“Puedes conocer la verdadera esencia de los neoyorquinos simplemente pasando el rato en Central Park” – Andy Roddick. Por eso es imprescindible que pases un día en Central Park.

En el S. XIX el terreno donde se construyó este parque artificial de la ciudad de Nueva York, era un terreno pantanoso que se transformó en lo que, quizás, hoy en día es el parque más famoso del mundo. En sus inicios los ricos neoyorquinos -está ubicado en la parte más “alta” de la ciudad- paseaban por aquí en sus carruajes, mientras que los pobres podían disfrutar de un lugar al aire libre donde escuchar conciertos gratuitos. Ha visto numerosas manifestaciones, como la de los activistas en contra de la guerra de Vietnam, y hoy en día es otro punto de interés que a los visitantes de la ciudad nos gusta conocer.

Qué ver en Central Park

Aunque Central Park no esté considerado un barrio, bien podríamos decir que es un barrio más de Manhattan, por extensión y por atractivos desde luego que podría ser; y por ese mismo motivo creemos que al menos debes dedicar, de tu viaje, un día en Central Park.

Uno de los errores que cometimos la primera vez que viajamos a Nueva York fue considerar Central Park como un punto más de interés dentro de la parte Upper de la ciudad. Lo consideramos un error porque nos limitamos a ver los dos o tres atractivos más famosos, no pudimos relajarnos ni pasear por el parque, no pudimos sentir su esencia neoyorquina, por eso os animamos a que disfrutéis de al menos un día en Central Park.

Lugares imprescindibles en Central Park

Como comentábamos antes, Central Park podría ser un barrio más, y no lo decimos solo por la extensión, sino también por la cantidad de lugares y puntos de interés en los que parar. Os vamos a dar un listado de los que, a nosotros, nos parecen imprescindibles, aunque hay muchos más. Y es que un día en Central Park da para mucho, pero no es suficiente, aunque consideramos que hay tantísimas cosas que ver en Nueva York, que a no ser que estés residiendo en la ciudad o que tu estancia sea superior a 15 días no le dediques más de un día a Central Park.

Este listado es por orden de la entrada sur de Central Park (Columbus Center) hacia el norte del parque recorriendo un círculo de este a oeste, para terminar de nuevo en Columbus Center.

Central Park Carousel

Un clásico de Central Park viajes con niños de edad o de espíritu. Actualmente por 3 dólares puedes subir en este antiguo carrusel que, aunque no es el original -antes de este se instalaron otros tres- es bastante antiguo, concretamente de 1908 y es uno de los carrusel más grandes del país con 57 caballos hechos a mano y dos carrozas.

Está en funcionamiento de Abril a Octubre con un horario de 10 a 18 horas.

Carrusel de Central Park

Carrusel de Central Park

Estatua de Balto

Esta es una bonita estatua que encontraremos en el recorrido en bicicleta que os mostramos más adelante. Merece la pena parar y leer un poco la historia de este héroe de cuatro patas que ayudó a paliar una epidemia de difteria en un pequeño pueblo de Alaska.

Las estatuas del Mall y el paseo literario

Este paseo de estilo parisino está flanqueado por estatuas de grandes escritores como William Shakespeare o Robert Burns. Es un bonito paseo entre olmos americanos únicos, en otoño es especialmente bonito por el color de los árboles.

Paseo Literario en Central Park

Avenida de olmos en Central Park en otoño

Bethesda Terrace y Fountain

Quizás este sea el punto más famoso de Central Park, se trata de una terraza con dos escalinatas que lleva a una gran Fuente, la Bethesda Fountain, situada en el centro de una gran plaza. Al fondo tenemos un lago donde podemos dar un paseo en barca en Central Park como nos explica Sandra, y disfrutar de un ambiente totalmente neoyorquino.

Mirador Central Park en el estanque de Jacqueline Kennedy Onassis

Si has optado por alquilar la bicicleta -recordemos que con New York Pass tenemos 4 horas gratuitas- podrás llegar hasta este embalse, dedicado a Jacqueline Kennedy Onassis, de 42 hectáreas, es decir una octava parte del Central Park. Aunque originalmente se construyó para abastecer de agua a la ciudad, hoy es sólo un gran lugar para observar aves acuáticas y contemplar las vistas.

Castillo Belvedere

Apodado como “el disparate victoriano” por obvias razones, este castillo no es otra cosa que un magnífico mirador, obtendremos unas vistas inmejorables de Central Park y de los rascacielos de fondo. Data de finales del S. XIX y goza de mucha popularidad entre los amantes de las aves, ya que desde aquí se pueden observar bastante bien, incluso se organizan salidas para los más aficionados.

Bow Bridge en Central Park

Lugar romántico de Central Park

Puente Bow

El icono del romanticismo es este pequeño puente que en otoño está cubierto de hojas marrones y naranjas. Desde la mitad del puente puedes parar y observar como las barcas portadoras de enamorados neoyorquinos -o turistas- pasan por debajo.

Strawberry Fields (Homenaje a John Lennon)

Por último, encontramos el lugar al que todos los turistas quieren llegar. Strawberry Fields homenajea con un sencillo mosaico a John Lennon. En este mosaico encontramos la palabra Imagine, que se ha convertido en el símbolo de este genio de la música que fue tristemente asesinado al otro lado de la calle, donde se encuentra el edificio Dakota -antigua residencia de Yoko Ono y John Lennon-.

Como anécdota poco conocida, fue Yoko Ono quien pagó este monumento a su amado, cuyo nombre se inspira en la canción de los Beatles Strawberry Fields Forever.

John Lennon en Central Park

Homenaje a John Lennon en Central Park

Ruta en bicicleta por Central Park

Podemos alquilar una bicicleta con el New York Pass –así que si lo tenemos estamos de suerte-, ya que dispondremos de 4 horas gratuitas de alquiler de bicicleta para recorrer el parque de un modo mucho más eficiente. No creáis que 4 horas son suficientes, ni mucho menos, pero al fin y al cabo nos dará la oportunidad de recorrer la parte más alejada y que, normalmente, es menos visitada.

Aquí os dejamos el mapa con la ruta:

Para nosotros la mejor opción fue alquilar la bicicleta sin más, pero quizás a ti te interesa más realizar un tour temático por el Parque, cosa que también puedes hacer con o sin el New York Pass, aquí encontrarás un tour guiado en bicicleta por Central Park, pero también hay otros de cine, de historia… que encontrarás al final del post.

Algunos consejos

  • En los caminos interiores del Central Park no está permitido ir en bicicleta, pero sí la puedes llevar andando a tu lado. Verás señales por todas partes y además hay “policía del parque” que te llamará la atención. Por eso es buena idea llevar contigo un candado de bicicleta, así puedes visitar ciertas zonas del parque con más tranquilidad.
  • No te puedes ir de Nueva York sin haber hecho un picnic como los neoyorquinos en Central Park, te recomendamos que vayas al supermercado Whole Foods Market (justo en Columbus Circle) donde encontrarás una gran variedad de comida ya preparada, ¡todo tipo de comida!
  • Viajar a Nueva York es llevar en tu equipaje ropa cómoda y, sobretodo, calzado deportivo. En el día de hoy aun cobra más sentido, vayas a recorrer el parque en bicicleta o andando, te recomendamos que te vistas adecuadamente para la ocasión.
  • Lleva contigo una mochila pequeña para guarda tus objetos de valor y la cámara de fotos, piensa que vas a tener las manos ocupadas si te animas a visitar el Central Park en bicicleta.

El Central Park es el llamado Pulmón de Nueva York, sólo cuando estás allí entiendes el verdadero significado de este apodo.