Antes de que empecéis a leer queremos hacer la siguiente aclaración. Huelga decir que este artículo está escrito de forma cómica y exagerada para poder reír todos juntos de las pequeñas diferencias a la hora de viajar entre bloggers vs no bloggers. Esta es nuestra experiencia en la gran manzana, y por lo tanto única y no aplicable ni a otros viajes ni a otras personas. La intención es sacaros a todos una sonrisa y que, quizás en algún aspecto, os sintáis identificados 😉

Trailer viaje a Nueva York con amigos

Y como toda gran película de situación, también nosotros tenemos nuestro propio trailer… Empieza la serie Nueva York en el Canal de YouTube, no te pierdas ningún capítulo y suscríbete ya gratis.

Experiencias al viajar a Nueva York con amigos

Suena el despertador, son las 6:30 de la mañana del quinto día en Nueva York… Extrañamente nos sentimos más cansados que en otros viajes, ¿es la gran manzana la ciudad más agotadora a la que nos hemos enfrentado?

Salimos de la habitación de nuestra casa en Astoria -durante estos 11 días- y nos vamos encontrando con algunos de nuestros ocho compañeros de viaje. Es en ese momento cuando empezamos a entender el motivo de nuestra fatiga; recordamos que las últimas 4 noches nos acostamos pasadas las doce, entre birras y risas, algo que va haciendo mella cuando la hora de levantarnos sigue siendo cercana al amanecer, pero ¿qué nos ha pasado? Si nosotros siempre nos recogemos pronto para poder dar el 150% al día siguiente!

Mientras intentas calentar 10 tazas de leche, te da tiempo de sobras a pensar ¿cómo es viajar con 4 parejas más? 4 parejas que además no tienen, ni necesitan, el ritmo de viajes que los freaks de los bloggers, al menos nosotros, tenemos normalmente…

viajar a Nueva York con amigos

Por eso, hoy os vamos a contar nuestra experiencia al viajar con amigos que no tienen un blog de viajes, y a los que no les interesa apuntarlo todo, hacer foto de cada una de las perspectivas o perderse uno de los numerosos atardeceres (o amaneceres) que uno puede contemplar en Nueva York, o en cualquier otra ciudad, claro está 😉 Y lo mejor de todo, es que ellos también os van a contar la suya!

Los Bloggers: Vir y Fran

Cierto es que Nueva York es Nueva York, una ciudad con millones de cosas que ver y hacer, con cientos de recomendaciones de restaurantes a los que ir a probar su magnífico pastrami, hamburguesa, perrito o Cheesecake, con atardeceres y amaneceres que no queríamos perdernos, con tours muy interesantes, con museos de toda clase… ufff! qué agobio, verdad? No siempre es así, hay destinos más amables en los que el ritmo no lo impone la ciudad sino nosotros, pero es que no podíamos dejar pasar la oportunidad en Nueva York de ofreceros, a nuestros lectores, muchas opciones para cuando os decidáis a viajar a esta increíble ciudad.

Pero claro, no íbamos solos, y eso quería decir que ya no podríamos entendernos solo con mirarnos, ir corriendo a todas partes sin apenas darnos cuenta, comer o no… ya que a veces se nos olvida con la emoción de lo que estamos viendo, parar al lavabo solo dos veces al día, o sacrificar nuestros pies durante los 10 días que estamos visitando el destino, no, ahora teníamos que aprender a combinar un viaje blogger con un viaje de vacaciones con amigos.

Hoy por hoy no sabemos si fuimos capaces de conseguirlo, lo que sí sabemos es que fue un viaje diferente, especial y sobretodo… en el que nos divertimos muchísimo! y es que claro, no hay nada mejor que viajar con amigos, aunque el blog no opine lo mismo 😉

Queremos agradecer a nuestros compañeros de viaje, Vicky, Roger, Ilenia, Mati, Pilar, Xavi, Ingrid y Rubén, por la inmensa paciencia que han tenido con nosotros, por aceptar a veces nuestros horarios infames para ver el amanecer, por el palizón que se pegaron para ir a Washington con nosotros, por siempre conservar una sonrisa en sus caras y la ilusión con la que se despertaban cada mañana, a pesar de tener que tomarse un ibuprofeno. Pero, sobretodo, por haber aceptado que tienen unos amigos un poco raros cuando se trata, al menos, ¡de viajar!

A continuación, os dejamos su visión, que seguro no dista demasiado de la nuestra, pero al revés, jejeje Una experiencia que todo blogger debería vivir al menos una vez en su vida!

Los No Bloggers

Pilar y Xavi

Pilar y Xavi en Nueva York

Querido lector, Mediante estas modestas líneas, queremos resumir todas aquellas sensaciones que puedes experimentar, si tienes la suerte de viajar con este par de locos (mejor dicho “enfermos”) Fran y Virginia. Primero de todo, tienes que preparar un gran kit de supervivencia :

– Imprescindible llevar un buen calzado, vas a recorrer tantos kilómetros que se va a cansar hasta la aplicación “cuenta pasos” que llevas en el móvil.

– De buena mañana, toma un buen desayuno (sin sentarse, porque no hay tiempo….) Incorpora a tu dieta un ibuprofeno! Aunque no lo creas te van a doler partes de tu cuerpo que ni conoces…

– Asegúrate de poner el despertador en hora, ya que si no es así y te atreves a salir 2 minutos tarde, vas a tener que correr más que Forrest Gump…. ya que puedes perderte alguno de los miles de amaneceres que rodean NY….

– Acostúmbrate a llevar comida escondida en los bolsillos y mochilas, ya que es posible que no haya tiempo para comer (“no podemos perder el tiempo”)

– Antes de viajar aconsejamos que te realices un exhaustivo chequeo médico. Comprueba que tu organismo va a ser capaz de aguantar varias horas sin hacer tus necesidades fisiológicas….

– “En los viajes no hay tiempo para las compras” Salvo que dispongas de tarjetas descuento y/o ofertas en ropa interior o artilugios tecnológicos varios. – Para considerar que has aprovechado “mínimamente” el día, es imprescindible  llegar al apartamento como The walking dead, arrastrando los pies como auténticos muertos vivientes.

– Mientras estás visitando cualquier paisaje, vista o monumento, no te asustes si desde cualquier rincón aparecen  como locos (cámara en mano, con rata incorporada -nota de los bloggers: la rata es el micro de la cámara- y un anorak rosa) gritando “¡no hay cosa más típica en NY que….”

A pesar de estas minucias….., debemos agradecerles todo su empeño y el trabajo que han realizado (previo y durante el viaje) para que estos 10 días hayan sido una experiencia inolvidable!!!! Gracias a ellos, hemos vuelto a BCN con la sensación de haber podido conocer NY en profundidad y de una manera inmejorable. Todo esto que te hemos contado provoca que cada mañana cuando suena el despertador, echemos de menos los días que hemos pasado juntos, que recordemos cada momento con una sonrisa y sobretodo que estemos deseando compartir un nuevo destino. Agradecemos vuestra paciencia, ya que es todo un desafío viajar con 8 personas más, muy buenos amigos pero a la vez tan diferentes entre sí.

Roger

Roger en Nueva York

El pasado 27 de Octubre me disponía a cumplir uno de los sueños que me quedaban pendientes en esta vida… visitar la gran manzana!! Y lo iba a hacer con 9 personas (entre ellas mi pareja) a las cuales me puedo tomar la licencia de llamarles amigos.

Entre ellos dos bloggers (raza extraña los cuales se pasan el día grabando vídeos, corriendo, buscando los mejores atardeceres, viviendo al límite…) pero la verdad es que una vez realizado el viaje, los únicos recuerdos que tengo a día de hoy son maravillosos. New York es una ciudad espectacular, maravillosa, de cine, cultural, multiétnica, histórica, próxima, luminosa, eterna, majestuosa… etc.

Y la verdad es que viajar con dos bloggers amigos (a los cuales quiero agradecer todo el trabajo, porque seguro que sin su esfuerzo no podríamos haber visto la ciudad como la vimos) y 8 amigos como los que fuimos, solo ocasionó que, en lugar de ser un viaje excelente, fuera el mejor viaje de mi vida.

Muchas gracias a todos, y como dijo alguien en el pasado…

“I want to wake up, in a city that never sleeps and find I’m a number one, top of the list, king of the hill, a number one….if I can make it there, I’ll make it anywhere. It’s up to you, New York.. New York New York!!!” ( mejor resumen imposible….)

Volveré seguro… P.D. Desde el fondo de mi corazón, Virginia y Fran, lo único que me ocasionáis es gratitud y una envidia, de aquí a New York, por ser de la forma que sois. Muchas gracias chicos por hacernos sentir like king of the hill!

Vicky

imagine-vicky

Con el fin de hacer terapia en vuestra asociación y superar los traumas ocasionados, pasamos a explicaros nuestra historia terroríficamente divertida con estos seres denominados bloggers.

Para personas como nosotros viajar significa desconectar de la rutina, olvidarte de horarios y obligaciones, disfrutar viendo sitios desconocidos… en resumen, estar de vacaciones! En estos 10 días hemos visto que existen otras formas de viajar. Por lo general solemos planear un viaje destacando los sitios o lugares imprescindibles que hay que visitar en una ciudad, y el resto del tiempo nos encanta perdernos sin rumbo fijo esperando encontrar sitios mágicos en cada esquina. Sin embargo, al viajar junto a 2 bloggers, perderse no es una opción (bueno, si el sentido de la orientación no falla… ;-).

El viaje comenzó lleno de ilusión, y más al llegar y ver la majestuosidad de la ciudad, pero no sabíamos lo que nos esperaba los siguientes días…  frases como la de Virginia “hoy no nos podemos permitir el lujo de comer” sembraron de terror nuestras vidas, creyendo que al día siguiente ya íbamos a visitar Guantanamo… Conforme avanzaban los días nos dimos cuenta que no eran seres de este mundo, y que nos era imposible seguirles el ritmo! Luego descubrimos cuál era el truco, pues uno de los bloggers se dormía de pie, sentado, de rodillas… (eso es trampa!! y tenemos pruebas…) Si hasta nos liaron diciendo que cogíamos un metro exprés para quedarnos tirados en la vía solos con ellos, viendo cómo nos avanzaban el resto de lineas!

En resumen, NY es una ciudad taaan grande, que si no hubiese sido por ellos, no nos hubiese dado tiempo a visitar ni la mitad de cosas. Gracias Fran y Virginia por compartir esta experiencia con nosotros pues, de lo contrario, no hubiese sido tan genial!

Mati
Mati en Nueva York

El viaje empezó mucho antes de que subiéramos al avión. Las primeras reuniones para encontrar los billetes, los debates para el mejor apartamento, decidir entre NY PASS o City Pass, las maletas TSA, ir a Madrid a por el visado (no soy español).

Todo mereció la pena. No quiero olvidar nada. El viaje me enamoró. La ciudad me cautivó. Pero la sorpresa máxima fue encontrar a los mejores compañeros posibles.

Seré sincero y diré que viajaba con la tranquilidad de saber que todo estaba atado. No había espacio para la improvisación. Dónde comer la mejor pizza, dónde cenar para ver un atardecer único. Qué mirar, dónde y cuando. Era espectacular!! Mejor que un viaje organizado porque era entre amigos! Nadie te obligaba a nada si tú no querías, pero sabías que si no hacías lo previsto te ibas a arrepentir.  Ni en mis sueños podría haber salido mejor!

Lo mejor del viaje: la compañía. Y si le añades un marco único lo conviertes en eterno.

Ilenia
Ilenia en Nueva York

El viajar en grupo tiene sus pros y sus contras, pero mientras se respete la opinión de todo el mundo no hay motivo para que haya problemas; por otro lado, viajar con bloggers es ir a toque de pito!!! Supongo que se mezcla todo, el hecho de ser bloggers, de estar acostumbrados a viajar y de haber estado ya en NY…

Nosotros mirábamos, alucinábamos, nos impresionábamos, parábamos, hacíamos fotos, y teníamos que salir corriendo para pillarlos otra vez! Jejejejeje

Si hay un parte negativa, que tampoco lo considero así, sería esa, la prisa. Pero lo que está claro es que sin ellos no hubiéramos podido hacer muchas cosas.

Ingrid y Rubén

Ingrid y Rubén en Nueva York

Para nosotros, viajar con personas como ellos, que hacen del viajar una forma de vida, ha implicado que empecemos un día de vacaciones a las 5 de la mañana con la excusa de ver un (súper) maravilloso amanecer en la otra punta de la gran ciudad, desde un barco con gente autóctona de camino al trabajo que nos mira con cara extraña. Parar a comer en 5 minutos (o no comer) porque quedan muchas cosas por ver y el tiempo apremia. Que no volvamos a casa hasta las 12 de la noche descubriendo el dolor, en músculos de nuestro cuerpo desconocidos hasta entonces, con la única idea de meternos en la cama y rezar para que, al día siguiente, el toque de queda sea a una hora más razonable.

Pero también ha significado dejarnos llevar por unos excelentes guías de viaje que, de forma totalmente desinteresada, han puesto a disposición de los demás todos sus conocimientos y experiencia para estrujar al máximo el tiempo y hacernos el viaje mucho más fácil, descubrirnos desde montones de lugares fantásticos para el deleite de los amantes de la fotografía hasta el más famoso garito dónde zamparse el mejor sándwich de pastrami (que prácticamente vale su peso en oro), pasando por un espectacular crucero nocturno que, sin duda, no olvidaremos (tanto por el frío y la lluvia como por las vistas).

Así como tampoco olvidaremos todas las risas y anécdotas vividas en este increíble viaje al otro lado del charco y con la mejor compañía que se podía tener.

Seguros IATI