Estación Central de Nueva York

Este es un edificio de Nueva York, pero no uno más… construido en 1913, es hoy en día una de las joyas arquitectónicas de la gran manzana. Y en una ciudad como Nueva York, donde los edificios son los que le han otorgado su personalidad, es un gran honor. La estación central de Nueva York parece más un palacio que lo que realmente es, una terminal ferroviaria que forma parte de la historia de esta increíble ciudad. Ha aparecido en numerosas películas y series de televisión, y no podéis dejar de venir en vuestra visita a la ciudad y fijaros en todas estas curiosidades de las que os vamos a hablar.

Datos curiosos sobre la Estación Central de Nueva York

1. Estación Central de Nueva York, la más grande del mundo

La primera característica que os queremos contar acerca de la Estación Central de Nueva York es que es la estación más grande del mundo, y la que tiene también más andenes, concretamente 44, y 67 vías subterráneas. La estación consta de dos niveles y lo más curioso es que se construyó para que no hubiera escaleras, de hecho solo hay dos, las grandes escalinatas dobles del vestíbulo principal, y que son las que hacen que el edificio parezca más un gran salón de baile que una termina ferroviaria.

2. El Audio Tour de Central Terminal que incluye en New York Pass

Quizás te interesa la historia y la arquitectura, entonces no debes dejar pasar la ocasión de realizar este audio tour, que si eres portador del New York Pass, te saldrá gratis. Debes retirar los aparatos en las taquillas que se indican como GCT Tour en el vestíbulo principal, en horario de 9 a 6 de la tarde. Para los que no lleven la tarjeta de NYP el precio es de 7 dólares, y además te darán un mapa para poder seguir las explicaciones que son muy interesantes.

Los ventanales de la Estación Central de Nueva York

Grandes Ventanales en la Estación Central de Nueva York

3. Los grandes ventanales del vestíbulo

Es una de las características más llamativas de este edificio. Alcanzan una altura de, ni más ni menos que, 23 metros y a nivel artístico es muy completa, ya que Paul César Helleu se encargó de recrear las constelaciones y el zodíaco. Si os asomáis a uno de los “balcones” que se crean en las escalinatas os perderéis en la inmensidad de la belleza de estas vidrieras, que si coincide con los rayos del sol crea un efecto impresionante, sobre los más de 750.000 usuarios que recorren la estación cada día.

4. Cita para los gourmet

Al principio os comentábamos que este no era un edificio cualquiera, y es cierto… aquí se dan cita lugares tan chic y de moda como la reconocidísima Magnolia Bakery o las deliciosas hamburguesas de Shake Shack, que harán que os chupéis los dedos literalmente. Es bastante curiosa la zona donde se encuentran estos restaurantes y cafeterías ya que recuerda muchísimo, sobretodo para los que han visitado Asia, a los Food Courts de las grandes ciudades asiáticas.

Magnolia Bakery en Central Station

El Red Velvet de Magnolia Bakery en la Estación Central de Nueva York

5. La meca del cine en Nueva York

Todos sabemos lo cinematográfica que es la ciudad de Nueva York, pero la Gran Central Terminal no se queda corta, aquí se han grabado una gran cantidad de films, y algunos famosísimos como “Con la muerte en los talones”, “Soy Leyenda”, “Men in Black”, “Los Hombres de la Liga Extraordinaria”, “Revolutionary Road”… En fin, una lista insaciable, si eres cinéfilo te encantará pasear por aquí, o quedarte observando mientras chequeas esa escena que te encantó desde tu móvil o tablet, ¿Por qué no?

Leyendas entorno a la Estación Central de Nueva York

6. La mancha en el techo

Este es un recordatorio de tiempos pasados, cuando antes de la remodelación que sufrió la terminal, el techo estaba totalmente lleno de mugre, sobretodo de la cantidad de humo que se quedaba acumulado en el techo. Cuando lo limpiaron quisieron dejar esta pequeña mancha para recordar el gran trabajo que se hizo para limpiarlo.

7. El minuto de rigor

Todos los trenes salen un minuto más tarde de lo que se indica en el tablero de horarios de salidas… ¿alguien se atreve a comprobarlo? Aunque quizás lo más curioso de este dato es que en el pasado un hombre era el encargado de anotar todos los horarios a mano en una gran pizarra… semejante magnitud de trenes deberían generar una buen número de errores, quizás esta leyenda surja de aquí.

8. La 61…

Se dice que esta vía existía, pero no lo hacía para todos… Cuando se erigió el hotel Waldorf Astoria esta vía era la que llegaba por debajo, y de hecho su acceso es curioso, ya que se puede acceder directamente a través de un ascensor privado que lleva desde la suite presidencial hasta dicha vía. Parece ser que a Franklin Delano Roosevelt no le gustaba que le vieran en público, por su invalidez, y que lo usaba cuando se alojaba en Nueva York.

9. La sala M42

Esta es la leyenda más curiosa y, a su vez, la más inquietante. Se trata de una habitación que no aparece en ningún plano y cuya existencia no fue reconocida hasta hace relativamente poco tiempo. ¿Por qué? Sencillamente, porque en su interior alberga un convertidor que determina toda la electricidad de la terminal. El caso es que fue un caso sonado de espionaje durante la segunda guerra mundial, ya que detuvieron a dos espías alemanes que buscaban la sala, evidentemente no eran grandes espías…

galería de los susurros de la estación central de Nueva York

Galería de los susurros

10. La Galería de los Susurros

Por último, os queremos hablar de este área, la galería de los susurros, que si bien no es una leyenda, mucha gente sí que lo cree debido a lo interesante de este fenómeno. Se trata de una galería de cuatro arcos, en la que suele haber muchas pedidas de mano… ¿Queréis saber porqué? Tiene mucho que ver con el nombre que se le ha dado. Si te sitúas en una de las esquinas, y tu acompañante lo hace justo en la opuesta, escucharéis (sólo vosotros) todo lo que os queráis decir, simplemente debéis hablarle a la columna, y la física o la magia hará que ese susurro recorra todo el arco y llegue a oídos de vuestro compinche, a menudo un novio o novia deseando escuchar las palabras mágicas. ¿Romántico, no creéis?

No olvides lo importante que es viajar siempre asegurado, sobretodo en Estados Unidos donde los costes médicos son prohibitivos. En la imagen de más abajo puedes comprar tu Seguro de Viajes con un 5% de descuento, puedes ahorrarte mucho dinero si eres previsor.

Seguros IATI