No es una sorpresa, para muchos de vosotros, que somos unos apasionados de la cultura de Japón, ese es uno de los motivos por los que estamos a punto de iniciar nuestro tercer viaje a Japón. A lo largo de nuestras visitas al país hemos podido percatarnos de varias curiosidades de Japón, aunque parecen interminables ya que cada vez que vamos allí descubrimos cosas nuevas, y no hablamos de las cosas típicas de Japón, sino de tradiciones, filosofía, lugares, establecimientos… es una lista interminable.

En este post queremos resaltar información de Japón que creemos esencial antes de viajar por primera vez al país y adentrarse en la cultura japonesa. No somos grandes expertos de las tradiciones japonesas, pero sí somos muy curiosos y observadores. Una de las mejores y más baratas atracciones turísticas de Japón es observar atentamente todo lo que ocurre a tu alrededor.

¿Cómo es la cultura de los japoneses?

Viajar a Japón es hacerlo a una cultura totalmente distinta a la nuestra, es quizás la más diferente en cuanto a tradiciones y filosofía. También lo es por todos conocida dada la fama, sobretodo -durante las últimas décadas- en las que se ha posicionado como una marca por sí sola. Una cultura que adoran los abanderados del frikismo, del anime, de lo diferente y estrafalario, pero también una cultura de la buena gastronomía, y amante de las formas y la apariencia, lo bello y lo hermoso, de la harmonía, la tranquilidad y el silencio, del respeto. Como veis, una cultura diferente, muy diferente a lo que estamos acostumbrados por nuestro carácter latino.

El Hogar

A la pregunta de ¿cómo es una casa típica japonesa? o, lo que es lo mismo, ¿cómo es una típica familia japonesa?, os podemos responder con conocimiento de causa puesto que nos alojamos con una familia japonesa durante unos días en Kurashiki en nuestro último viaje a Japón. Es evidente que en las culturas asiáticas, la familia ocupa un lugar muy importante en la vida de las personas, no es diferente en el caso de la familia japonesa.

Couchsurfing en Japón

Todo hay que decirlo, es una sociedad muy tradicional y ligeramente machista puesto que el papel de la madre queda bastante relegado al cuidado de los hijos, y el del padre, principalmente, a la aportación económica en la familia.

Vestuario tradicional japonés: Kimono y Yukata 

Dentro de las tradiciones japonesas encontramos el vestuario más característico, hablamos del kimono y del yukata. Para los que no lo sepáis, kimono significa literalmente “cosa para ponerse” aunque hoy en día se ha relegado su significado al traje tradicional japonés. Podríamos hablar mucho de estos trajes que aun y ser el vestuario tradicional, son prendas usadas muy habitualmente por los japoneses. No es extraño ver a parejas o chicas en grupos paseando por el centro de Tokio ataviados con sus kimonos o yukatas, dependiendo del contexto y de la época del año.

Los japoneses visten más a menudo la yukata que el kimono. La primera está hecha de algodón y es más fina, más cómoda y más barata. Para distinguirlos no hay nada más fácil que mirar las piernas, el kimono llega hasta el suelo y solamente deja al descubierto los pies metidos en calcetines.

kimono

Geishas portando un kimono

Cuando te alojes en un ryokan, un alojamiento tradicional japonés, seguramente encontrarás preparada en tu habitación la yukata, aquí puedes ver este vídeo sobre el alojamiento en Japón. No dudes en coger el testigo y vístete con ella, también puedes salir a la calle con el traje y simular que eres un japonés más que está disfrutando de un merecido descanso en un ryokan.

Educación japonesa

Otra de las muchas curiosidades japonesas es la manera en cómo se saludan. La reverencia es su saludo habitual, y aunque a nosotros nos pueda resultar exagerado, para ellos es básico. Así que no te sorprendas cuando estés en Japón y de repente te hagan una reverencia o veas a alguien doblar completamente su espalda delante de otro.

La Comida japonesa

Este es uno de los capítulos favoritos por todos los amantes de lo japonés. La gastronomía japonesa se ha posicionado en los últimos años como una de las mejores del mundo, de las más saludables, variadas y deliciosas. Probablemente su “plato” más conocido es el sushi pero harías mal si pensaras que esto es todo lo que tiene que ofrecer la comida en Japón. A continuación os vamos a dar un listado de los platos que tienes que probar cuando en todo viaje a Japón, aunque son solo una pequeña parte de lo que podrás encontrar una vez estés allí.

Sushi (寿司)

Aunque es, como decíamos, lo más conocido de la gastronomía japonesa, no todo el mundo sabe que en realidad hay diferentes tipos de sushi. La base siempre es el arroz acompañado con pescado, marisco crudo o semi-cocinado y verduras o incluso frutas; los otros tipos de sushi son los maki que están envueltos de una alga nori y el Onigiri (una variantes del maki). El mejor lugar donde comer este tipo de plato es en los alrededores del mercado Tukiji de Tokio, donde han aflorado un buen número de restaurantes que preparan sus platos con el pescado y marisco más frescos, además son bastante económicos puesto que son más puestecitos que restaurantes, donde lo que prima es la comida y no el establecimiento.

Okonomiyaki (お好み焼き)

El okonomiyaki es conocido popularmente como el plato a medio camino entre unta tortilla y una pizza. Os resultará curioso saber que la palabra significa literalmente “fríe lo que quieras” y de ahí radica su forma de cocinado y preparación. Es un plato muy rápido de cocinar y barato, así que podríamos decidir que es una comida que los estudiantes adoran. A todo lo que quieras utilizar como ingredientes o condimentos (setas, jamón, gambas, queso, verduras o pasta) le añades masa de harina, agua y huevo, lo revuelves todo y lo fríes, al terminar tan sólo tienes que condimentarlo con kétchup, mayonesa o salsa de soja. Es un plato muy típico en el sur de la isla de Honshu, especialmente en Hiroshima. Lo mejor es acudir a un restaurante donde te lo preparen en la plancha delante tuyo.

okonomiyaki

Cocinando Okonomiyaki en la plancha

Ramen (ラーメン)

Uno de los platos más excelentes y populares también. Con numerosos restaurantes especializados en preparar Ramen y Udon, no tendrás escapatoria y en más de una ocasión acabarás saboreando este sabroso plato. En realidad son fideos originarios de China, que en Japón han sabido adaptar y, bajo nuestro punto de vista, mejorar. Lo sirven en una sopa caliente condimentada de verduras y carnes o pescados, con caldos excelentes y una pizca picantes. Están absolutamente deliciosos, y es muy similar a los Udon, solo que estos fideos son más gruesos.

Yakisoba (焼きそば)

Este plato consiste en fideos de harina de trigo fritos con verduras y, en algunos casos, cerdo, cocinados sin caldo, con abundante salsa yakisoba, de ahí viene su nombre.

Yakitori (焼き鳥)

Los Yakitori son pinchitos de pollo a la brasa con una salsa deliciosa y suelen venderse en puestos callejeros por todo el país. Os recomendamos que los probéis porque son un tentempié fantástico.

Takoyaki (たこ焼)

Este es un aperitivo de lo más suculento que puedes encontrar fácilmente en los puestos de comida callejera de cualquier ciudad, especialmente en Oskaka. Consisten en unas bolas de harina fritas rellenas de trocitos de pulpo. Hay que tener cuidado cuando las vas a comer por primera vez puesto que el interior suele estar muy caliente, lo que parece estar vivo por encima de las bolitas, son escamas de bonito seco que parece que estén bailando por encima.

Takoyaki

Bolas de pulpo o Takoyaki

Gyoza (餃子)

Las gyoza son uno de los platos más conocidos, junto con el sushi y el ramen, y con razón, dado que son empanadillas rellenas de diferentes ingredientes como verduras, carne o gambas y están muy ricas. A menudo las venden en los supermercados, más fácil y barato imposible, aquí tenéis un ejemplo de presupuesto para viajar a Japón.

Dorayaki (どら焼き)

Si pensabais que en Japón los postres no existen, os equivocáis, los doriyaki son una especie de tortitas, visualmente. Se juntan dos trozos de bizcocho rellenos de pasta de judías rojas por lo general. No lo confundáis con chocolate ya que no se parece en nada su sabor.

Comprar comida en los Convenience Store

No olvidéis que podéis comer barato en Japón muy fácilmente yendo a los Convenience Store donde cada día venden comida preparada ese mismo día, a muy buen precio. Además podéis aprovechar vuestra visita diaria a Family Mart -nuestro convenience store favorito- para chequear vuestro correo electrónico, ya que podrás conectarte a internet, te lo contamos todo en este post sobre Internet en Japón.

Family Mart en Japón

Nuestro convenience store favorito

¿Cómo comer en Japón?

Según el listado que os acabamos de proponer de los mejores platos de comida japonesa, no todos ellos precisan dominar el arte de los palillos japoneses, aunque es algo muy divertido. Lo creáis o no, no es tan difícil comer con palillos, simplemente hay que coger el truco y después es pan comido, con más o menos gracia que eso ya depende de la habilidad de cada uno.

Si os preguntáis porqué los japoneses, y muchos asiáticos, comen con palillos en lugar de los utensilios a los que nosotros estamos habituados, es porque estos son muy versátiles, sirven para cortar, agarrar, revolver, enrollar, empujar y sacar los alimentos. Los palillos suelen ser de madera o bambú, aunque también los hemos visto de metal, sobretodo en restaurantes de comida japonesa rápida -para nuestro gusto mucho más difíciles de manejar-, hay muchos tipos de palillos, pero esa lección queda solo para los japoneses ya que son casi imperceptibles para nosotros.

El Trabajo

Quizás haya parte de leyenda urbana, pero cuando el río suena es porque agua lleva… Trabajar en Japón tiene que ser algo muy complicado para un occidental, ya que su filosofía es del todo distinta a nuestro modelo. Probablemente la base sea la del respeto y es que la cultura del trabajo en Japón es totalmente opuesta a la nuestra.

Para empezar, hay que entender que la sociedad japonesa le da un papel de relevancia directa al trabajo, y es que allí es directamente proporcional el mayor número de horas de trabajo con una mejor consideración como buen empleado. Popularmente se considera que al entrar a trabajar en una empresa en Japón te vuelves propiedad de ella…. así están las cosas, por eso el horario estipulado nunca se cumple, ya que no se pueden marchar a casa antes que el jefe.

Cuestión aparte es el tema de las vacaciones, según la ley japonesa te corresponden 10 días de vacaciones pagadas el primer año siempre y cuando hayas asistido al trabajo un 80% de los días durante 6 meses, se aumenta un día por año hasta lograr el máximo, 20 días anuales de vacaciones.

Ocio y Tiempo Libre

A colación con lo explicado en el punto anterior, podemos observar que no queda demasiado tiempo libre para dedicar al ocio en Japón. No por ello es imposible un estilo de vida en el que se pueda disfrutar de los pequeños placeres de la vida, aunque el japonés medio está destinado a trabajar en un gran porcentaje de su vida, trabajar y solo trabajar.

Onsen

El baño tradicional japonés

¿Qué es un onsen?

Una de las actividades más populares dentro del ocio de un japonés es disfrutar de un onsen. Y, para que entendáis bien en qué consiste, os tenemos que explicar qué es un onsen, básicamente es el baño japonés.

Le queremos dedicar un apartado independiente ya que es una de las experiencias más curiosas que vivir en el país nipón. Siendo extranjero también podrás disfrutar de esta actividad, aunque es mejor que para ello no tengas ningún tatuaje en tu piel. Existen varios recintos en los que hay piscinas a distintas temperaturas, generalmente de aguas termales -recordemos que en Japón abundan los volcanes, y por ende las termas-, donde los japoneses van a pasar el día o en el caso de Onsen más pequeños o de hoteles, a relajarse por la mañana o por la noche.

Se trata de un ritual muy concreto de purificación, separados por sexos y a los que hay que asistir sin traje de baño, primero se tienen que lavar con las duchas y luego se procede al baño en las piscinas termales. Los hay de muchos tipos, lo mejor es que viváis vuestra propia experiencia para conocer de primera mano en qué consiste un onsen.

Fotografías de Shutterstock

Seguros IATI