japoneses viajando, nos han pillado en medio de nuestra etapa final de viaje, hemos tenido que reajustar algo nuestros planes viajeros por la isla de Kyushu.

No podremos viajar a Yakushima, ya que solo se permite cierto número de visitantes al mes y nosotros no teníamos reservado nada… Con lo que ahora, los únicos hoteles disponibles se nos van mucho de precio… Así que hemos tenido que añadir algún destino que en principio habíamos descartado por falta de tiempo.

Kitakyushu

¿Qué ver en Kitakyushu?

Por este motivo viajamos a Kitakyushu, no os dice nada verdad? Pues es la puerta de entrada a Kyushu desde la isla de Honshu, aunque no tan conocida como la vecina Fukuoka, la verdad es que nos gustó mucho, tal vez es por lo inesperado del lugar, porque no habíamos investigado mucho o porque no teníamos idea si seria una ciudad grande o pequeña…

Cuando llegamos a la estación Kokura, la principal de la ciudad (tardamos aproximadamente una hora y media desde Beppu), lo primero que encontramos son unas esculturas que nos transportan directamente a nuestra infancia, para aquellos de la Generación EGB, ¿os acordáis del Capitán Harlock? Pues algo tiene esta ciudad con esta serie de dibujos… Están representados en todas partes.

De momento tenemos sensación de ciudad grande, una Tokyo minúscula, pero urbe al fin y al cabo. Que este viaje nos lleva por los lugares rurales más bonitos, pero de vez en cuando nos gustan las ciudades, y este es el caso.

Después de preguntar en información y obtener el preciado mapa habitual, vamos a nuestro hotel, ubicado estratégicamente a 400 m. de la estación (gracias a que llevamos nuestro Google Maps con el WiFi de Japan Wireless no nos está costando nada encontrar todos los lugares a los que vamos, puede que por primera vez en la historia no nos perdamos durante un viaje, aunque aún no ha terminado), y dejamos nuestras mochilas. El hotel (APA Hotel Kokura) es de estilo occidental y nos cuesta 8.000 ¥ la habitación doble más económica.

Ahora ya sí, libres, nos vamos a descubrir la ciudad! El primer lugar donde nos dirigimos es el castillo, cada ciudad aparentemente tiene uno, junto a él encontramos un pequeño santuario muy tradicional, como suelen ser, aunque con un paisaje de fondo de lo más moderno, un ejemplo perfecto de la fusión tan increíble que este país ha logrado en cuanto a modernidad y tradición.

La hora de comer nos sorprende cerca del Tanga Market (no!! Mira que sois…), no se trata de un mercado de tangas!!! Es un mercado tipo La Boqueria de Barcelona (lo ponemos como ejemplo porque es el que más a mano tenemos, aunque en realidad es mucho más grande que este).

Plato de arroz con pescado Japón

Y lo más local que puedes hacer aquí es comprar un bol de arroz (también llamado Donburi) por 200 ¥ en el restaurante Daigakudo, hacia la mitad del mercado, para luego con tu cuenco en la mano decidir qué complementos comprar en los varios puestecitos de carne, pescado, o verduras que hay. Después de tus compras, (cada complemento cuesta unos 100 ¥) puedes volver al restaurante, sentarte en una mesa y comerte allí tu selección, te servirán té frío y salsa de soja.

Por la tarde decidimos dejarnos caer en la parte portuaria de la ciudad, por aquello de ver de cerca una vez más la isla de Honshu, por eso nos acercamos hasta Mojiko Station con nuestro amado JR.

 

Paseamos por lo que llaman la cuidad Retro, que es ni más ni menos una ciudad con un aire arquitectónico de principios del S. XX. y también probamos los populares helados de crema de banana, de los que podemos dar fe, están muy ricos, aunque algo caros 300 ¥, ya se sabe… La popularidad.

Ya cansados de todo el día, en esta isla aprieta algo más el calor (cosa que agradecemos) y no hemos parado, hacemos una última parada en el museo del manga de Kitakyushu, que además está al lado de nuestro hotel, donde una vez más nos encontramos con una exhibición del Capitán Harlock, personaje popular donde los haya en esta ciudad.

Es curiosa esta última parte del museo, que por cierto la entrada cuesta 400 ¥, ya que al final hay una gran biblioteca de manga, en la que, al parecer, la gente viene a pasar el día a leer, hay algunos que hasta se quedan dormidos…

Finalmente, el resto de plantas del edificio que acoge este museo albergan tiendas de manga y disfraces, figuras, etc… Donde terminar la visita a esta ciudad moderna con una buena dosis de personalidad. Kitakyushu ha sido una sorpresa muy agradable!
Seguros IATI