Hemos decidido escribir este post porque antes de viajar a Canadá, no estaba entre nuestros destinos soñados… y todo por culpa de los tópicos. Nos imaginábamos un desierto blanco, pensábamos que en verano haría frío, nos daba miedo encontrarnos con un oso y no nos llamaban la atención esas ciudades de las que solo conocíamos esa torre tan alta de chiste tan malo. Pero nos equivocábamos, y además mucho… así que sólo por si acaso vosotros pensabais lo mismo, aquí os dejamos…

quebec-ferry

Las 10 razones más poderosas por las que viajar a Canadá

Atardeceres mágicos

No sabemos porqué pero en Canadá la luz es mágica. Canadá está ubicada muy al norte y creíamos que lo días serían más grises y la luz más fría, por eso nos sorprendió. Este fue el primer tópico en desenmascarar, no imagines una Canadá fría -a no ser que visites el país en invierno- imagina una Canadá con un sol grande con atardeceres de colores cálidos.

Sabemos que es difícil de explicar… así que creemos que una (o varias) imagen(es) vale más que mil palabras.

viajar a canadá

Desde el Río San Lorenzo con Montreal de fondo

atardecer-montreal-1-2

Muelles sobre lagos

Si algo nos impresionó en nuestro viaje a Canadá fue la cantidad de lagos que hay, y donde hay un lago hay un muelle. No sé a vosotros pero la imagen de un muelle -sobretodo si es de madera- adentrándose en la profundidad de un inmenso lago me transporta directamente a un lugar de ensueño. Es la pura verdad, ¡es ver un muelle y perder el oremus! Y ya no os cuento la típica casa del lago.

muelle-dos-2

Vivir la naturaleza

Todos sabemos que Canadá tiene unos paisajes abrumadores, paisajes tanto rurales como salvajes. Cuando damos esta razón no nos referimos solo a observar la belleza salvaje por la que este país es conocido, sino el hecho de tocarla y sentirla. Por eso creemos que este es uno de los mejores destinos para acampar en plena naturaleza y vivir de esta forma más plenamente nuestro mundo.

santa-ana-2

Ciudades muy chic

Las ciudades tienen acento francés, al menos las ciudades de la región de Quebec -Montreal y la ciudad que da nombre a la región- y no sólo es el idioma, es el aire, es la gastronomía, es la arquitectura… Si te gustan las ciudades europeas pero en un entorno grandioso como es el continente americano, donde las ciudades ya no están delimitadas por la falta de espacio sino que pueden respirar y acoger a ese maravilloso atardecer sobre el río San Lorenzo -que además puedes ir a ver al otro lado de la orilla-, Canadá este es tu lugar.

quebec-atardecer-2

Los propios canadienses

Los canadienses son gente -por lo general- culta, con los que se puede hablar de todo, que respetan y toleran las otras culturas por encima de la media. Los canadienses son gente sencilla que aman la naturaleza y el aire libre, podría ser una contradicción por las condiciones climatológicas tan extremas que tienen la mayor parte del año, o tal vez sea por ese motivo que aprecien mejor esos días en los que pueden salir al exterior sin vestirte con cien capas.

canadienses-2

Las Poutine

Probablemente la primera vez que te las ofrezcan te quedarás con cara de tonto, por eso te queremos explicar en qué consiste este típico plato de la gastronomía canadiense. Se trata de unas simples patatas fritas, aunque no tan simples, se les agrega queso poco curado y salsa de carne! Lo más curioso es la historia aceptada de cómo surgió el plato, parece ser que cuando Fernand Lachance creó el plato dijo “ça va faire une maudite poutine”  que traducido significa “esto será un maldito desastre”. Están muy buenas, aunque nosotros preferimos las de siempre.

poutine-2-2

Cataratas Niagara

Un espectáculo de la naturaleza, hemos tenido la suerte de haber visto unas cuantas cataratas impresionantes por el mundo, como las abrumadoras Cataratas Victoria, y las Niagara no se quedan atrás, aunque no estén declaradas por la UNESCO, situación que deberían plantearse cambiar, la verdad… Lo que no os podéis perder, bajo ningún concepto, es el cara a cara con la “Horseshoe Fall” y para ello deberéis subir al barco de Hornblower Niagara Cruises y flipar, llevaos gafas de piscina si no os queréis perder nada! jeje

niagara-2

Se pueden ver ballenas

Pero además de verdad… me explico. En la bahía Tadoussac, donde el Río San Lorenzo empieza a unirse al océano atlántico, y no se sabe hasta qué punto es río o mar, se da la circunstancia de que se crea un habitat mágico en verano para acoger a más de 15 especies de ballenas y animales como focas, por no hablar de la cantidad de aves que se pueden observar.

Se dice que este es el mejor lugar del mundo para la observación de ballenas, nosotros damos fe! Y sino mira este vídeo que grabamos desde la Zodiac donde nos apiñamos para adentrarnos en este habitat.

ballena-1-2

El cielo nocturno

Sí amigos, Canadá es un país tan vasto y con tan poca población que se puede observar uno de los mejores cielos estrellados… evidentemente tendrás que salir de las ciudades, así que es una perfecta combinación acampar y realizar esta actividad. Estudia un poco las constelaciones que se ven desde allí y juega a imaginar, desde tu tienda de campaña con la puerta medio abierta, que ves la osa mayor o la vía láctea, nosotros vimos hasta el planeta de Marte, ¡palabrita! Pero no tenemos foto 🙁

No es un país tan caro como piensas

Esta es la razón más poderosa…Empezamos por los vuelos y es que ¡nunca había sido tan barato volar hasta Canadá! Mira las ofertas aquí mismo de Skyscanner y si eres más o menos flexible en fechas no te lo pienses dos veces, en unos días publicaremos el presupuesto del viaje, y no es tan caro como imaginas, además te daremos unos cuantos trucos para ahorra mientras estés allí. Anímate! Nosotros programamos todo el viaje con tan sólo una semana de antelación, y no salió nada mal 🙂

lago-fran-2