¿Qué hacer en Buenos Aires?

Buenos Aires es una ciudad que a un europeo, sobretodo del sur, le hace pensar que no ha cruzado el charco. Evidentemente esto es debido a la cantidad de españoles e italianos de la que los actuales porteños descienden. Pero ¿qué hacer en Buenos Aires -la ciudad más grande de Argentina-, que no sea posible hacer en cualquier otra ciudad del mundo?

Algunas de las cosas que a continuación os contamos no las hemos llegado a realizar, por tiempo y/o dinero, pero bien asesorados por nativos con los que tuvimos la suerte de compartir muy buenos momentos, os dejamos un listado de las 10 planes para hacer en Buenos Aires.

1. Dar unas clases de Tango

El baile porteño por excelencia, aunque se antoja muy complicado poder llegar a dominar este sensual baile dedicándole años a su aprendizaje, hacerlo durante unas horas de tu vida puede ser divertido, y si además lo haces en la cuna de esta danza se convierte en un lujo a un coste no demasiado elevado, por ello esta es una de las experiencias que te proponemos para hacer en la capital argentina, anímate y da unas clases de Tango. Hay muchas academias por todo Buenos Aires que te permitirán sentirte milonguero durante un breve período de tiempo. Con una gran horquilla de precios, por 15-20$ puedes practicar de dos a tres horas.

2. Pasear por el Cementerio de Recoleta

Este emblemático cementerio, que se encuentra en el barrio que le da nombre, es un lugar emblemático por el que pasear y ver las lápidas y mausoleos de destacados personajes de la historia de Argentina, tales como Eva Perón, Carlos Saavedra Lamas o Victoria Ocampo. Damos fe de que es extremadamente complicado, al menos para dos personas como nosotros incapaces de descifrar un mapa, encontrar el lugar que buscas en este laberíntico espacio. Por ello, si cuentas con la compañía de locales la experiencia será mucho mejor, aunque también hay tours guiados gratis cada día.

3. Ver un partido de fútbol

Con un poco enterado que estés del “deporte rey”, seguro que te suenan equipos como Boca Juniors o River Plate, dos de los más conocidos clubes del mundo, pero hay otros cuatro o cinco equipos en la capital argentina a los que seguramente sea más barato asistir a uno de sus partidos y creemos que la experiencia, la pasión y el fervor con que se vive -que es lo que se busca- será bastante similar (que no se enojen los seguidores de Boca y River 😀

4. Comer las delicias que ofrece esta ciudad

Ya sean alfajores, empanadas, facturas, carne, pizza,… todo sabe espectacular y si no te lo crees pregúntaselo a ellos, verás cómo son las mejores que puedes comer… si no nos crees, aquí os dejamos una conversación real con una lugareña.

– ¿Probaron las facturas?

– No, ¿qué es eso?

– Son como los croissants o media lunas que hacen en Francia, pero aquí las hacemos mejores.

– Lo probaremos, pero queríamos probar la pizza que dicen que aquí están muy buenas.

– Rebuenas!! Mejores que en Italia. Pero lo que no te podés perder es la carne, entraña, asado de tira, entrecot,… nunca probarán nada igual.

– Eso sí es verdad, ¿y no habéis probado de mejorar la tortilla española?

– Sos un boludo! Porque no probaste la de mi mamá! hahaha

Pizza Argentina

5. El Buenos Aires más moderno

Darte una vuelta por Puerto Madero te acerca a la cara más moderna de la capital porteña, un paseo “marítimo” lleno de restaurantes modernos, terrazas, cafés, hoteles lujosos y alguna universidad. Aquí también se encuentra el puente diseñado por el español Santiago Calatraba, el Puente de la Mujer. Si tienes suerte y el sol se deja ver pasarás una mañana muy agradable.

6. Buenos Aires de noche

Aunque nosotros no pudimos disfrutar de esta actividad debido a que acabábamos de aterrizar de nuestro largo vuelo desde Barcelona, y además estábamos en casa de unos Couch que estaban embarazados de 7 meses y no era plan de molestarlos demasiado, nos comentaron que la noche en Buenos Aires se llena de vida, discotecas, bares, espectáculos, teatros… Y todo ello con la pomposidad porteña. Una experiencia que, sin duda, nos ha quedado pendiente para nuestra próxima visita.

7. Preparar Mate

Preparar un buen mate, la bebida nacional, (evidentemente asesorados por un argentino) y compartirlo con amigos mientras descansas en un parque, no tiene precio. Y es que esta bebida, amarga en un principio, pero sabrosa cuando le coges el gusto, es una excusa perfecta para compartir y charlar de temas banales y transcendentales. Todo un acierto si lo que te gusta es la dolce vita.

Tomando Mate en Plaza de Francia, Buenos Aires

8. Museos

Si eres del tipo de viajero muy interesado en la cultura y los museos, en Buenos Aires vas a satisfacer tus ansias. Visitamos algunos de ellos, pero hay museos para aburrir, el Museo de Eva Perón, Museo del Automóvil, Museo de Bellas Artes, incluso museos de los equipos de fútbol… casi un sinfín de museos que pueden hacer que pases un día de lo más cansado visitando estos santuarios de la cultura.

9. Ruta de Iglesias

Desde que Pedro de Mendoza llegó al Rio de la Plata allá por el siglo XVI y comenzó a propagar la fe cristiana, Buenos Aires se convirtió en un lugar ideal para visitar estos lugares de culto de la religión católica. Iglesias y catedrales como la Iglesia de San Patricio, la Basílica de San Francisco, la Catedral Metropolitana,… además qué mejor momento para hacer una inmersión en el cristianismo que ahora? cuando el máximo dirigente de esta fe es Argentino.

10. Mar del Plata

Nuestra última propuesta nos lleva fuera de la urbe, a unos 400km de distancia. Aunque parezca una barbaridad para nosotros, en Argentina esta distancia es irrisoria, tened en cuenta que, por ejemplo, desde la capital al fin del mundo (Ushuaia) hay más de 3.000km, casi casi como viajar de Barcelona a Moscú :$ Pero ¿por qué Mar del Plata? Seguramente para nosotros, que somos eminentemente mediterráneos, sea una forma de entender la vida y es que nos hemos dado cuenta que nos tira mucho más de lo que nos pensábamos el mar, y a este lugar se viene a eso, a disfrutar del mar. Cierto es que no es el estilo de playa que más nos gusta, es decir, un estilo Benidorm, pero hay que conocer el mundo… y aprovechar para disfrutar del retiro de verano porteño, siempre y cuando tengáis un par de días libres.

Hasta aquí nuestra selección de los 10 planes únicos que hacer en Buenos Aires. Esta lista es muy subjetiva, y cada uno la podría reescribir dependiendo de sus experiencias y gustos. Además, Buenos Aires, al ser una gran ciudad, tiene mucha oferta lúdica, así que si tenéis otras propuestas estaremos encantados de tomar nota para nuestro próximo paso por la tierra de los Gauchos. No os cortéis y dejadnos vuestros comentarios.