Diario de Road Trip a Canadá, 31 de Julio de 2016 | Aquí puedes leer el día anterior: Ballenas en Tadoussac

Día 9 Road Trip Canadá: Ruta por el Fiordo de Saguenay

Hoy nos maravillamos ante un paisaje único que es más propio de los países nórdicos, aunque en cierto modo Canadá también lo es, un fiordo, concretamente uno de los más largos del mundo y el cuarto más grande, hablamos del Fiordo de Saguenay, que comprende una distancia de 100 kilómetros desde Saint Fulgence a Tadoussac. Además existe un Parque Nacional que lleva el mismo nombre y que está dentro del fiordo, y como vamos de camino haremos parada en él.

fiordo saguenay

Vídeo diario en YouTube

En este vídeo descubrimos uno de los fiordos más espectaculares de Canadá, y algún que otro animalillo más 😉

El Fiordo de Saguenay

Algunos datos curiosos de este fiordo, para que vayáis entrando en materia… Antes de nada vamos a definir qué es un fiordo, se trata de una palabra noruega cuyo significado es un antiguo valle glaciar invadido por el mar, y sí, en Noruega hay muchos, de ahí que el origen de la palabra sea de este país. Este fiordo en concreto ostenta el record de tener el flujo de agua fresca más fuerte del mundo y sus mareas alcanzan los 6 metros en su mayor altitud, además alberga un gran número de vida marina, como el tiburón de Groenlandia. Y el dato más escalofriante de todos… la temperatura del agua y los niveles de salinidad son comparables al Océano Ártico.

Esta mañana cuando hemos salido de nuestro camping nos hemos dirigido directamente al ferry para cruzar el fiordo hasta Tadoussac y seguir camino hacia Alma, el destino final de la ruta de hoy (a unos 190 Km de Tadoussac). Pero nos hemos dado cuenta que la parte más interesante del fiordo y el parque nacional están al otro lado de Tadoussac, es decir donde hemos acampado hoy, así que hemos vuelto a coger el ferry para ir por donde hemos vuelto. Desde allí hemos ido atrás (parte del trayecto que hicimos ayer) hasta San Simeone y hemos cogido la ruta 170 hacia el primer pueblo donde se aprecia bien la grandiosidad del fiordo, el pueblo de Petit-Saguenay.

camping canada

La Ruta por el Fiordo de Saguenay

Desde aquí os vamos a ir relatando paso a paso la ruta que nos han indicado en un mapa en el centro de información turística de este pueblo, y que nos ha sido muy útil.

Petit-Saguenay

En este pueblo hay dos puntos que no os podéis perder cuando hagáis esta ruta por el fiordo de Saguenay.

Mirador Fiordo

Debéis seguir una carretera secundaria una vez pasado el centro de información turística, cuyo nombre es Du Quai para llegar al final de esta carretera (4 km) a un mirador a pie del fiordo. Es bastante popular aunque hay bastantes plazas para poder aparcar sin dificultad. Desde aquí contemplaréis una vista a pie del fiordo a ambos lados, hacia el estuario del Río San Lorenzo y hacia el Lago Saint Jean que es donde nosotros terminaremos esta ruta, y donde el fiordo termina de llamarse así ya que muere en este lago.

Mapa Petit Saguenay

Sendero de los salmones

En este mismo pueblo y volviendo sobre vuestros pasos, dejaréis el centro de información turística al otro lado de la carretera para coger un pequeño camino “Eugene Morin” que os llevará a una especie de camping “Riviere Petit-Saguenay” pero que es de entrada libre para los peatones. Podéis dejar el coche aparcado en la entrada y seguir un pequeño sendero a pie que discurre al lado del río del mismo nombre que os hemos avanzado.

sendero de los salmones petit saguenay

Los paisajes son espectaculares y el sendero es sólo de 3 km ida y vuelta, se hace muy fácil e incluso hay miradores de vez en cuando. Son paisajes de cuento, la típica estampa canadiense, sobretodo si encontráis a gente pescando salmón con mosca. Parece ser que es una actividad muy popular en este río o zona, ya que abundan los salmones, aunque no tuvimos la suerte de avistar ninguno ni tampoco a ningún oso intentando pescarlos.

Rio Petit Saguenay

L’Ainse-Saint-Jean

Este es el segundo punto de parada cuasi obligatoria si somos amantes de los paisajes. En este caso deberemos entrar ya en lo que es el Parque Nacional de Saguenay, cuya entrada por persona es de 8,50 CAN$ (entrada válida durante todo el día y para entrar también desde otros accesos al Parque). Además vamos a tener un bonus track en esta ruta que nada tiene que ver con el fiordo pero que, al menos a nosotros, nos ha entusiasmado.

Pont Couvert

Al más puro estilo americano, y sí, de esas películas tan cliché de mediados del S. XX en el medio oeste, o incluso de películas como Los Puentes de Madison. Estos puentes tienen algo mágico que te hacen creer que cruzarlo te transportará no sólo a otro lugar sino a otra época, a una pasada. Es un puente de madera, en el que se puede pasar con el coche, aunque también hay un pequeño aparcamiento justo antes de cruzarlo por si antes lo quieres probar a pie, cosa que por supuesto hemos hecho. Déjate llevar al pasado y juega con los rayos de sol que se filtran por sus vigas de madera.

Puente cubierto por dentro

Para llegar a este puente, que está de camino al segundo punto del que te vamos a hablar a continuación, sólo debes seguir la calle Saint-Jean-Baptiste.

puente cubierto canada

Belvedere de l’Anse de Tabatiere

Así es como se le llama a este mirador que se encuentra a tan sólo 100 metros del acceso al parque nacional en el sector de La Baie-Éternité pero por centro de registro de Anse Tabatiere. Os contamos que las vistas son impresionantes, en esta ocasión las vistas son desde la cima del fiordo, con lo cual es muy distinta a la vista anterior. Aquí deberás pagar ya por la entrada al parque (el precio lo hemos comentado antes). En este punto, y si sois precavidos y os habéis traído la comida, existen puestos para tomar tu picnic con una bonita panorámica. Aunque hay mesas de picnic en toda la zona.

anse tabatiere

Riviere Éternité

Este es uno de los accesos principales al parque nacional de Saguenay, está a unos 30 km de Petit-Saguenay, el primer punto de la ruta. Seguimos en la carretera 170 y en seguida encontraremos carteles con las indicaciones, no tiene pérdida si sabéis lo que buscáis. Eso sí, aprenderéis francés a marchas forzadas.

Qué hacer en el Parque Nacional Saguenay

Respecto a qué hacer en el Parque Nacional Saguenay, la respuesta es infinidad de cosas. Nosotros no teníamos demasiado tiempo porque hemos perdido casi una hora en decidir la ruta, pero si vosotros seguís nuestras indicaciones quizás lleguéis antes de la hora de comer al parque, es lo ideal. En nuestro caso hemos realizado uno de los muchos senderos que hay, en el centro de visitantes te entregarán un folleto con todas las posibilidades que tienes, la duración y dificultad de los senderos, por donde se comienzan los mismos… y con su respectivo mapa.

puerco espin

Además de senderismo, puedes realizar otras actividades como Via Ferrata, kayak o canoa, camping o pesca si eso es lo tuyo. Ahora os vamos a contar lo que nosotros vimos… no fueron osos no, pero sí que, durante nuestro trekking, ¡vimos dos puercos espines! Nunca habíamos visto a este animal y menos en libertad, así que imaginad nuestra cara al descubrir que ese ruido era el de un animal tan extraordinario para nosotros. Una experiencia inolvidable porque además íbamos solos.

Dónde dormir

Nosotros terminamos la ruta en la localidad de Alma, a 150 km del comienzo de nuestra ruta de hoy por el fiordo de Saguenay en Petit-Saguenay. El motivo no es otro que el día siguiente lo dedicaremos el lago Saint Jean, y el pueblo que nos iba mejor para comenzar directamente la ruta de mañana era este, pero otra opción es dormir en un camping dentro del Parque Nacional Saguenay si vuestra intención es pasar más tiempo en él, que nos parece una magnífica idea, aunque en nuestro itinerario no hay cabida a tanta improvisación seguida.

Reflexión del día

La idea planteada sobre el papel no era pasar todo el día en este área, ni mucho menos en el fiordo, pero los cambios de planes cada vez nos gustan más porque nos descubren que la improvisación a veces te regala momentos que no esperabas y que se quedarán siempre contigo. Cierto es que a veces te penaliza, pero quién no arriesga…. no gana.

Aquí puedes leer la entrada siguiente: Ruta por el lago Saint Jean