Diario de Road Trip a Canadá, 28 y 29 de Julio de 2016

Días 6 y 7 Road Trip Canadá: Qué ver en Quebec y alrededores

Pasamos dos días con base en la ciudad de Quebec, un día completo lo dedicamos a visitar los puntos más destacados de la ciudad, mientras que el segundo día nos movemos en coche para descubrir varios lugares muy interesantes que están en la periferia de Quebec, como las cataratas Montmorency, la Ile d’Orleans o el cañón Santa Ana.

IMG_0172

Vídeo diario en YouTube

En este vídeo os enseñamos la ciudad de Québec y la increíble naturaleza alrededor de la ciudad, las cataratas Montmorency y el Cañón de Santa Ana.

Día 6: Qué ver en Quebec ciudad

Lo primero que tenéis que saber es que Quebec es una de esas ciudades bonitas, desde luego con mucha más personalidad que Toronto, con un aire más antiguo y tradicional. Al pasear por las calles del  denominado viejo Quebec y designado por la UNESCO Joya del Patrimonio Mundial, no tienes la impresión de haber dejado Europa, y más concretamente Francia; quizás sea por el idioma o por el estilo arquitectónico, la estructura de las calles, aunque podría perfectamente ser por la influencia de la cultura francesa aquí, desde luego muy arraigada, incluso la cocina es similar, una fusión francoamericana.

IMG_0195

Observatorio Capital

Para entrar en materia, el primer lugar al que os recomendamos ir es al Observatorio de la Capital, un edificio desde cuyo piso 31 (el más alto, a 221 metros de altura) obtendréis una vista completa, en 360 grados, de la ciudad. El Río San Lorenzo a un lado, y las vistas más impresionantes de Quebec. Además de las vistas tienen una especie de exposición con datos de la historia de Quebec e incluso algún dato curiosos, como que su puente más emblemático, el Puente de Quebec, mide lo que tres veces la Torre Eiffel.

IMG_9988

Llanuras de Abraham

Para los más amantes de la historia este será un lugar de obligada parada, ya que es el escenario de la famosa batalla de Wolfe a Montcalm en 1759, además de ser ahora el gran parque de la ciudad. Además del parque en el que también se pueden realizar actividades como picnic, caminatas o rutas en bicicleta, podéis entrar en el museo de mismo nombre y que se encuentra ubicado a la entrada del parque, en el que os darán alguna pincelada sobre la importancia de esta batalla.

La Ciudadela de Quebec

Es actualmente una base militar, aparte de museo en el que están explicados en una exposición todos los conflictos bélicos en los que Canadá ha tenido participación. Sorprende la cantidad de ellos, ya que Canadá, al menos para nosotros, tenía fama de ser más pacifista que bélico, pero se parece mucho a su vecino, en este aspecto también. Igual también sorprende que a la entrada de la ciudadela encuentres a dos guardias vestidos como los famosos guardias del Palacio de Buckingham de Londres, la foto no podía faltar, por supuesto.

IMG_0087

Terraza Dufferin

Desde aquí se obtienen unas increíbles vistas de Levis, el otro lado de Quebec, además de tener la impresión de haber viajado en el tiempo, a principios del S. XX por el estilo arquitectónico y el ambiente que se crea en la calle. Un lugar mágico, sin duda, desde donde además puedes coger el Funicular para seguir viajando en el tiempo, hasta el Barrio Petite Champlain, del que os hablaremos ahora mismo.

Barrio Petite Champlain

Este barrio dice orgulloso que es el más antiguo de América del Norte, no sabemos si es del todo cierto, aunque al pasear por él, se accede desde la Terraza Dufferin en Funicular (2,50 CAND$ por persona), podemos tener la sensación de que así es. Sin duda, uno de los lugares más bonitos de la ciudad, con sus numerosas plazas, iglesias, y también una zona comercial bien vistosa.

barrio petite

Colina Parlamentaria

Justo antes de cruzar la muralla, es decir en la zona más moderna de la ciudad pero a un paso del viejo Quebec, encontramos la Colina Parlamentaria, con unos jardines maravillosos y frente al Edificio del Parlamento que es sede de la Asamblea Nacional. Se puede dar un bonito paseo por entre las fuentes y esculturas que pueblan esta colina.

Vista del Skyline de Quebec

Si coges el ferry hasta el otro lado del Río San Lorenzo, llegarás a Levis, y aunque carece de interés turístico, sí que ofrece una vista panorámica espectacular de la ciudad de Quebec y su skyline. Cada trayecto en ferry (5 minutos de trayecto entre lado y lado) cuesta 3,55 CAN$, pero merece la pena, sobretodo al caer la tarde y ver esconderse el sol tras la silueta de la ciudad fortificada más antigua de América del Norte después de México.

FullSizeRender

Día 7: Qué ver en las afueras de Quebec

Como os hemos avanzado, el segundo día lo dedicamos a visitar los puntos más destacados de Quebec que se encuentran a una distancia lo suficientemente prudencial como para hacer la excursión de un día y volver a dormir en Quebec.

Isla de Orleans

Aquí llegamos por casualidad, porque el amable empleado del hotel Chateau Laurier nos recomendó acercarnos. Esta es una visita en el tiempo, al Quebec rural del siglo XX. Granjas y artesanía tradicional, pequeños pueblos que aun son productores de frutas y verduras que venden en puestos a pie de la carretera que atraviesa la isla, y que el olor que desprenden te hacen parar para al menos sacarles una foto a esos productos que tan buena pinta tienen.

IMG_0119

Aunque también hay varias rutas que la gente suele hacer, como la ruta del vino, hay una gran cantidad de viñedos y productores locales del vino de la región. Nosotros paramos en Cassis Monna e Files donde tienen una gran cantidad de productos elaborados a partir del arándano, entre ellos unos cuantos vinos que puedes probar en una cata por 2,50 CAN$.

Cataratas Montmorency

Este es un must de Quebec, estas cataratas son 30 metros más altas que las del Niagara, aunque desde luego no tan conocidas, dentro de unos días podremos comparar. Por el momento comentaros que la entrada en sí es gratuita, no así el parking para tu vehículo, el precio es de 12 CAN$, aunque hay dos maneras más económicas de aparcar tu coche. 

IMG_0159

Hay un aparcamiento justo en frente que te cobra 5 CAN$ en lugar de 12, o si tienes suerte puedes aparcar en la calle mismo gratis si estacionas menos de 90 minutos y si encuentras sitio claro. Una vez dentro encontrarás una pasarela de madera que te llevará hasta un puente suspendido en lo alto de la catarata, pero la mejor vista la obtendrás desde uno de los miradores laterales, o bajando hasta el pie de la cascada, aunque luego deberás volver a subir a pie (hay una plataforma con una serie de escaleras) o bien utilizando el teleférico (aunque este no es gratuito).

Cañón Santa Ana

Un lugar absolutamente sorpresivo, al menos eso nos pareció a nosotros. Cuando llegas comienzas a recorrer un sendero y en seguida encontrarás un puente sobre la cascada de Ste. Anne, a partir de ahí solo tienes que seguir el circuito para ver la catarata desde distintos puntos de vista. La explicación de todo el lugar se hace a modo de cuento en cada mirador o puente. También puedes realizar varias actividades como Via Ferrata o Tirolina. La entrada al cañón es de 13,50 CAN$.

Canyon Santa Ana

Dónde dormir en Quebec

Nososotros nos alojamos en el Hotel Chateau Laurier, no sólo fue un gran acierto por la ubicación, justo frente a la Colina Parlamentaria, la entrada del viejo Quebec, sino por la calidad de las habitaciones y de la amabilidad del personal; a destacar el amable personal de información turística que diseñó para nosotros el itinerario que os hemos comentado para los dos días y que gracias a él, sin planificación ninguna que llevábamos, nos dio tiempo de conocer lo más destacado tanto de la ciudad de Quebec como de los alrededores. Además hay un dispensador de vino, hay varios vinos de distintas denominaciones, (previa compra de una tarjeta de prepago) que hará las delicias de los amantes de este líquido.

hotel chateau laurier

Cómo moverse por Quebec 

A pie. Por la ciudad de Quebec puedes moverte un rato a pie y otro andando, como el amigo San Fernando. El viejo Quebec es relativamente pequeño y no necesitas más que paciencia y tiempo para llegar a las localizaciones más destacadas, a parte de coger el Funicular y el Ferry que os hemos comentado todo está a una distancia muy agradable caminando.

Sin embargo, a las afueras es mejor que vayas en coche, en caso de que lo hayas alquilado como nosotros, o en transporte público en su defecto. Sabemos positivamente que a las Cataratas Montmorency llega un autobús.

Dónde cenar en Quebec

Asumimos que haréis una comida rápida, puesto que hay mucho que ver y no se puede “perder” el tiempo en estos asuntos. Sin embargo, a la hora de cenar os podéis permitir dedicarle más tiempo a este menester. Dejando de lado las cadenas de comida rápida o la comida comprada en el supermercado, os recomendamos que probéis este lugar “La Parmesan” un restaurante italo francés muy curioso, mucho. Parece recién entrado en los años 80, pero te lo pasarás bien porque hay una especie de espectáculo y, además, es de los más asequibles que encontramos en la calle principal, la que lleva a la Terraza Dufferin. En el momento en que nosotros fuimos, servían un menu de 19,50 CAN$ en el que incluían la sopa del día o un paté, más un entrante principal (Pasta) más el postre (con una gran variedad donde elegir) y el café.

IMG_0186

Reflexión del día

Quebec es la ciudad, hasta el momento, que más destaca de esta parte este de Canadá. Es quizás más similar al estilo europeo al que estamos acostumbrados, aunque no nos engañemos, las ciudades europeas son más “bonitas” quizás por la historia que cuentan sus paredes. Dado que a nosotros las ciudades cada vez nos gustan menos, queremos subrayar que Quebec es una de las ciudades más bonitas que hemos visitado. Si añades los atractivos que tiene en las afueras, se convierte en un destino casi perfecto.

Y recuerda que sólo por ser lector de nuestro Blog tienes un 5% de descuento en tu seguro de viajes con IATI Seguros, click aquí para conseguir tu descuento 🙂

Seguro IATI descuento 5%